Desestimulando a los productores

Cuanto más leemos el trabajo sobre el impago acumulado por años a los productores de leche menos podemos entender los argumentos que intentan explicarlo. Enredos y absurdos viajan en palabras. Pero la realidad es que la deuda es alta, desestimula a los productores, que se sienten burlados, resta credibilidad a la política gubernamental y seguimos importando leche en polvo por una cifra que ronda los 1 mil 800 millones de USD.  ¿Hasta cuándo?

Progreso Semanal/ Weekly autoriza la reproducción total o parcial de los artículos de nuestros periodistas siempre y cuando se identifique la fuente original y el autor.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More