LA HABANA. Comenzar el año con una tragedia familiar es como para no olvidarla durante doce meses y, en ocasiones como esta, en toda la vida. Ni los santos San Salvador ni la Virgen del Carmen —los barrios contendientes desde hace siglos en San Juan de los Remedios— pudieron detener la violencia letal de los fuegos durante las tradicionales parrandas en la octava villa fundada por españoles, en el centro norte de la Isla.

Remedios estuvo este año de luto. Demasiado dolor en el pueblo como para festejar tan siquiera con una media sonrisa los felices augurios que de boca en boca salen en estas épocas tan significativas. En las noches remedianas, apagadas de toda música y jolgorio, la gente acudió al parque para hablar más de lo mismo.

Especialistas del Ministerio del Interior, incluyendo a los de Seguridad del Estado, están realizando una minuciosa investigación de la que pronto conoceremos sus resultados —también la deberían efectuar, aunque en menor medida quizás, aquellos burócratas que determinan quién y cómo se debe invertir en nuestro país.

Lo anterior, porque en su momento fue desestimada por carecer de importancia nacional una pequeña empresa mixta cubano-española con alta tecnología para la fabricación de artificios pirotécnicos.

Nuestra colega Giselle Morales dio cuenta de ello en las páginas de Progreso Semanal y dejó por sentado que esa beneficiosa fusión del taller El Palenque, con su veintena de empleados y la afamada catalana, Igual S.A., implicaría mayor y mejor tecnología para fabricar los fuegos artificiales con experiencias desde los lanzados al aire en las olimpíadas de Barcelona y otros  eventos de reconocida fama mundial. Catalanes y cubanos tuvieron que desistir luego de año y medio luchando contra la pirotecnia burocrática. Tal vez, y debo repetirlo varias veces, las Parrandas hubieran transcurrido de otra manera.

De los 39 lesionados, y de acuerdo a los partes médicos más recientes, aún permanecían 22 pacientes reportados como de “extremadamente críticos” y “muy graves” dado el nivel de quemaduras en el cuerpo. Entre ellos, varios niños.

Si bien, como reza el refrán no es útil llorar sobre leche derramada porque la desgracia ya ocurrió, sí hay que pensar muy seriamente en medidas para evitar estas tragedias y que los fuegos de toda esa comarca, que incluye varias comunidades de la provincia de Villa Clara, tengan la calidad requerida, entre otras consideraciones.

Progreso Semanal/ Weekly autoriza la reproducción total o parcial de los artículos de nuestros periodistas siempre y cuando se identifique la fuente original y el autor.

Artículos relacionados

Deja un comentario

¿Cuales piensa usted son las probabilidades que a Trump lo acusen (impeach) en 2018?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

Progreso Semanal, fundado por Francisco G. Aruca, es una publicación independiente con carácter progresista.
Editor: Álvaro Fernández
1602 Alton Road, Suite 28 Miami Beach, FL 33139.
Copyright © 2018 Progreso Weekly, Inc. Todos los derechos reservados