Marriott-Starwood gana y los hoteles europeos pierden bajo las nuevas regulaciones de viajes a Cuba

Las nuevas regulaciones del gobierno EE.UU. acerca de los viajes a Cuba y los acuerdos comerciales entraron en vigor el jueves, lo que limita la capacidad de los viajeros de tomar ciertos vuelos y permanecer en determinados hoteles vinculados con el gobierno y militares cubanos.

Los viajeros ya no están autorizados a realizar viajes individuales o educativos de persona a persona sin realizar el viaje con una organización estadounidense aprobada, un cambio con respecto a la política anterior.

La OFAC ahora requiere que todos los viajes educativos no académicos de persona a persona se lleven a cabo bajo los auspicios de una organización que esté sujeta a la jurisdicción de EE.UU. y que patrocine dichos intercambios para promover el contacto de  persona a persona, y tales viajeros deben ir acompañados por una persona sujeta a la jurisdicción de EE.UU. y que sea un representante de la organización patrocinadora”, indica una nueva hoja informativa del Departamento del Tesoro de EE.UU. “Los viajes educativos no académicos individuales de personas a personas ya no estarán autorizados, según lo anunciado por el Presidente”.

El Departamento de Estado de EE.UU. ha publicado una larga lista de hoteles en toda Cuba que estarán prohibidos ahora para los viajeros de EE.UU. Curiosamente, la lista no incluye hoteles como el Four Points by Sheraton en La Habana, que se desarrolló de conjunto con GAESA, propiedad de los militares cubanos.

En la lista, sin embargo, hay varias marcas hoteleras operadas por compañías europeas, como Iberostar Laguna Azul en Varadero, y Royalton Cayo Santa María en los cayos de Villa Clara. Es probable que las nuevas restricciones perjudiquen al mercado hotelero cubano en su conjunto, al tiempo que hacen más difícil para los viajeros de EE.UU. encontrar dónde alojarse.

El objetivo, según funcionarios, es evaluar si la inclusión de un hotel tendría un efecto adverso en los intereses de EE.UU. en Cuba. Según ese criterio, parece que los hoteles desarrollados y con la marca de empresas estadounidenses siguen estando disponibles para viajeros de EE.UU.

Las nuevas regulaciones no afectan a los viajeros estadounidenses que ya tenían un elemento de viaje a Cuba antes del 16 de junio de 2017. Para los viajes educacionales, esta fecha límite se aplica a los viajes con elementos reservados antes del 9 de noviembre.

“Si ya ha reservado su vuelo, si ya ha reservado un hotel en la lista, aún puede realizar su viaje”, dijo un funcionario en una conferencia de prensa. “No estamos intentando afectar los viajes que ya se han reservado o acordado; estamos tratando de hacer cambios para el futuro”.

Foto de portada: Un cocinero a la entrada de un restaurant privado en La Habana, 3 de octubre de 2017 / Desmond Boylan / Associated Press.

(Tomado de Skift)

Traducción de Germán Piniella para Progreso Semanal.

Deja un comentario

Encuesta: ¿Cómo describiría al Presidente Donald Trump?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

Progreso Semanal, fundado por Francisco G. Aruca, es una publicación independiente con carácter progresista.
Editor: Álvaro Fernández
1602 Alton Road, Suite 28 Miami Beach, FL 33139.
Copyright © 2016 Progreso Weekly, Inc. Todos los derechos reservados