Padura y Silva, los lazos de sus antihéroes

Autores imprescindibles para los amantes de la novela negra, el cubano Leonardo Padura y el español Lorenzo Silva, integran una segunda hornada del género policiaco en lengua española, con el rasgo común e involuntario de haber creado al antihéroe de la lucha contra el crimen.

Lejos de la imagen de tipos duros, toscos e implacables que tienen los detectives en el género tradicional, tanto Padura como Silva crearon, con Mario Conde y Rubén Bevilacqua, respectivamente, la antítesis a ese cliché, dos policías sin vocación, cultos, bonachones e instintivos, idealistas y enamoradizos en lo personal.

Los dos autores, declarados seguidores de Manuel Vázquez Montalbán, Juan Madrid o Andreu Martín -precursores del género en español y miembros de esa primera generación-, participaron en un coloquio en la embajada de España en La Habana en el que indagaron sobre las similitudes de su obra y la validez de la novela negra como espejo de la sociedad.

‘Me sorprendió ver que las conexiones entre los dos personajes fueran tan profundas y de detalle. Los dos han estudiado psicología, acaban como policías de manera casual. Tanto Conde como Bevilacqua sólo han disparado su pistola una vez y esperan no tener que volver a hacerlo’, resumió Silva, cuyos libros apenas se conocen en Cuba.

Para Padura, el ‘gran parentesco’ entre esos dos personajes es el ‘elemento ético’: ‘esa responsabilidad que sienten ambos con algo que no está de moda, que es ser decente, más que un buen policía’.

Tanto Conde como Bevilacqua han bordeado en más de una ocasión la frontera entre el bien y el mal, cuando la han cruzado las consecuencias no han sido buenas, y han decidido instalarse en el bando de los buenos, diseccionaron los dos escritores.

Una nueva entrega de Mario Conde, la novena, se publicará en enero bajo el título La transparencia del tiempo , en la que ‘el Conde’, ya con 60 años, tendrá que sumergirse en el inframundo de los asentamientos marginales de La Habana donde viven los emigrantes que llegan desde el oriente de la isla, más empobrecido.

Esa novela pretende mostrar los últimos cambios sociales que se han dado en la isla con el deshielo con EE.UU. y la apertura económica, como el resto de títulos de la ‘saga Conde’ han mostrado la Cuba del momento, lo que la convierte en una buena muestra de ‘la historia de la Cuba contemporánea’, afirmó Padura.

‘El acto criminal te coloca en la parte oscura de la sociedad. Entras en un territorio que empieza tener ribetes mucho más profundos y complejos de carácter ético y también da una muestra de los valores y miserias de una sociedad’, apuntó el ganador en 2015 del Premio Princesa de Asturias de las Letras.

Lorenzo Silva también defendió la novela negra como instrumento para ahondar en los entresijos de una sociedad: ‘en una investigación criminal se levantan las alfombras de mucha gente y saca a relucir una sociedad desde el escaparate, la trastienda y el sótano’.

Foto de portada: Leonardo Padura (i), de Cuba; y Lorenzo Silva, de España / Alejandro Ernesto / EFE.

(Tomado de La Estrella de Panamá)

Deja un comentario

¿Cuales piensa usted son las probabilidades que a Trump lo acusen (impeach) en 2018?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

Progreso Semanal, fundado por Francisco G. Aruca, es una publicación independiente con carácter progresista.
Editor: Álvaro Fernández
1602 Alton Road, Suite 28 Miami Beach, FL 33139.
Copyright © 2016 Progreso Weekly, Inc. Todos los derechos reservados