EE.UU. retira personal de su embajada en Cuba y cancela emisión de visas de forma indefinida

El Departamento de Estado anunció este viernes que tomó la decisión luego que 21 miembros de la legación diplomática se vieran afectados por problemas de salud de origen desconocido, que incluyen la pérdida de la audición, mareos y náuseas que pudieron causar incluso “daño cerebral”.

“Hasta que el gobierno de Cuba pueda asegurar la seguridad del personal del gobierno de Estados Unidos, nuestra embajada se reducirá a personal de emergencia”, explicó un alto funcionario que pidió no ser identificado.

Aunque previamente se había hablado de “ataques sónicos”, en esta oportunidad las autoridades de Estados Unidos se refirieron a lo ocurrido como “ataques específicos”, pues según el funcionario, Estados Unidos no sido capaz aún de identificar el origen de lo sucedido.

Las denuncias de los supuestos “ataques” fueron rechazadas por el gobierno de Cuba, que niega cualquier responsabilidad en el caso y asegura que lleva a cabo una investigación para determinar sus causas.

El secretario de Estado, Rex Tillerson, anunció la pasada semana que la Casa Blanca valoraba el cierre de la embajada en La Habana por los supuestos ataques.

No obstante, en un comunicado emitido este viernes, Tillerson aseguró que su país mantendrá los lazos diplomáticos con la isla caribeña.

Tillerson no responsabilizó directamente al gobierno de Cuba por los “ataques”. Foto: Getty Images.

“Mantenemos relaciones diplomáticas con Cuba y nuestro trabajo en Cuba sigue guiado por los intereses de seguridad nacional y de política exterior de Estados Unidos”, aseguró en un comunicado.

No obstante, el gobierno de Raúl Castro calificó la medida de “precipitada” y consideró que puede dañar los vínculos entre los dos países.

“Va a afectar las relaciones bilaterales, en particular sobre temas de interés mutuo”, aseguró a la televisión estatal cubana Josefina Vidal, responsable de la dirección de Estados Unidos de la cancillería.

Otras sanciones

El alto funcionario que ofreció información a los medios en calidad de anonimato indicó que la medida incluye la cancelación de la emisión de visasyla emisión de una alerta recomendando a los estadounidenses no viajar a la isla.

El gobierno de EE.UU. cree que los “ataques” también se realizaron en hoteles donde se hospedan estadounidenses. Foto: AFP.

Explicó que las normativas responden a que la embajada no contará con suficiente personal para procesar las visas y a que los “ataques” contra los diplomáticos ocurrieron también en hoteles donde se alojaron estadounidenses durante su visita a Cuba.

“El hecho de que algunos ataques ocurrieron en hoteles donde podrían hospedarse ciudadanos de Estados Unidos y que no podamos alertar cómo los estadounidenses pueden mitigar estos ataques, sentimos la necesidad de advertir que no viajen a Cuba”, dijo.

En este sentido, el Departamento de Estado justificó en su alerta de viaje que, aunque aún no se ha identificado el causante de los hechos, “el gobierno de Cuba es responsable por no tomar las medidas apropiadas para prevenir los ataques a nuestro personal diplomático y a ciudadanos de Estados Unidos”.

El Departamento de Estado anunció, además, que los viajes oficiales se reducirán a los que estén vinculados con la investigación, por asuntos de seguridad nacional o temas cruciales de la embajada.

Ambos gobiernos se reunieron el martes en Washington en una reunión de la Comisión Bilateral, en la que, según el Departamento de Estado, se abordó también el tema.

Bruno Rodríguez negó la responsabilidad de su gobierno con los supuestos ataques sónicos. Foto: AFP.

En el encuentro, el canciller cubano, Bruno Rodríguez, negó nuevamente que su país estuviera involucrado en el ataque a los diplomáticos y alegó que el gobierno de Estados Unidos está “politizando” los hechos.

En un comunicado emitido el pasado miércoles, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba se mostró nuevamente dispuesto a colaborar en las investigaciones sobre estos “incidentes”, rechazó su responsabilidad y reiteró su crítica a la expulsión de dos diplomáticos cubanos de Estados Unidos en mayo pasado.

Los ataques continuaron

Fuentes del gobierno de Estados Unidos aseguran que ocurrieron al menos 50 “ataques” desde 2016 y el último reportado tuvo lugar en agosto pasado, cuando ya se investigaban los hechos.

Estados Unidos canceló la emisión de visas desde Cuba. Cientos de personas acudían cada día a la embajada a solicitar el permiso de viaje. Foto: AFP.

Algunos diplomáticos entrevistados por televisoras de Estados Unidos rechazaron la medida, por considerar que se tomaba antes de que se esclareciera la responsabilidad de los “incidentes” y en un momento en el que Cuba se prepara para una posible sucesión del presidente Raúl Castro.

Barbara Stephenson, presidenta de la Asociación de Servicio Exterior de Estados Unidos, que representa a los diplomáticos de ese país, afirmó que su organización rechazaba la medida.

Funcionarios del Departamento de Estado, por su parte, explicaron que la medida se tomó ante la falta de progreso de las investigaciones sobre los hechos y tras valorar una serie de posibles sanciones desde cerrar la embajada hasta reducir el número de personal que podría estar “en riesgo”.

Un año atrás

Los empleados de la embajada estadounidense comenzaron a notar los síntomas a finales del año pasado.

La actual sede de la embajada de Estados Unidos en Cuba (hasta 2015, Oficina de Intereses) fue por año epicentro de las protestas de Fidel Castro contra Estados Unidos. Foto: Getty Images.

Los afectados, algunos de los cuales abandonaron Cuba, fueron tratados en Estados Unidos y por médicos estadounidenses en La Habana.

Los medios de Estados Unidos alegaron que la pérdida auditiva de los diplomáticos pudo haber estado vinculada a unos aparatos de sonido que emiten ondas inaudibles que pueden causar sordera.

Analistas de seguridad creen que un tercer país pudo haber estado involucrado, pero el incidente todavía está lleno de incógnitas.

En la conferencia de prensa de este viernes, el vocero del Departamento de Estado aseguró que Estados Unidos no ha establecido aún la responsabilidad de un tercer país como parte de las investigaciones, aunque aclaró que esta continúa.

Respuestas y represalias

Estados Unidos anunció a inicios de agosto pasado que había expulsado en mayo a dos diplomáticos cubanos como respuesta a los “incidentes” ocurridos en la isla.

“Algunos miembros de nuestro personal tuvieron la opción de dejar Cuba por razones de salud. Como resultado de eso, invitamos a dos funcionarios cubanos a abandonar Estados Unidos y ya lo han hecho”, afirmó la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert.

La portavoz de Asuntos Globales de Canadá, Brianne Maxwell, confirmó también que los funcionarios de la embajada canadiense fueron afectados por estos hechos, que ninguno de los tres gobiernos ha aclarado en qué consistieron.

Estados Unidos expulsó a dos diplomáticos cubanos en mayo pasado, a menos de dos años del restablecimiento de las relaciones bilaterales. Foto: Getty Images.

Maxwell indicó que empleados de varias agencias del gobierno canadiense “están conscientes de los síntomas inusuales que afectaron al personal diplomático canadiense y estadounidense y a sus familias en La Habana” y aseguró que las autoridades trabajan en su esclarecimiento.

“Nuestro gobierno está trabajando activamente, incluso con las autoridades de Estados Unidos y Cuba, para determinar la causa”, afirmó.

La Habana y Washington restablecieron sus relaciones diplomáticas en agosto de 2015, en un proceso de acercamiento que se selló durante una visita del entonces presidente Barack Obama a Cuba.

No obstante, la llegada a la Casa Blanca de Donald Trump supuso una nueva escalada de tensión entre los dos países.

En mayo pasado, la Casa Blanca anunció una serie de sanciones al gobierno de Cuba, aunque mantuvo las principales políticas impulsadas por Obama, entre ellas, la apertura de las embajadas.

El gobierno de Raúl Castro, por su parte, consideró el anuncio de Trump como un “regreso a la retórica de Guerra Fría”.

Foto de portada: AFP.

(Tomado de BBC Mundo)

Departamento de Estado de los Estados Unidos

Oficina del portavoz

Para la liberación inmediata

Declaración del secretario Tillerson

29 de septiembre de 2017

Medidas adoptadas en respuesta a los ataques contra el personal del gobierno de los estados unidos en Cuba

En los últimos meses, 21 empleados de la embajada de los estados unidos han sufrido una variedad de lesiones de ataques de naturaleza desconocida. Las personas afectadas han mostrado una serie de síntomas físicos, incluyendo quejas de oído, pérdida auditiva, mareos, dolor de cabeza, fatiga, problemas cognitivo y dificultad para dormir. Los investigadores han sido incapaces de determinar quién es responsable o qué está causando estos ataques.

El 29 de septiembre, el departamento ordenó la salida del personal no de emergencia asignado a la embajada de los estados unidos en la Habana, así como a todos los miembros de la familia. Hasta que el gobierno de Cuba pueda garantizar la seguridad de nuestros diplomáticos en Cuba, nuestra embajada se reducirá al personal de emergencia a fin de reducir al mínimo el número de diplomáticos en riesgo de exposición al daño.

En conjunción con la salida ordenada de nuestro personal diplomático, el departamento ha emitido una advertencia de viaje que aconseja a los ciudadanos estadounidenses que eviten viajar a Cuba e informarles de nuestra decisión de dibujar a nuestro personal diplomático. No tenemos informes de que los ciudadanos privados de los estados unidos hayan sido afectados, pero se sabe que los ataques han ocurrido en residencias diplomáticas estadounidenses y hoteles frecuentado por ciudadanos de los Estados Unidos. El Departamento no tiene respuestas definitivas sobre la causa o la fuente de los ataques y no puede recomendar un medio para mitigar la exposición.

La decisión de reducir nuestra presencia diplomática en la habana se hizo para garantizar la seguridad de nuestro personal. Mantenemos relaciones diplomáticas con Cuba, y nuestra labor en Cuba sigue siendo guiada por los intereses de la seguridad nacional y de la política exterior de los Estados Unidos. Cuba nos ha dicho que seguirá investigando estos ataques y que vamos a seguir cooperando con ellos en este esfuerzo.

La salud, la seguridad y el bienestar de nuestra comunidad de la embajada es nuestra mayor preocupación. Vamos a seguir investigando agresivamente estos ataques hasta que se resuelva el asunto.

(Tomado del sitio web del Departamento de Estado de Estados Unidos)

Deja un comentario

Encuesta: ¿Cómo describiría al Presidente Donald Trump?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

Progreso Semanal, fundado por Francisco G. Aruca, es una publicación independiente con carácter progresista.
Editor: Álvaro Fernández
1602 Alton Road, Suite 28 Miami Beach, FL 33139.
Copyright © 2016 Progreso Weekly, Inc. Todos los derechos reservados