¿Está Cuba más cerca de una Ley de protección animal?

LA HABANA. La creación de un refugio para el rescate y cuidado de perros callejeros en la central ciudad de Trinidad supone un nuevo esfuerzo de animalistas cubanos, cuando en la capital sucede un intercambio sin precedentes que pudiera impulsar la esperada ley de protección animal.

El 19 de noviembre, activistas informaron a través de las redes sociales sobre la puesta en marcha del Proyecto Manos&Corazón.

Con sede en Trinidad, la iniciativa ciudadana y con fondos colectivos se enfoca a rescatar perros callejeros, trasladarlos a lugares seguros, atenderlos y rehabilitarlos en su totalidad para darlos en adopción, según indica su página de Facebook.

“Estamos haciendo todo lo posible por rescatar y rehabilitar los perros con mayor riesgo de morir por enfermedades y desnutrición. Contamos actualmente con 19 inquilinos”, explican las y los organizadores de esta experiencia pionera en esa ciudad patrimonial.

La noticia trasciende pocos días después de que autoridades mostraran fragmentos de las disposiciones jurídicas que elaboran sobre la protección animal en Cuba, en una reunión con animalistas que realizaron una protesta pacífica, el 11 de noviembre, frente al estatal Centro de Observación Canina de La Habana.

¿Ley a la vista?

La activista Valia Rodríguez explicó, el 15 de noviembre, en un post de su cuenta de Facebook haber visto “un resumen del anteproyecto de Ley de Bienestar Animal que ya está terminado y esperando la evaluación del departamento Jurídico del Ministerio de la Agricultura”.

Ocurrió durante una reunión efectuada ese día entre defensores de los animales con integrantes de la Dirección Nacional de Bienestar Animal (ramo agrícola) y la Dirección Nacional de Epidemiología y Enfermedades Transmisibles (Ministerio de Salud Pública).

Incluso una nota de la cartera agrícola confirmó que trabaja en disposiciones jurídicas por el bienestar animal. También artículos en la prensa oficial abordaron algunos elementos relacionados con la ausencia de una ley de protección animal en la isla caribeña y reconocieron el problema del maltrato hacia distintas especies.

No obstante, consideraron que la repercusión alcanzada por este asunto en las últimas semanas respondió a una campaña mediática de tergiversación y noticias falsas estimulada, entre otros elementos, por el desconocimiento.

Incluso, algunos actores sociales desestimaron la veracidad de las denuncias de maltrato animal y recogida de perros en la capital cubana previo a la visita de los reyes de España y las celebraciones por los 500 años de La Habana, para lo que alegaron que las fotos junto a los post de activistas eran imágenes antiguas.

Pero animalistas publicaron varias fotografías donde se aprecia la matrícula moderna de carros de recogida del Centro de Observación Canina, conocido como Zoonosis, y defendieron que, en última instancia, las imágenes confirman la persistencia de un problema mantenido en el tiempo.

Desde fecha tan temprana como 1988, instituciones no gubernamentales como la Asociación Cubana de Protección a Animales y Plantas (Aniplant) trabajan sin éxito en proyectos legislativos en ese sentido. Incluso Protección de Animales de Ciudad (PAC) logró reunir las 10.000 firmas requeridas para solicitar la realización de una ley.

(Tomado de IPS)

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More