Visita de la Secretaria de Comercio de los EE.UU.

LA HABANA. La cobertura mediática de la visita a Cuba de la Sra. Penny Pritzker, Secretaria de Comercio de los Estados Unidos estuvo limitada a un pool de los principales medios internacionales y la conferencia de prensa a los medios cubanos nacionales. Por esta razón Progreso Semanal no reporta de sus propias fuentes.

A continuación reproducimos el trabajo de la agencia francesa de prensa (AFP) y el de Cubadebate, este último contiene, además las preguntas realizadas por los periodistas cubanos y la respuesta de la Sra. Pritzker.

separador

Pritzker aboga en Cuba por ‘una relación más abierta’

Por Rigoberto Díaz, Agence France-Presse

LA HABANA. La secretaria de Comercio de Estados Unidos, Penny Pritzker, instó a Cuba a “construir una relación más abierta” durante su estancia en La Habana para analizar el alcance y las limitaciones de las flexibilizaciones al embargo decretadas por el presidente Barack Obama.

“Queremos ayudar a todos los cubanos a insertarse en la economía mundial y a disfrutar de un mejor nivel de vida, pero también dar al pueblo de Estados Unidos la oportunidad de aprender sobre Cuba y de desarrollar relaciones con las personas de una isla que está a solo 90 millas de las costas” estadounidenses, dijo Pritzker en su segunda jornada en la isla.

“Podemos construir una relación más abierta entre nuestras dos naciones”, añadió, al inaugurar un foro en el que participan funcionarios de los departamentos estadounidenses del Tesoro, Comercio y Estado junto con representantes de varios ministerios y empresas cubanas.

Los representantes de ambos países discuten sobre “el alcance y las limitaciones” de las flexibilizaciones al embargo decretadas en septiembre por el presidente Barack Obama, según la cancillería cubana.

Después de decretar unas primeras medidas en enero, Obama eliminó el mes pasado el tope a las remesas familiares, autorizó inversiones conjuntas de norteamericanos con empresas estatales cubanas, los viajes turísticos de barcos y aviones a la isla, pero dejó intacto la mayoría del cuerpo legal del embargo.

El Congreso de Estados Unidos es el único facultado para desmontar el embargo, un entramado legal vigente desde 1962 que está codificado en varias normativas, la más completa de ellas la ley Helms-Burton de 1996.

La aplicación de las facilidades dictadas por Obama encuentra escollos en otras leyes del embargo, como la prohibición de que Cuba use el dólar como moneda de pago, y el no acceso al sistema bancario estadounidense, y por lo tanto a créditos.

“No esperamos que estas acciones transformen la vida del pueblo cubano en una noche”, dijo Pritzker, quien subrayó que su alcance también dependerá de que el gobierno de la isla dé “ciertos pasos” para “actualizar su sistema regulatorio y reformar la economía en formas que permitan el continuo desarrollo de un sector privado cubano”.

En ese sentido, Pritzker instó al gobierno del gobernante cubano Raúl Castro a permitir “que los cubanos puedan realizar intercambios comerciales y viajar con más libertad, disfrutar del fruto de su trabajo, acceder a internet y ser contratados directamente por compañías extranjeras”.

Tras inaugurar el foro, Pritzker, la segunda integrante del gabinete de Obama -luego del secretario de Estado, John Kerry- en viajar a la isla tras el restablecimiento de relaciones diplomáticas el 20 de julio, sostuvo un encuentro con el ministro de Comercio Exterior e Inversión Extranjera cubano, Rodrigo Malmierca.

Ambos “intercambiaron sobre la estructura y organización del comercio exterior y las inversiones”, indicó la cancillería cubana.

Agregó que Malmierca “recalcó los obstáculos que impone la persistencia del bloqueo (embargo)” y pidió “profundizar” las medidas de Obama.

También conversó con el canciller Bruno Rodríguez sobre “agenda de temas en la que ambos países trabajarán en los próximos meses para profundizar la cooperación y ampliar el diálogo bilateral, como parte del proceso hacia la normalización de las relaciones”, y con el vicepresidente Ricardo Cabrisas.

En conferencia de prensa que selló su estancia, la secretaria explicó que su viaje tuvo como objetivo conocer a sus homólogos, “entablar esta relación con ellos”. También “comprender cómo funciona el sistema económico de Cuba”, pues es “muy singular” y conocer “el sistema normativo de Cuba y explicarlo a las empresas estadounidenses”.

Pritzker realizó un paseo por La Habana Vieja, visitó el Capitolio Nacional, actualmente en restauración, el Hotel Ambos Mundos, donde vivió su compatriota, el escritor Ernest Hemingway, y dialogó con escolares cubanos en la Plaza Vieja.

Pritzker inició su visita con una recorrida por el megapuerto de Mariel, 45 km al oeste de La Habana, donde se instala una zona franca industrial que se convertirá en la principal atracción de la isla al capital foráneo, y escenario en 1980 del éxodo hacia Estados Unidos de unos 130.000 cubanos.

Según expertos locales, Mariel podría convertirse en un nodo entre Asia y los puertos de la costa atlántica de Estado Unidos, aceptando barcos de gran calado y reembarcando las mercancías en buques menores.

El comercio entre los dos países fue de 390 millones de dólares en 2014, según cifras oficiales cubanas, marcando una caída desde los 598 millones de 2009.

Debido a las restricciones del embargo, vigente desde 1962, Cuba no puede hacer ventas a su vecino y solo desde 2001 puede adquirir en ese país alimentos y medicinas, que debe pagar por adelantado, mediante complicadas transacciones bancarias, y utilizar barcos extranjeros autorizados por Estados Unidos.

separador

Secretaria de Comercio: Cuba y EE.UU. tienen que aprender el uno del otro

Por Rosa Miriam Elizalde, Cubadebate

Encuentro de la Secretaria de Comercio de Estados Unidos, Penny Pritzker, con representantes del sistema de medios públicos de la Isla, en la Embajada de los Estados Unidos en La Habana. Foto: US Embassy Havana, en Flickr.
Encuentro de la Secretaria de Comercio de Estados Unidos, Penny Pritzker, con representantes del sistema de medios públicos de la Isla, en la Embajada de los Estados Unidos en La Habana. Foto: US Embassy Havana, en Flickr.

“Estoy aquí porque (los gobiernos de Cuba y EEUU) tenemos que formalizar las relaciones y comenzar a aprender los unos de los otros”, dijo en conferencia de prensa en la Embajada de Estados Unidos en La Habana, la Secretaria de Comercio de Estados Unidos, Penny Pritzker.

Pritzker inició el martes su primera visita a Cuba y aseguró que  alberga la esperanza de que la reunión de esta semana sea la primera de una serie de encuentros “mediante los cuales podamos entender mejor nuestros sistemas”.

“El hecho es que todavía existe en EEUU mucho desconocimiento de la economía cubana para poder entenderla a cabalidad, y es por eso que estoy aquí”, aseguró.

Añadió que visita La Habana “para aprender de los dirigentes cubanos cómo funciona su sistema. Tenemos que comprender cómo hace la economía cubana para manejar el tema de las exportaciones, las importaciones y la distribución de los productos en toda la Isla.”

“También estoy aquí para inaugurar el diálogo (en el tema) regulatorio”, aseguró.

La Secretaria de Comercio recordó que es la segunda integrante del gabinete de Obama que viaja a La Habana en menos de dos meses, que su visita es de carácter puramente técnico y que interactuó con funcionarios cubanos sobre el alcance y las limitaciones de las medidas adoptadas por el gobierno estadounidense para desatar la enrevesada legislación que impide la normalización del intercambio comercial con la Isla, aunque eludió dar detalles de cuáles serían los principales impedimentos que enfrentan las iniciativas de la administración Obama.

En la conferencia de prensa, que tuvo lugar en la noche de este miércoles, la funcionaria aseguró que su gobierno está interesado en cambios a reglamentos anteriores de comercio, relajar las restricciones de viajes y fomentar más oportunidades de negocios entre compañías de EEUU y Cuba.

El Canciller Bruno Rodríguez declaró en Nueva York la semana pasada que los dos gobiernos tienen oportunidad de avanzar significativamente antes de que Obama concluya su mandato presidencial. “Debemos aprovechar el tiempo” porque “las empresas estadunidenses tienen interés de entrar en el mercado cubano (…) y Cuba no las discrimina en modo alguno, al contrario las invita a aprovechar” las transformaciones que está viviendo la isla, puntualizó.

La Habana ha dicho que para implementar nuevos mecanismos de comercio es necesario autorizar el uso del dólar estadounidense en las transacciones internacionales de la isla, posibilitar a entidades cubanas (bancos, empresas etc,) abrir cuentas corresponsales en bancos de EEU y permitir el otorgamiento de créditos.

También facilitar “las importaciones en EEUU de servicios cubanos o productos que constituyen rubros exportable de la economía cubana como tabaco, ron, productos de la biotecnología, incluyen aquellos manufacturados en terceros países que contienen materias primas cubanas como níquel o azúcar”. Pero sin el levantamiento del bloqueo, ha dicho el gobierno cubano, el alcance de esas medidas es limitado y sus propias restricciones las hacen inaplicables.

Además de Pritzker, el secretario de Estado, John Kerry estuvo en La Habana – el 14 de agosto pasado, ocasión en que presidió la ceremonia oficial de apertura de la embajada norteamericana.

A continuación publicamos la transcripción de este encuentro con los periodistas del sistema de medios públicos de la Isla, que comenzó con una declaración  de la Secretaria de Comercio y luego con un intercambio en el cual respondió tres preguntas de los reporteros:

La Secretaria de Comercio conversa con una niña durante un recorrido por La Habana Vieja. Foto: Yamil Lage/ AFP
La Secretaria de Comercio conversa con una niña durante un recorrido por La Habana Vieja. Foto: Yamil Lage/ AFP

Gracias por estar aquí en el día de hoy, en mi primer viaje a Cuba. Es un placer para mí ser la segunda integrante del gabinete del Presidente Obama en visitar a Cuba, desde que nuestro dos dirigentes decidieran comenzar un nuevo capítulo en la historia de nuestras relaciones, en diciembre del año pasado.

Recibí la más cálida bienvenida aquí en La Habana, y ha sido un placer para mí visitar este hermoso país y reunirme con los dirigentes de ustedes y con su pueblo.

Ayer tuve la oportunidad de recorrer el Puerto del Mariel y enterarme de los planes que tienen para su desarrollo futuro. Hoy me reuní con una serie de dirigentes del gobierno cubano, entre ellos el Ministro de Comercio Exterior e Inversiones, el señor Malmierca; el Ministro de Relaciones Exteriores, el señor Rodríguez, y el Vicepresidente del Consejo de Ministro, el señor Cabrisas.

También tuve el placer de visitar a la cooperativa de trabajadores que está encargada de restaurar el Capitolio y de recorrer la Vieja Habana, ambas experiencias muy especiales.

Como todos sabemos este viaje se da en un momento muy importante para la historia de nuestros dos países, dado que los dos gobiernos han decidido comenzar a forjar vínculos que no habían existido desde hacía 54 años.

Desde enero logramos avances notables en varios ámbitos de nuestras relaciones. Gracias a los cambios regulatorios hemos visto un aumento de los viajes de EEUU a Cuba. Aumentamos la cantidad de remesas que se pueden enviar a Cuba, y autorizamos la venta de productos y servicios que pueden usar los empresarios cubanos.

También posibilitamos que las empresas de telecomunicaciones de los Estados Unidos pudieran participar en el mercado cubano para poder brindar apoyo a fin de lograr una mayor conectividad y acceso a la información para el pueblo cubano.

Sin embargo, el hecho es que todavía existe en EEUU mucho desconocimiento de la economía cubana para poder entenderla a cabalidad, y es por eso que estoy aquí.

Estoy aquí para aprender de los dirigentes cubanos cómo funciona su sistema. Tenemos que comprender cómo hace la economía cubana para manejar el tema de las exportaciones, las importaciones y la distribución de los productos en toda la Isla. También estoy aquí para inaugurar el diálogo regulatorio. Este diálogo, que es inédito en nuestra historia, nos da la oportunidad tan ansiada de aprender los unos de los otros.

Nuestro equipo que ha estado compuesto, entre otros, por expertos de gran trayectoria en el ámbito regulatorio, de los Departamentos de Comercio, del Tesoro y de Estado, tuvo la disposición para responder preguntas específicas sobre los cambios normativos que se habían introducido en los Estados Unidos en los últimos meses.

Nuestro equipo va a continuar compartiendo la retroalimentación y las observaciones que recibimos de las empresas estadounidenses sobre los desafíos y oportunidades que implica hacer negocios aquí en Cuba.

También tuvimos la oportunidad de escuchar a los empresarios cubanos que nos contaron cómo se desarrolla el sector privado en este país.

El Presidente Obama y el Presidente Castro nos pidieron a todos los que estamos en el gobierno que comencemos a escribir un nuevo capítulo en la historia de la relación entre Cuba y EEUU. Nuestro objetivo principal es una relación de trabajo que permita crear más oportunidades para los pueblos tanto de Cuba como de EEUU.

Albergo la esperanza de que esta semana se (produzca) la primera de una serie de reuniones mediante las cuales podremos entender mejor nuestro sistema.

Con estos diálogos y reuniones vamos a crear confianza, y vamos a sentar las bases para lograr un trabajo constructivo tanto ahora como en el futuro.

Gracias y con todo gusto respondo preguntas.

Sergio Gómez, periódico Granma: “Esta mañana usted dijo que el Presidente Obama quiere mejorar la vida de todos los cubanos, pero la mayoría de los cubanos trabajan para empresas del sector público -me refiero a ingenieros, científicos, arquitectos, trabajadores profesionales…. Me pregunta qué le diría a ellos acerca de cómo estos cambios recientes en la legislación de EEUU afectarían sus vidas.”

Secretaria Penny Pritzker: La realidad es que nosotros no pretendemos que ni Cuba ni la sociedad cubana cambie de la noche a la mañana, pero con la normalización de nuestras relaciones esperamos lograr una vida mejor para todo el pueblo cubano. Esto se logra con la interacción entre los funcionarios del gobierno, mediante reuniones, mediante el establecimiento de relaciones, y como dijo uno de sus ministros en el día de hoy: generando la confianza de que podemos trabajar juntos. Yo creo, estoy convencida, de que tanto el Presidente Obama como el Presidente Castro están profundamente comprometidos, por lo menos puedo hablar por el gobierno de mi país, de que vamos a trabajar para mejorar la vida del pueblo cubano, y es por eso que estoy aquí.

Rosa Miriam Elizalde, Cubadebate: Secretaria, en un comunicado ayer la organización bipartidista Engage Cuba consideró absurdo que su Secretaria de Comercio venga a Cuba y no pueda promover las exportaciones estadounidenses. Me gustaría que hiciera un comentario al respecto y, relacionado con esto, que señalara cuáles son las limitaciones mayores para la aplicación de las medidas del Presidente Obama.

Secretaria Penny Pritzker: Bueno, a ver, nuestro enfoque es que nosotros estamos aquí para ayudar a buscar nuevas oportunidades que en definitiva beneficien al pueblo cubano, dentro, por supuesto, de los límites del embargo. Para poder hacerlo es que tenemos este diálogo regulatorio a fin de comprender cómo funciona el sistema de ustedes. Hay que partir del hecho de que hay muchas cosas del sistema de ustedes que no conocemos, y por eso no quiero que dé por sentado que nosotros venimos aquí con determinadas expectativas en cuanto a las importaciones y las exportaciones, porque francamente nuestro objetivo para este viaje es aprender del sistema de ustedes que, debo decir, es muy diferente y en muchos aspectos es único y muy distinto a lo que vi en los demás países que visité -y dicho sea de paso este es mi tercer año en el gobierno, y visité 33 países, y es distinto a todo lo que vi.

En gran parte lo que queremos lograr con esta visita es escuchar y aprender.

Javier Ortiz, del Sistema Informativo de la Televisión Cubana: ¿Por qué la Secretaria de Comercio de EE.UU. viene a Cuba, cuando todavía el bloqueo -o embargo, como dicen ustedes- continúa vigente y por tanto Cuba y EE.UU. no pueden tener relaciones económicas en dólares y el comercio está limitado al sector agrícola?

Secretaria Penny Pritzker: Nuestro viaje a Cuba tiene varios objetivos. El primero era reunirnos con nuestros homólogos, porque francamente no los conocíamos. Por tanto, el primer objetivo es entablar esta relación con ellos. El segundo objetivo es comprender cómo funciona el sistema económico de Cuba, porque como dije es un sistema muy singular y muy distinto a lo que vimos en otras partes del mundo. El tercer objetivo es iniciar este diálogo regulatorio para comprender cómo funciona el sistema normativo de Cuba y explicárselo a su vez a las empresas estadounidenses y hablar con los homólogos también, para ver cómo puede funcionar nuestro sistema regulatorio en el marco de Cuba, y todo esto implica tratar temas sumamente técnicos y por eso trajimos a expertos del Departamento de Comercio, del Departamento del Tesoro y del Departamento de Estado, para que puedan ayudarnos a resolver todos estos temas.

Muchas gracias.

Foto de portada: La secretaria de Comercio de EEUU, Penny Pritzker (2d), se reúne con el ministro cubano de Comercio Exterior, Rodrigo Malmierca (fuera de cuadro), hoy, miércoles 7 de octubre de 2015, en La Habana (Cuba). Pritzker se reunirá con autoridades cubanas como el vicepresidente Ricardo Cabrisas y el canciller, Bruno Rodríguez, en su último día de su visita a la isla. Alejandro Ernesto / EFE.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More