Personalidades en Alemania piden fin del bloqueo a Cuba

LA HABANA. Decenas de intelectuales alemanes piden a su gobierno el fin del bloque estadounidense contra Cuba y la continuidad de la cooperación para el desarrollo con la isla del Caribe. Entre los firmantes de la petición se encuentran el director de teatro Andreas Baesler, el cineasta Hans-Peter Weymar, la germanista Ulrike Dorfmüller, el mediador cultural Michael Thoss, el historiador Rainer Schultz, la antropóloga Katrin Hansing y los escritores Thomas Brussig, Robert Menasse y Peter Schneider.

La petición que han lanzado al gobierno de Alemania reza, según la prensa local, “¡Ayudemos al pueblo cubano, del mismo modo en que sus médicos y científicos ayudan al mundo!”. Llaman que el gobierno de ese paísno corte los fondos de la cooperación internacional con Cuba y a que trabaje activamente para poner fin a la política del bloqueo, la cual califican de ilegal.

En el texto, los impulsores señalan que son decenas los equipos de médicos cubanos que apoyan a distintos países en la lucha contra el Coronavirus, que los medios de comunicación internacionales elogian el éxito del país contra la pandemia y que hasta se ha propuesto a la brigada médica cubana al Nobel de la Paz, al tiempo que el gobierno de Donald Trump endurece aún más las sanciones con la Isla, contrario “al derecho internacional”.

Son cada vez más los gestos aparentemente simbólicos de Estados, instituciones y ciudadanos de todo el mundo que abogan por el cese de estas sansiones. Hace tres meses una solicitud similar, pero de cubanos residentes en Estados Unidos pidió directamente a Donald Trump el levantamiento de las restricciones contra Cuba, “mientras dure el Coronavirus”. También ha abogado por esto el Secretario General de la ONU, António Gutiérrez; la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet; el Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y vicepresidente de la Comisión Europea, Josep Borrell; el presidente argentino, Alberto Fernández; el papa Francisco, una comisión de expertos del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, asociaciones eclesiásticas de Estados Unidos, así como senadores y congresistas de los dos grandes partidos de ese país.

Sobre el posible fin de la cooperación para el desarrollo, ha dicho Andreas Baesler, firmante, que se trata de “un escándalo”. Y declaró al diario Deutsche Welle: “No somos tan ingenuos como para creer que podemos cambiarlo todo con una petición, pero (…) la cooperación para el desarrollo no es una recompensa por comportarse según los deseos de otros país más rico, sino una compensación solidaria de la desigualdad económica en el mundo”.

Progreso Semanal/ Weekly autoriza la reproducción total o parcial de los artículos de nuestros periodistas siempre y cuando se identifique la fuente original y el autor. 

Síganos en Facebook, en Twitter @ProgresoHabana y en Telegram.

Si tiene alguna sugerencia, historia o dato que quisiera compartir con nuestro equipo, puede escribirnos a progresohabana@gmail.com

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More