Explosión en un vagón del metro de Londres es investigada como incidente “terrorista”

Al menos 29 pasajeros resultaron heridos este viernes en una explosión en un vagón del metro de Londres que se desplazaba por el suroeste de la capital británica.

Los servicios de emergencia, la policía y los paramédicos fueron llamados a eso de las 8:20 am (hora local) a la estación de Parsons Green, en el distrito de Fulham.

Scotland Yard (la policía metropolitana de Londres) investiga el hecho como un incidente “terrorista”.

Horas después, el autodenominado Estado Islámico reivindicó la autoría del ataque a través de su agencia de noticias Amaq.

La primera ministra británica, Theresa May, anunció que las autoridades elevaron el nivel de alerta antiterrorista al nivel “crítico”, el máximo que hay, en previsión de que pudieran producirse nuevos ataques.

El comisionado asistente de Scotland Yard, Mark Rowley, declaró que se trató de un dispositivo explosivo improvisado y que se han abierto numerosas vías de investigación.

La BBC entiende que el dispositivo estaba conectado a un cronómetro para controlar su detonación.

Frank Gardner, periodista de la BBC especializado en temas de seguridad dijo que todo indica que el artefacto explosivo “estaba diseñado para matar y herir a un enorme número de personas”.

Agregó que expertos en explosivos dicen que fue una “deflagración” antes que una detonación. Ésta última, de haber funcionado como estaba diseñada, “hubiera matado a todos alrededor”.

Los organismos de seguridad dicen haber recopilado una gran cantidad de evidencias y en el momento se realiza una búsqueda intensa de los responsables.

Reacciones

La primera ministra británica, Theresa May, dijo en su cuenta oficial de Twitter: “Mis pensamientos están con los heridos en Parsons Green y con los servicios de emergencia que responden valientemente a este incidente terrorista”.

Por su parte, el alcalde de Londres, Sadiq Khan, declaró en un comunicado condenando el hecho que “Londres ha comprobado una y otra vez que nunca seremos intimidados o derrotados por el terrorismo”.

También agradeció a los servicios de emergencia y urgió a los ciudadanos a mantener la calma y la vigilancia.

Foto: Alex Littlefield.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tuiteó que quienes perpetraron el acto eran “personas enfermas y dementes”.

Pero sus comentarios siguientes tendieron a ser interpretados más como crítica a las autoridades británicas que de apoyo cuando escribió que los responsables “estaban en la mira de Scotland Yard” y que había que ser “proactivo”.

Algunos condenaron que esas declaraciones fueran emitidas por el líder de un aliado y asociado en asuntos de inteligencia.

Theresa May criticó las palabras de Trump diciendo que ese tipo de especulación no es útil para una investigación que se está llevando a cabo.

En el lugar de los hechos se encuentra la Brigada de Bomberos de la capital con seis camiones de incendio, dos unidades de rescate y unos 50 bomberos y expertos.

Las imágenes iniciales en el lugar mostraron un balde blanco incendiado que, después de inspección, tenía unos cables que sobresalían.

A pesar del incendio no hubo mayores daños al tren que es de modalidad articulada, o sea que los carros no están separados y de haberse dado una explosión o conflagración ésta no hubiera quedado contenida y se hubiera extendido mucho más.

Aparentemente el dispositivo no detonó, como era la intención, “para fortuna de los pasajeros”, afirmó uno de los corresponsales de la BBC.

Varias personas resultaron con quemaduras faciales o con el pelo chamuscado y sus prendas incendiadas.

Unos 700 pasajeros estaban en el tren y la estación de Parsons Green, según los testigos. Foto: Alex Littlefield.

 

Pasajeros fuera de la estación Parsons Green. Foto: Reuters.

“Pandemonio”

La BBC entrevistó a un pasajero, Peter Crowley, que sufrió quemaduras en el cuero cabelludo por lo que describe como una “bola de fuego” y quien dijo que otras personas sostuvieron lesiones más graves.

“Vi como una de las chaquetas de un pasajero se derretía por las llamas”, relató Crowley.

El Servicio Nacional de Salud informó haber tratado a 22 personas afectadas por la explosión. 18 fueron trasladadas a hospitales por las ambulancias y cuatro más se presentaron por cuenta propia.

Sin embargo, no se reportaron heridas “serias ni que amenazan la vida”.

Algunos pasajeros recibieron cuidado por quemaduras pero no se registraron heridas de gravedad. Foto: EPA.

El estallido generó “pánico” entre los pasajeros que abandonaron la estación en masa. “Todo el mundo saltó inmediatamente del tren”, añadió.

Aunque no había la congestión habitual de esa hora de la mañana, donde los pasajeros “están empacados como sardinas”, se habla de unas 700 personas intentando salir despavoridamente del tren y de la estación.

Testigos describen “pandemonio” entre los pasajeros, algunos cayendo al piso y otros gritando “explosión” y “fuego” al salir de Parsons Green, una estación que no es subterránea.

Una mujer le describió a la BBC cómo tuvo que pasar por encima de algunos pasajeros tendidos en el suelo.

La policía acordonó una gran sección del área y las vías que conducen al lugar están cerradas.

Los servicios de emergencia prestan asistencia frente a la estación de Parsons Green. Foto: Reuters.

El quinto

Este es el quinto incidente catalogado como “ataque terrorista” en lo que va de 2017 en Reino Unido pero es el único este año en el que nadie ha perdido la vida. En los otros anteriores, 36 personas murieron.

La policía estima que ha logrado detener otros seis importantes complots, sobre los cuales pronto se iniciarán juicios.

Se trata del período más largo de actividad “terrorista” sostenida en Inglaterra desde la campaña de bombas del Ejército Republicano Irlandés (IRA) a principios de los años 70.

Los expertos del laboratorio secreto de investigación de explosivos estarán analizando la evidencia del tren metropolitano para ver cómo se compara con lo que han visto anteriormente.

El comisionado asistente de Scotland Yard instó a cualquier testigo o persona con alguna información a contactar a las autoridades.

La policía está entrevistando a numerosas personas y analizando las imágenes de circuito cerrado pero también están solicitando fotos y videos que hayan sido tomados por el público del lugar y sus alrededores, durante el incidente.

Las tres preguntas clave que querrá contestar el Comando Antiterrorista de la Policía Metropolitana son: ¿Quiénes son los autores? ¿Hay más artefactos plantados? ¿Quién más puede estar involucrado?

Entretanto, hay una presencia intensa y visible de la policía en la ciudad, en particular por todo el sistema de trenes metropolitanos.

(Tomado de BBC Mundo)

Sorry, comments are closed for this post.

Encuesta: ¿Cómo describiría al Presidente Donald Trump?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

Progreso Semanal, fundado por Francisco G. Aruca, es una publicación independiente con carácter progresista.
Editor: Álvaro Fernández
1602 Alton Road, Suite 28 Miami Beach, FL 33139.
Copyright © 2016 Progreso Weekly, Inc. Todos los derechos reservados