Carlos Pereyra

El acaparamiento y otras escenas de la realidad

El acaparamiento y otras escenas de la realidad

El cubano corriente y de a pie proseguirá en la búsqueda de los productos que necesita o desee, según alguien le diga “en tal lado había ayer, mira a ver”. Y cualquier persona que desee tomarse una de nuestras cervezas para aplacar el calor que ya aprieta, tendrá que beber alguna de las que no prefiere o pagar un precio que oscila entre los 25 y 70 Pesos Cubanos o su equivalente en CUC en locales privados.

Y si digo Feliz Navidad, ¿qué coño entenderán?

Y si digo Feliz Navidad, ¿qué coño entenderán?

Tengo miedo, mucho. No es un problema de desajuste emocional, sino muy verídico, concreto. Me siento perseguido, amenazado, como millones porque el problema es universal. Si entro a internet, da igual para enviar un correo electrónico o para entrar en FB o Twitter, calculo las palabras, las medito, intentando ponerme en la valoración que les den quienes nos observan.

“Yo soy Fidel”

“Yo soy Fidel”

Nosotros, el pueblo, tenemos que practicar el proceso nacional sin Fidel pero de algún modo con él. ¿Acaso la multitud en la Plaza no gritaba “Yo soy Fidel”? ¿Quedará en pura consigna, en palabras escuetas para subir a Twitter? ¿Habremos valorado todo su significado?

La guerra de los símbolos

La guerra de los símbolos

La guerra de símbolos, que debe ser en las dos direcciones, tiene múltiples defectos por la cubana. Basta mirar la publicidad o propaganda política desplegada en grandes carteles en esquinas importantes para cuestionarnos si sus realizadores conocen a quienes, de manera preferente, deben estar dirigidos.

Bisté a la piedra, pasos sobre el asfalto, o…

Bisté a la piedra, pasos sobre el asfalto, o…

No es lo mismo comer un buen bisté a la piedra que caminar por el asfalto y las aceras habaneras a cualquier hora del día de este verano insoportable. Las suelas de los zapatos o de las chancletas, muy de moda sin importar cuando es adecuado, reverberan.

Macri, la Biblia y la Celac

Macri, la Biblia y la Celac

Macri, tomado como modelo prominente, está pariendo un niño viejo con pelaje novedoso, vendible de manera atractiva (…). Macri es el parto de los Neos de las finanzas y la tecnoestructura global, esa que carece de patria y por bandera lleva la inscripción de In God we trust aunque mañana puede tener otra escrita en cualquier idioma ya que el lenguaje será articulado de manera similar.

La prensa y la última asamblea del legislativo

La prensa y la última asamblea del legislativo

Quedé con las ganas legítimas de saber de cuánto dinero disponemos y la cantidad por sectores en los que será distribuido. (…) La información es el primer paso, imprescindible para la participación, su ausencia establece distancia entre gobernantes y gobernados, instituciones y ciudadanía.

Última hora: Los migrantes cubanos y el SICA  naufragan

Última hora: Los migrantes cubanos y el SICA naufragan

Las noticias que comienzan a llegar y otras a filtrarse desde El Salvador, donde se llevó a efecto la reunión del SICA, no son nada halagüeñas. Al menos para los 5 mil migrantes cubanos y para el gobierno que les ha dado acogida, la travesía por tierra parece haber naufragado por las negativas de otros países a facilitar el tránsito.

¿EL SICA tiene la “llave”?

¿EL SICA tiene la “llave”?

El Sistema Interamericano de Integración (SICA) parece recibir nuevamente la llave para resolver la encrucijada en que se encuentran nuestros compatriotas en tierra centroamericana.

Día clave: Solís y Castro

Día clave: Solís y Castro

“Hoy puede ser un día de ciertas definiciones, pero sería un error ponerlo todo en esta orilla”, es mi respuesta a una de las preguntas que me hace el compatriota varado en Costa Rica que ha hecho para Progreso Semanal una labor propia de corresponsal, aunque hoy soy yo quien le reporto.

Progreso Semanal, fundado por Francisco G. Aruca, es una publicación independiente con carácter progresista.
Editor: Álvaro Fernández
1602 Alton Road, Suite 28 Miami Beach, FL 33139.
Copyright © 2016 Progreso Weekly, Inc. Todos los derechos reservados