Otros 19 fantasmas obstaculizan los viajes a Cuba

MIAMI. Si ustedes son el Departamento de Estado de EE.UU. en la era de Trump, y el Secretario de Estado Rex Tillerson quiere subirle el miedómetro a los viajeros a Cuba, ustedes continúan exagerando los enigmáticos “ataques sónicos” que nos dicen que han afectado a ciudadanos estadounidense (ya van por 43) que vivieron o visitaron La Habana. A continuación, van al periódico de Miami que, durante décadas, ha servido más que nadie para crear falsos rumores acerca de Cuba.

No es de extrañar entonces que los viajes de ciudadanos estadounidenses a Cuba sigan disminuyendo. Esto a pesar del hecho de que al FBI se le permitió viajar a Cuba e investigar libremente el caso de estos “ataques”. Y según la Associated Press, un informe emitido el mes pasado por el FBI “arroja dudas acerca de la teoría inicial de que los estadounidenses allí [en La Habana] han sufrido ‘ataques sónicos’”.

[Associated Press: Tras meses de investigación y cuatro viajes del FBI a La Habana, un informe provisional de la División de Tecnología Operacional del Buró dice que la investigación no ha revelado ninguna evidencia de que ondas de sonido hayan dañado la salud de los estadounidenses, según AP. El informe, fechado el 4 de enero, no aborda otras teorías y dice que el FBI seguirá investigando hasta que pueda demostrar que no ha habido daño intencional.]

Durante años, el Miami Herald, y en especial El Nuevo Herald, han servido como el brazo de relaciones públicas de los cubanos antiCuba en el sur de Florida. Progreso Semanal solía denunciarlos semanalmente con una columna que ya no existe, llamada “Detector de Tretas”.

También es cierto que el Herald a menudo ha sido cómplice del gobierno de EE. UU. en misiones nebulosas para socavar al gobierno cubano. No es un factor desconocido que  agencias de EE. UU., como la CIA, durante años han infiltrado agentes gubernamentales en la mayoría de los principales periódicos del país y del mundo. (Para leer en inglés y aprender más sobre esto, haga clic aquí, y aquí.) También está el caso donde se informó que a periodistas del Herald el gobierno de EE.UU. les estaba pagando para que escribieran artículos contra Fidel Castro.

Así que no es una noticia nueva o falsa que el Miami Herald y el difunto periódico vespertino Miami News durante años han estado poblados por periodistas que colaboraron directa o indirectamente con la CIA. Y su misión tenía que ver con el gobierno de La Habana, Cuba y Fidel Castro.

Y a pesar de los avances logrados después de que el acercamiento de Obama comenzara en diciembre de 2014, el Herald parece haber vuelto a sus viejas costumbres con nuevas personas que se prestan a las argucias del gobierno de Estados Unidos. Supongo que los ejecutivos de Herald no pueden abandonar los viejos hábitos y han decidido seguir abrazando las mentiras de su pasado.

En un momento dado esto pudo haberse hecho por razones de supervivencia económica del periódico, pero continuar haciéndolo hoy es morir la misma muerte lenta provocada por una arcaica visión de nuestra relación con Cuba.

No me sorprendió, por tanto, leer a fines de enero una noticia del Miami Herald, redactada por Nora Gámez Torres, con un titular que decía “19 Viajeros Estadounidenses a Cuba Informan Síntomas Similares a los que Sufren los Diplomáticos”. Fue una continuación de las historias de “ataque sónico” acerca de las cuales hemos estado leyendo durante meses. Esta vez, sin embargo, hubo otras 19 personas involucradas, todas ellas viajeros que no tienen nada que ver con la embajada de los EE. UU.

Entonces leo. Ni uno solo de los viajeros “que informaron experimentar síntomas similares a los que figuran en la advertencia de viaje después de visitar a Cuba” fue identificado. Me pareció extraño. Ahora tenemos hasta 43 viajeros a Cuba, y todavía no hemos visto UN nombre. ¡Ni uno! En cuanto a un informe médico o algo parecido, ¡NADA!

Pero debido a que proviene del gobierno de EE. UU., que sabemos que nunca miente, en especial a sus ciudadanos (dicho sea con todo sarcasmo), se supone que debemos creer en esta estupidez.

Y aquí es donde entra el Herald. The Miami Herald fue la fuente de esta última noticia de “ataque sónico”. Un vocero del Departamento de Estado le envió convenientemente por correo electrónico la información al Herald, nos dijeron. Lo que siguió fueron otros periódicos, como el británico Daily Mail, y canales de televisión como ABC, NBC, CNN y otros más aún que informaron esta noticia… basados ​​en lo publicado por el Miami Herald.

Intenté hablar con el Departamento de Estado. Envié un correo electrónico al Miami Herald. Ni una palabra, ni siquiera el acuse de recibo de mi correo electrónico. Todo lo que quería saber era si tenían el nombre de al menos una de las 19 personas que viajaron a Cuba y que “informaron haber experimentado los síntomas [del ataque sónico]”. Creo que es una  pregunta justa.

El silencio, me parece, habla en voz alta.

Hay personas que pueden haberse enfermado en Cuba. Diablos, pueden haber tenido dolores de oído, sufrieron de vértigo una o dos veces, chocaron de cabeza contra una pared en su casa y sufrieron una conmoción cerebral, pero 43 personas fueron “atacadas” por una nueva arma  de la era espacial que usa ondas sónicas… Yo también solía ver el programa de “Los Jetsons”.

Foto de portada: Reuters.

Traducción de Germán Piniella para Progreso Semanal.

Progreso Semanal/ Weekly autoriza la reproducción total o parcial de los artículos de nuestros periodistas siempre y cuando se identifique la fuente original y el autor.

Artículos relacionados

Deja un comentario

¿Cuales piensa usted son las probabilidades que a Trump lo acusen (impeach) en 2018?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

Progreso Semanal, fundado por Francisco G. Aruca, es una publicación independiente con carácter progresista.
Editor: Álvaro Fernández
1602 Alton Road, Suite 28 Miami Beach, FL 33139.
Copyright © 2018 Progreso Weekly, Inc. Todos los derechos reservados