prisiones en EE.UU.

Estado salvaje

Estado salvaje

Durante años, el estado de la Florida ha estado llevando a cabo silenciosamente una política de deliberado abandono médico hacia la población penal infectada con hepatitis C. Esa política, en su inhumanidad y falta de ética profesional, compite con el notorio experimento de Tuskegee.

¡Qué susto!

¡Qué susto!

Todos los días hay que amanecer con el susto ante tanto “enemigo” y “amenaza”. El país más poderoso de la historia vive asustado.

El sistema de injusticia en la Florida

El sistema de injusticia en la Florida

Como nuestro gobernador, la Florida siempre tiene dos rostros. El que el estado presenta al mundo solo tiene que ver con el sol y la diversión. El otro rostro, el oculto, es acerca del poder y privilegio blancos, que se mantiene por las urnas o las balas.

Muerte y ganancias

Muerte y ganancias

Todo comenzó un día del 2010, cuando el recluso Randall Jordan-Aparo supuestamente insultó a una enfermera de la prisión. Para dar una lección a Jordan-Aparo, los guardias dispararon nueve cápsulas de gas en su pequeña celda a través de una ranura en la puerta.

Castigos crueles, pero no inusuales, aquí mismo en la Florida

Castigos crueles, pero no inusuales, aquí mismo en la Florida

Los casos de Rainey y Valdés son especialmente odiosos y ejemplo de la combinación de impunidad y crueldad que subyacen en tales atrocidades. Pero sus muertes no son únicas. Actualmente hay bajo investigación al menos siete muertes de reclusos en la Florida a manos de funcionarios de correccionales.

Progreso Semanal, fundado por Francisco G. Aruca, es una publicación independiente con carácter progresista.
Editor: Álvaro Fernández
1602 Alton Road, Suite 28 Miami Beach, FL 33139.
Copyright © 2016 Progreso Weekly, Inc. Todos los derechos reservados