Cuba en los titulares, y no es una buena noticia

MIAMI. Cuba ha sido noticia en los últimos días. Desde ataques sónicos que producen misteriosas quejas de pérdida auditiva y conmociones cerebrales de personas que aún no han sido vistas ni escuchadas, a las nuevas regulaciones relativas a los viajes a la isla que se esperan pronto comunique la OFAC (Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro). También está la advertencia emitida a finales de septiembre por el Departamento de Estado de no viajar a Cuba –un elemento disuasivo, curiosamente, sin ninguna razón vinculada al hecho de viajar– y parece que estamos de vuelta a una época en la que Cuba y EE.UU. estaban guerreando, y no reunidos pacífica y respetuosamente, mesa por medio.

El martes y miércoles (10 y 11 de octubre), la publicación The Hill, con sede en el D.C., publicó dos artículos reveladores. Uno de ellos es una advertencia contra una decisión precipitada del gobierno de Estados Unidos, la otra pronostica lo que se espera pronto debido a las nuevas regulaciones, las cuales deberían estar en perfecta consonancia con las advertencias del Departamento de Estado y el temor de presuntos ataques sónicos a individuos desconocidos.

En el primer artículo, en The Hill, “Estados Unidos Debe Fortalecer, No Abandonar, la Relación con Cuba”, Mark Feierstein explica que “La reducción de personal de la embajada estadounidense en La Habana y la embajada cubana en Washington tras los misteriosos ataques a funcionarios estadounidenses es un retroceso a los esfuerzos iniciados por el Presidente Obama para revertir una política de aislamiento de cinco décadas que no logró promover los intereses de Estados Unidos”.

Más adelante, en el mismo artículo de opinión, Feierstein escribe: “La expulsión de los diplomáticos cubanos, sin embargo, fue un paso más polémico, dado que Estados Unidos no cree necesariamente que el gobierno cubano haya autorizado los presuntos ataques”.

Destacamos las palabras “un paso más polémico”, dado que desde el inicio de las imputaciones de ‘ataque sónico’ Progreso Semanal ha cuestionado la razón o razones que involucra la relación entre Estados Unidos y Cuba, que había funcionado con soltura bajo la administración Obama.

Al día siguiente, The Hill publicó “Trump Termina por Golpear la Economía de Cuba –Dos Veces”. El artículo parece predecir lo que parece ser una medida para dar varios pasos hacia atrás en el acercamiento que comenzó en diciembre de 2014. En su artículo, Melanie Zanona explica que “se espera que EE.UU. pronto publique nuevas regulaciones que harán más difícil para los estadounidenses viajar a Cuba”.

James Williams, presidente de Engage Cuba, un grupo de activismo contra el embargo, es citado en el artículo de Zanona: “Es una combinación realmente devastadora. La gente [en Cuba] está muy nerviosa”.

Y debe estarlo. Los cubanos ya sienten todos los días los efectos de las dos semanas recientes. Según se explica en uno de los artículos de The Hill, “Julia de la Rosa, copropietaria del B & B (alojamiento con desayuno) La Rosa de Ortega, que está listada en Airbnb, dijo que ha recibido 29 cancelaciones de clientes estadounidenses en los últimos 30 días”. Añaden que “Lo que agrava la situación en Cuba es que la isla también se está recuperando del huracán Irma, aunque septiembre ya es un mes históricamente flojo…”

Más de 346 000 ciudadanos estadounidenses visitaron la isla durante los primeros seis meses de 2017 –un aumento de 149 por ciento respecto al mismo período del año pasado.

Viajar a la isla había comenzado a ser común en ambos lados. Progreso Semanal mantiene la creencia de que viajar hacia y desde la isla ha sido gran parte de la solución a un problema de larga data entre los dos países. Y desde diciembre de 2014, hemos visto una normalidad establecida entre los pueblos de ambos lados que no existía antes. Esa normalidad es un primer paso en la paz que deseamos para dos vecinos que están a sólo 145 kilómetros de distancia uno del otro.

La elección de Donald Trump y su visita a Miami a principios de este año parece haber puesto fin a esta transición pacífica debido a políticas de ambas partes. Con el senador Marco Rubio y los miembros del Congreso Mario Díaz Balart, Carlos Curbelo e Ileana Ros-Lehtinen al frente, hemos retrocedido a una curvatura del espacio-tiempo donde las mentiras y la invención de emergencias, hostilidad y osadía política parecen estar dominando el acercamiento de EE.UU. con la nación isleña.

Terminaremos con una cita tomada del artículo de The Hill en la que se pide que Estados Unidos no abandone la relación con Cuba:

Los autores de los presuntos ataques contra funcionarios estadounidenses aparentemente deseaban que los estadounidenses y el pueblo cubano se separaran de nuevo. Cualquiera que sea el origen de las enfermedades que afligen a los diplomáticos estadounidenses, los opositores cubanos a la apertura del presidente Raúl Castro con Estados Unidos estarán complacidos si los estadounidenses se desvincularan de Cuba, y los críticos en Estados Unidos de la normalización animan las renovadas tensiones. En bien del pueblo cubano y de los estadounidenses interesados en la relación con Cuba, es importante que los últimos acontecimientos no descarrilen la reconciliación histórica entre los dos países.

Traducción de Germán Piniella para Progreso Semanal.

Progreso Semanal/ Weekly autoriza la reproducción total o parcial de los artículos de nuestros periodistas siempre y cuando se identifique la fuente original y el autor.

2 Responses to Cuba en los titulares, y no es una buena noticia

  1. eso de que en cuba la gente está muy nerviosa me parece algo muy exagerado…

    es verdad que el “turismo” yanqui va a caer pero ni por asomo es el mayor emisor hacia cuba, así que no es un problema… el ritmo de crecimiento del turismo se incrementa cada año con una tendencia de crecimiento al 17 % anual sin contar prácticamente con los yanquis y ha sucedido este año y ahora viene la alta…

    con respecto a la dueña del hostal que ha tenido una cancelación por día en el último mes por parte de turistas estadounidenses… esas plazas fueron cubiertas seguramente por otros turistas, se está sobrando el turista en los hostales, desde hace dos o tres años no hay abasto y es un problema transitorio para la hostelera pues esas reservaciones que se caen terminarán pues se agotará el yanqui que venía y ya no viene y fin del asunto…

    air bn’b seguirá emitiendo hacia cuba, lo que no turismo yanqui… tengo un amigo canadiense que vino en marzo de este año y reservó por air bn’b y viene ahora en noviembre por la misma vía: con hostales reservados por medio de air bn’b… o sea, ahora air bn’b comercializará para ese turismo que nos hace crecer cada año y no para su propia gente, algo que tampoco les importa a ellos, la cosa es que puedan seguir operando destino cuba, como si se lo venden a un chino… y canadá es el principal emisor de turismo hacia cuba… así que…

  2. Pof favor, lo que pueda pensar una hostelera que representa un exiguo poricento de la población cubana que tiene la posibilidad e beneficiarse del turismo no tiene trascendencia. La adevertencia, que no prohibición, de no viajar a Cuba result evidente si uno al menos de esos ataques se produjo en un hotel. La “soltura” con que se desenvolvían las relaaciones Cuba-USA eran solo de parte de OBAma que sí fue mano suelta concediéndole al régimen todo lo que le pidió y recibiendo a cambio los desplantes de Fidel Castro en su escrito El Hermano Obama o que los soldados que desfilaban por la Plaza de la Revolución gritaran que le pondrían un casco de plomo en la cabeza al presidente norteamericano. Trump no acusa a Cuba, pero tiene que proteger a sus diplomáticos y por eso los saca de allá mientras no se resuelva el misterio.

¿Cuales piensa usted son las probabilidades que a Trump lo acusen (impeach) en 2018?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

Progreso Semanal, fundado por Francisco G. Aruca, es una publicación independiente con carácter progresista.
Editor: Álvaro Fernández
1602 Alton Road, Suite 28 Miami Beach, FL 33139.
Copyright © 2016 Progreso Weekly, Inc. Todos los derechos reservados