Mangos de El Caney a la mesa del olvido

Basta poseer un nivel de memoria de medio hacia abajo para percatarse de que en cada temporada (o casi todas para no ser absolutos), es el mismo problema con los mangos en Santiago de Cuba: se pudren en las cajas y las masas de cerdo en esa zona ya deben tener un sabor a la variedad bizcochuelo.

Lázaro Expósito, número uno del partido comunista en esa la segunda ciudad más importante de la isla, lo sabe y le duele porque es un hombre entregado las 24 horas del día al bienestar de la ciudad.

Por ello, al igual que el Presidente de la República en su momento, ha dicho que urgen otras opciones de comercialización con el objetivo de que la fruta llegue sin contratiempos a la mesa de los santiagueros y no depender de la ineficiencia demostrada por largo tiempo por la insumergible empresa estatal denominada Acopio.

Tal panorama crítico no ha sido dado a conocer por opositores o adversarios, sino por el propio diario provincial Sierra Maestra.

Se escribe rápido, pero se trata de salvar ocho mil cajas de mango.

Progreso Semanal/ Weekly autoriza la reproducción total o parcial de los artículos de nuestros periodistas siempre y cuando se identifique la fuente original y el autor.

Síganos en Facebook, en Twitter @ProgresoHabana y en Telegram.

Si tiene alguna sugerencia, historia o dato que quisiera compartir con nuestro equipo, puede escribirnos a progresohabana@gmail.com

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More