Cuba responsabiliza a Estados Unidos por el actual y futuro deterioro de las relaciones bilaterales

LA HABANA. Las autoridades cubanas acaban de emitir una declaración oficial leída por el canciller Bruno Rodríguez Parilla, en las cual durante 15 minutos se dedicó a exponer detalladamente la actual controversia entre las autoridades cubanas y las estadounidenses en cuanto a la llamada “guerra sónica”.

Rodríguez Parrilla calificó de ¨infundada e inaceptable¨ la reacción de la Casa Blanca de retirar a parte de su personal diplomático de su embajada en esta capital, por cuanto no existe evidencia alguna de que se haya efectuado ¨un ataque¨ contra esas personas además de cuestionar las posibles razones para enviar de vuelta a la isla a 15 diplomáticos cubanos establecidos en Washington.

¨Precipitada, inapropiada e irreflexiva¨ fueron otros de los términos empleados por el Canciller para la actual política del presidente Donald Trump hacia Cuba.

En otra parte de su intervención aseguró que la Isla poseía ¨un historial impecable¨ en la protección a diplomáticos extranjeros según la Convención de Viena.

El Ministro de Relaciones Exteriores aseguró también que ningún funcionario consular cubano realizaba labores de inteligencia.

Algunos de los puntos destacados en su intervención y en las respuestas ofrecidas a la prensa los detallamos a continuación:

  • No existe hasta el momento ningún “átomo” de evidencia que implique a Cuba en los sucesos que se investigan.
  • El canciller Bruno Rodríguez afirma que durante su reciente encuentro con el secretario Tillerson, este no aportó ninguna información nueva para la parte cubana, así como tampoco alguna evidencia o resultado conclusivo de la investigación en curso.
  • Las autoridades cubanas reiteran la necesidad de una cooperación efectiva. El canciller afirmó que luego de peritajes muy profesionales la evidencia ofrecida por la parte norteamericana ha sido considerada irrelevante. Cuba señala que el principal obstáculo para el esclarecimiento de los hechos ha sido la falta de acceso directo a los afectados y a los médicos que los examinaron, la entrega tardía de evidencias y su carencia de valor.
  • En esta declaración del Secretario de Estado Rex Tillerson es la primera vez que se utiliza la palabra “ataques”, en lugar de “incidentes”, la que se había usado hasta el momento por las autoridades norteamericanas.
  • Estados Unidos acusa a Cuba de no haber adoptado todas las medidas necesarias para evitar cualquier ataque a la integridad física, la libertad o la dignidad del personal diplomático estadounidense acreditado. Pero no dice que hayan ocurrido los ataques.
  • Según la nota (aquí en inglés) del departamento de estado, el argumento para ordenar la partida de los diplomáticos cubanos del territorio estadounidense es que el propio gobierno de Estados Unidos ha reducido su personal diplomático en la Isla.
  • Es la primera vez que las autoridades cubanas permiten, al menos reconocido públicamente, que agencias de seguridad norteamericanas vengan a Cuba e investiguen algún caso.
  • Funcionarios del departamento de estado, según afirmó Bruno Rodríguez, han estado mal informando y filtrando información a la prensa estadounidense con objetivos políticos escudándose en el anonimato.
  • Esta mañana el oficial anónimo que ofreció una conferencia de prensa anunció que ha aparecido un diplomático más afectado, y que eso ocurrió en el mes enero de este año. También dijo que eso se dio a conocer ahora porque fue reevaluado. Mientras, Cuba insiste en ser notificada en tiempo real sobre la aparición de nuevas evidencias, afectaciones o síntomas. Y particularmente el canciller cubano le imputa una gran falta de seriedad de este enfoque.
  • Durante la conferencia de prensa de este martes en Washington el oficial dejó toda una sería de datos fundamentales bajo un símbolo de interrogación. Dijo que está claro que el personal norteamericano en la Isla está sufriendo ataques que provienen de alguien que está utilizando vías y métodos desconocidos.
  • Luego de tomar las medidas de reducir el personal en ambas embajadas, el oficial del departamento de estado dijo que se evaluaría el impacto de esas medidas sobre el tema de la reunificación familiar y la emisión de visas para inmigrantes y visitantes a Estados Unidos.
  • Tanto la retirada de parte del personal norteamericano en La Habana, como la del personal cubano en Washington son medidas unilaterales. No son acciones de reciprocidad, en tanto Cuba no ha tomado ninguna medida que se pueda reciprocar.
  • Según afirmó el canciller cubano, la situación en la que está el consulado de Cuba en Washington es de “extremada precariedad”, ya que luego de la decisión de Estados Unidos de retirar a su personal, ha quedado un solo funcionario consular cubano.
  • Bruno afirmó que las medidas de la parte cubana han incluido el reforzamiento de las medidas de protección del personal estadounidense, y que no se han adoptado otras adicionales por la propia decisión del Departamento de Estado.
  • La mayor parte de los incidentes ocurridos fueron reportados por Estados Unidos meses después que ocurrieran.
  • El grupo de expertos y peritos cubanos no ha tenido la oportunidad de visitar los lugares afectados que involucran residencias de personal diplomático porque ha sido impedido por la parte estadounidense.
  • El canciller dijo además que no ha habido encuentros entre el personal médico que integra esta investigación con los especialistas médicos estadounidenses, lo cual “ha sido solicitado reiteradamente”. Tampoco han sido posibles encuentros entre expertos de ambos lados en relación a los aspectos de orden tecnológico y de otra naturaleza.
  • Las autoridades cubanas se mantienen en contacto y cooperación con las autoridades canadienses.
  • Las políticas anunciadas el pasado 16 de junio por el presidente Donald Trump y “otros hechos que se han producido”, constituyen en efecto un retroceso y han enrarecido la relación bilateral.
  • La decisión de retirar personal diplomático de nuestra embajada en Washington es un acto de naturaleza política, y no responde en modo algunos a los resultados de la investigación en curso. Estas medidas solo benefician “a quienes quisieran descarrilar la posibilidad de que las relaciones entre ambos países continúen avanzando”.
  • El MINREX reitera la disposición de Cuba a continuar propiciando una cooperación seria y objetiva entre las autoridades de ambos países.

Progreso Semanal ofrece a sus lectores la declaración oficial efectuada durante la rueda de prensa celebrada en el Minrex.

 

 

Progreso Semanal/ Weekly autoriza la reproducción total o parcial de los artículos de nuestros periodistas siempre y cuando se identifique la fuente original y el autor.

Sorry, comments are closed for this post.

¿Cuales piensa usted son las probabilidades que a Trump lo acusen (impeach) en 2018?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

Progreso Semanal, fundado por Francisco G. Aruca, es una publicación independiente con carácter progresista.
Editor: Álvaro Fernández
1602 Alton Road, Suite 28 Miami Beach, FL 33139.
Copyright © 2016 Progreso Weekly, Inc. Todos los derechos reservados