David Rivera: Estafador, sinvergüenza… ¿espía?

MIAMI. David Rivera está de vuelta en las noticias, lo que significa que está en problemas nuevamente.

La jueza del Tribunal de Distrito de EE.UU. Marcia Cooke determinó que Rivera violó las leyes de financiamiento de campañas al “hacer contribuciones en nombre de otra” persona cuando canalizó en secreto más de $75,000 en donaciones de campaña a Justin Sternad, un candidato fantasma que se presentó contra Joe García en 2012. A Rivera se le ordenó pagar una multa civil de $456,000 al gobierno de los Estados Unidos. También debe cubrir $ 927 en costos judiciales por no presentarse repetidamente a las declaraciones en el caso de la Comisión Federal de Elecciones.

A ver si paga… El juez Cooke dijo específicamente que Rivera tiene el dinero para pagar la multa. No dudo que tengo acceso al dinero, es que durante años Rivera ha infringido la ley y otros terminan en la cárcel.

Una vez llamé a Rivera cucaracha: las plagas viscosas y resbaladizas que pisas pensando que las has matado solo para verlas salir corriendo minutos después. Otros se han referido a él como un gato con más de nueve vidas. Pero yo argumento que los gatos son excelentes mascotas y compañeros para muchos y son criaturas hermosas. Así que me niego a insultar al mundo de los gatos de esa manera.

Durante demasiados años, Rivera se ha comportado como un mafioso, se ha salido con la suya y todavía no sabemos para quién trabaja.

Aquí ofrezco un pensamiento

Cualquiera que haya leído suficiente historia estadounidense después de la Segunda Guerra Mundial reconocerá que las agencias encubiertas de EE. UU., como la CIA, tienen un historial de operaciones encubiertas chapuceras al contratar con demasiada frecuencia a gánsteres ineptos para hacer el trabajo sucio.

Menciono esto porque cuando informó sobre su empleo mientras estaba en la legislatura de Florida, Rivera escribió que trabajaba para USAID, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, que ews la agencia responsable de administrar la ayuda exterior civil y la asistencia para el desarrollo. En ocasiones, como fue el caso de Alan Gross, un contratista de USAID que fue arrestado en Cuba mientras trabajaba en un programa financiado bajo la Ley Helms-Burton de 1996 (que pide explícitamente el derrocamiento del gobierno cubano), esta Agencia ha sido infiltrada por agentes turbios de lugares desconocidos en el gobierno de los EE.UU; cuyo papel es derrocar gobiernos en el extranjero.

Curiosamente, cuando se le preguntó a la USAID, esta dijo que Rivera nunca trabajó para ellos, convirtiendo la historia de David Rivera en material de novelas y películas de espías. ¿Quién puede olvidar las escenas en Misión Imposible donde se advierte al agente: “(Solo por diversión, pongamos el nombre de David aquí), si decide aceptar esta misión… Como siempre, si usted o alguno de sus IM Force son atrapados o muerto, el Secretario negará cualquier conocimiento de sus acciones. Esta cinta/disco se autodestruirá en cinco a 10 segundos. Buena suerte.”

Después de la “buena suerte”, vemos que la máquina de cintas se disuelve en humo.

Menciono todo esto porque después de un cuarto de siglo de esquemas de Rivera cargados de corrupción, cortinas de humo y propuestas legislativas inconstitucionales en Tallahassee y Washington, DC, que han costado millones a los contribuyentes, Rivera todavía anda dando vueltas como si no fuera su culpa. Mientras tanto, en 2020, el mismo Rivera que se golpea el pecho y dice ser el anticomunista mayor de Miami y que odia los gobiernos actuales de Cuba, Venezuela y Nicaragua obtuvo un contrato de $ 50 millones en 2017 del gobierno venezolano en un esfuerzo por “prevenir las sanciones de Estados Unidos contra el régimen socialista de Maduro”. Los informes indican que en realidad se embolsó $ 15 millones de ese dinero y que los venezolanos que lo contrataron (que deben ser tontos como una caja de piedras) lo persiguen en los tribunales por no cumplir con sus compromisos.

La conversación

Me recordó una conversación que tuve con un amigo muy cercano de Rivera, allá por 2005 o 2006, cuando él todavía estaba en Tallahassee y trataba de causar estragos entre los viajeros de Cuba. Este hombre me dijo que “David fácilmente podría convertirse en fidelista si hubiera suficiente dinero involucrado…” En ese momento estábamos presionando al gobernador Charlie Crist (quien nos ignoró) sobre la ley inconstitucional de Rivera (luego anulada por los tribunales). Hasta el día de hoy, todavía me pregunto si el cabildero antes mencionado nos estaba diciendo que la solución estaba en una gran recompensa… Cabe señalar que ese amigo de David luego hizo grandes negocios con Cuba, todo perfectamente legal.

El hecho es que David Rivera corre libre mientras otros han ido a la cárcel mientras hacían su trabajo sucio. Y me sorprende cómo el gobierno federal, las agencias estatales y nuestro propio fiscal estatal de Miami-Dade siempre han encontrado una manera de mirar hacia otro lado con David por sus travesuras corruptas y corruptoras. Siempre he reaccionado con una mano en la barbilla, mirando al cielo con los ojos entrecerrados mientras dejo escapar un “¡hmmmm!”

La prueba está en el pudín

Rápidamente fui a buscar ejemplos del vandalismo de Rivera a lo largo de los años. Estos son solo algunos ejemplos:

 

  • Hace aproximadamente una década, Associated Press informó que Rivera, durante los ocho años que pasó en la legislatura estatal, se entregó más de $160,000 en reembolsos de campaña, $60,000 sin ninguna explicación.

 

  • En 2011, el Miami Herald descubrió la relación de Rivera con la consultora política Esther Nuhfer, quien supuestamente había recibido más de $800,000 de las campañas de Rivera desde 2006, y que recibió $250,000 de la candidatura abortada de Rivera al Senado estatal en 2010.

 

  • En 2011, Ciudadanos por la Responsabilidad y la Ética en Washington (CREW) nombró a Rivera como uno de los miembros del Congreso más corruptos. “Es casi difícil encontrar una agencia de aplicación de la ley que no esté investigando al representante Rivera”, dijo la directora ejecutiva de CREW, Melanie Sloan, en ese momento.

 

  • Luego está el caso de Millennium Marketing Inc. Fundada en 2000 por la madre del representante Rivera quien afirmó haber estado empleado allí desde 2002-2005. Se cerró misteriosamente y reapareció en 2006 (esta vez con la madrina de David a cargo de Millennium) cuando los votantes estaban a punto de considerar una medida electoral sobre las máquinas tragamonedas. Los abogados del canódromo Flagler Dog Track de Miami (ahora Magic City Casino) dijeron que el representante estatal Rivera se acercó a ellos para administrar la campaña de tragamonedas profesionales y les pidió que se hicieran los pagos a Millennium Marketing Inc., recientemente reorganizada. El contrato exigía que se pagara más de un millón de dólares a Millennium, dinero que el representante Rivera informó no haber recibido como ingreso. Tanto el FBI como el IRS investigaron. Rivera había recibido $132,000 en préstamos personales de Millennium Marketing que no reveló.

 

  • De 2004 a 2010, los medios de comunicación llamaron a David Rivera el legislador más agradecido de la Legislatura de Florida. El buena gente David gastó casi $243,000 en donaciones de campaña en el acápite de “agradecimientos”, lo que representó casi una cuarta parte de todo el dinero dedicado a este acápite en Florida por los políticos durante ese período, según un análisis del Miami Herald.

 

  • También en 2011, el Departamento de Cumplimiento de la Ley de Florida quería acusar a Rivera con 52 cargos de robo, lavado de dinero y extorsión por su presunto uso indebido del dinero de la campaña. Pero los fiscales estatales dijeron que los presuntos delitos eran demasiado antiguos o demasiado difíciles de enjuiciar. Otro ejemplo de las muchas vidas de cucarachas Rivera…

 

  • Luego está el caso de Ana Alliegro. Fue acusada de ayudar a desviar ilegalmente alrededor de $ 82,000 en dinero de campaña falsamente informado a la cuenta electoral de un candidato fantasma, Justin Lamar Sternad, al que he mencionado anteriormente. Tanto Sternad como Alliegro cumplieron condena. Todo fue orquestado por Rivera, pero él fue el único que salió

 

  • Antes de cumplir su condena en una prisión estadounidense, Alliegro huyó del país y se escondió en Nicaragua. Según todos los informes, Rivera la visitaba con frecuencia. Un informe del Miami Herald descubrió registros que mostraban que Rivera cruzaba a Nicaragua desde Costa Rica, en una ocasión con Alliegro, con 26 segundos de diferencia. ¿Por qué no viajó en vuelos directos de Miami a Nicaragua?

 

La lista es mucho más larga. Y no hay duda de que Rivera es un estafador, un sinvergüenza y, bueno, no voy a referirme a su madre, ella ha fallecido…

Pero lo que nunca entenderé es cómo este hombre se ha salido con la suya a lo largo de los años y todavía camina por las calles de Miami como un héroe de la comunidad cubana de extrema derecha. ¿Cómo? Se remonta al ejemplo de Misión Imposible que cité anteriormente: “David, si eliges aceptar esta misión… todo lo que se interponga en su camino será perdonado”.

La pregunta final entonces es: ¿Cuál es la misión de David Rivera?

Progreso Semanal/ Weekly autoriza la reproducción total o parcial de los artículos de nuestros periodistas siempre y cuando se identifique la fuente original y el autor.

Síganos en Facebook, en Twitter @ProgresoHabana y en Telegram.

Si tiene alguna sugerencia, historia o dato que quisiera compartir con nuestro equipo, puede escribirnos a progresohabana@gmail.com

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More