Casa Blanca impide a diplomático testificar en pesquisa contra Trump

WASHINGTON. La Casa Blanca impidió este martes que un alto diplomático estadounidense testificara en el Congreso en el marco de la investigación de juicio político del presidente Donald Trump, aumentando la tensión entre los demócratas que controlan la Cámara baja y el Ejecutivo republicano.

El mandatario, acusado de presionar a Ucrania para conseguir información incriminatoria sobre el ex vicepresidente demócrata Joe Biden, el candidato mejor posicionado para disputarle la relección en 2020, defendió la decisión de bloquear la comparecencia de su embajador ante la Unión Europea, Gordon Sondland, calificando el procedimiento de “tribunal de opereta”.

“Me encantaría enviar al embajador Sondland, un hombre realmente bueno y un gran estadunidense, para que dé su testimonio, pero desafortunadamente estaría testificando ante un tribunal de opereta totalmente parcial”, tuiteó.

Sondland había aceptado voluntariamente dar su testimonio en la pesquisa, indicó su abogado, Robert Luskin.

Pero “temprano esta mañana, el Departamento de Estado estadounidense (le) ordenó no comparecer hoy para su declaración programada ante el Comité Conjunto de la Cámara de Representantes”, dijo Luskin en un comunicado, señalando que su cliente viajó especialmente desde Bruselas para esta comparecencia.

“El embajador Sondland espera que los problemas planteados por el Departamento de Estado que impiden su testimonio se resuelvan rápidamente. Él está listo para testificar a corto plazo, siempre y cuando se le permita”, agregó.

Este bloqueo, apenas unas horas antes de que Sondland se reuniera con los legisladores, intensifica la confrontación entre la Casa Blanca y los demócratas del Congreso que investigan al presidente por posibles delitos impugnables, incluida obstrucción de la justicia.

El presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Adam Schiff, uno de los demócratas que lideran la investigación, dijo a periodistas que “el hecho de no presentar este testigo” aporta “aún más pruebas contundentes de obstrucción de las funciones constitucionales del Congreso”.

Sondland, un rico empresario hotelero e importante donante de la campaña y la ceremonia de investidura de Trump, está involucrado en una cadena de mensajes de texto entregados al Congreso la semana pasada por el ex enviado especial de Estados Unidos para Ucrania, Kurt Volker.

Los intercambios entre estos diplomáticos, el abogado personal de Trump, Rudy Giuliani, y un asistente presidencial ucranio dejaron en evidencia los esfuerzos del gobierno de Trump para presionar a Kiev para que investigara a Biden y su hijo Hunter por presunta corrupción vinculada con Ucrania.

En los mensajes se discute una eventual reunión en la Casa Blanca entre Trump y el flamante presidente Volodimir Zelensky de Ucrania a cambio de examinar posibles irregularidades de los Biden.

“Sabemos que el embajador Sondland ha sido un actor clave en el esfuerzo por lograr el compromiso de Ucrania de investigar una teoría de conspiración falaz con respecto a las elecciones (presidenciales) de 2016, así como a Joe Biden y su hijo”, declaró Schiff.

(Tomado de La Jornada)

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More