Hablando de “tipos malos”… está Joe Arpaio

Tras la amnistía al exsheriff Joe Arpaio, la mayoría de los comentaristas políticos y de medios de comunicación han discutido principalmente la falta de respeto por parte del presidente Trump a la condena dictada por un tribunal federal. De manera alarmante, hay muy pocos enfoques de cómo la amnistía concedida por Trump respalda los atroces abusos de derechos humanos contra los latinos cometidos por Arpaio durante décadas, los cuales incluyen detenciones injustificadas, humillación, tortura y muerte ilegal.

El forense del condado de Maricopa descubrió 157 muertes (incluyendo 39 suicidios) entre 1996 y 2015 en las cárceles de Arpaio y en los campos de concentración de “Tent City” (Ciudad de las Carpas) –una tasa de suicidios del 24 por ciento. Una investigación de 2015 por parte del Phoenix New Times arrojó que “más de 13 000 reclamaciones fueron presentadas contra la oficina del sheriff por maltrato, abuso y, en última instancia, muerte”.

La amnistía firmada por Trump alienta en términos escalofriantes una historia de opresión contra los latinos. También sirve como un presagio de lo que Trump tiene en cartera para los jóvenes SOÑADORES que han recibido cobertura en virtud del Programa de Acción Diferida para las Llegadas de Niños (DACA). La práctica Trump/Arpaio de clasificar y abusar de los latinos como si fueran criminales envía un mensaje muy claro a los grupos de odio de que se ha iniciado la temporada de caza contra los latinos en Estados Unidos.

El comunicado de prensa de Trump acerca de su indulto al sheriff Joe Arpaio declaró: “A lo largo de su servicio como sheriff, Arpaio continuó el trabajo de toda su vida de proteger al público de los flagelos del crimen y la inmigración ilegal”.

Aquí va el historial de Arpaio de abuso y violencia contra los latinos que Trump exalta con su vergonzoso perdón:

  • En 2005, el departamento de Arpaio hizo marchar a 700 prisioneros vestidos con ropa interior rosada y sandalias mientras segregaba a 200 prisioneros latinos (70 por ciento no culpables de delito alguno) en una Tent City rodeada de alambre eléctrico.
  • En 2008, Arpaio se jactó de que estaba operando un “campo de concentración”.
  • En julio de 2011, en la Tent City de Arpaio se registró una temperatura de 63 grados Celsius.
  • En 2011, el diario Los Angeles Times informó que “el departamento del sheriff Joe Arpaio con sede en Phoenix arrestó repetida e ilegalmente a latinos, abusó de ellos en las cárceles del condado y no investigó cientos de agresiones sexuales”.
  • La misma noticia de Los Angeles Times mencionó una carta a Arpaio, enviada por el fiscal general adjunto de los Derechos Civiles de Estados Unidos, Thomas Pérez (exsecretario de Trabajo y actual presidente del Comité Nacional Demócrata), que “describía a los latinos detenidos en irrazonables paradas de tráfico, negocios asaltados cuando los latinos se reunían al frente, burla a los reclusos con epítetos raciales, y 432 casos de agresión sexual y abuso sexual infantil, a menudo involucrando a los latinos”, a los que “los cuales no fueron investigados debidamente durante un período de tres años”.
  • En 2012, una demanda presentada por el Departamento de Justicia de Estados Unidos declaraba: [6] “La oficina del sheriff del condado de Maricopa (MCSO) y el sheriff Joseph M. Arpaio (Arpaio) han participado y siguen participando en un patrón o práctica de conducta policial discriminatoria e ilícita dirigida contra los latinos”.
  • La demanda federal también declaraba: “Los latinos en el condado de Maricopa son detenidos y arrestados frecuentemente debido a su raza, color u origen nacional”.
  • También encontró la detención inconstitucional e ilegal de conductores y pasajeros latinos, debido a su raza, color u origen nacional para determinar el estatus migratorio, sin haber base legal para la detención”.
  • La “selección inconstitucional e ilegal de trabajadores latinos y la detención ilegal de latinos, debido a su raza, color u origen nacional durante redadas”.

La clasificación racista de los latinos se asemeja a otra práctica abusiva de Arpaio, que es coherente con la clasificación y persecución de sus opositores políticos que hace Trump.

Además, en 2008 Arpaio, usando al fiscal del condado Andrew Thomas como su complemento, comenzó una serie de investigaciones y de procesamientos contra sus opositores políticos, incluyendo cuatro jueces jubilados, dos supervisores en funciones del condado, y un supervisor jubilado del condado. Estas persecuciones políticas sin fundamento resultaron en compensaciones a las víctimas por más de $45 millones, y el fiscal Thomas del condado fue deshabilitado para ejercer como abogado por su mala conducta.

En total, se estima que Arpaio, según un informe, costó $142 millones de dólares en costos judiciales debido a demandas de prisioneros que murieron en su cárcel, de jueces y funcionarios del condado que acusó y demandó, de periodistas que habían sido perseguidos por su oficina y de inmigrantes ilegalmente detenidos”.

Y no menos importante, Trump y Arpaio trabajaron mano a mano para difundir el mito del nacimiento del presidente Obama. El 18 de julio de 2002, Trump tuiteó: “Felicidades a @RealSheriffJoe por su exitosa investigación Cold Case Posse, que afirma que el ‘certificado de nacimiento’ de @BarackObama es falso”.

La amnistía al criminal sheriff Arpaio tiene que ser un llamado de atención para todos los latinos. Dada esta amenaza existencial a nuestras comunidades en todas partes, he aquí cómo deben responder los líderes comunitarios latinos:

Primero, si ustedes con funcionarios electos, incluso a nivel de la junta escolar local, presenten inmediatamente una resolución ante su órgano para censurar al Presidente Trump por la amnistía a Arpaio. (Hagamos más de mil resoluciones de censura.)

En segundo lugar, si ustedes pertenecen una organización latina sin fines de lucro, presenten una queja ante Tribunal Penal Internacional de La Haya contra el exsheriff criminal Arpaio y el presidente Trump por crímenes contra la humanidad. El historial de Arpaio está lleno de incidentes de encarcelamiento injusto y de opresión política y racial que provocaron lesiones físicas y muerte. El uso que hizo Trump de su posición oficial para indultar al sheriff Arpaio constituye un respaldo inquietante y sin precedentes a los abusos de derechos humanos por el llamado líder del mundo libre y civilizado.

Tercero, necesitamos demostrar nuestra vasta fortaleza económica al boicotear al mayor símbolo del poder económico asociado con la Administración Trump: Exxon Mobil. El secretario de Estado Rex Tillerson se desempeñó como presidente de Exxon Mobil durante diez años, 2006 a 2016. Aunque Tillerson ya no está asociado con Exxon Mobil, fue beneficiado con un paquete de indemnización de $180 millones por parte de la corporación. Este boicot enviaría un mensaje de que los latinos no patrocinarán negocios con fuertes lazos con Trump o la Organización Trump. Consideren el hecho de que muchos líderes empresariales ya se han disociado públicamente de Trump a raíz de sus comentarios tolerantes acerca de los manifestantes racistas de Charlottesville.

Como comunidad, debemos tomar estas y otras medidas de acción; no podemos permitirnos ser apáticos y esperar el siguiente ataque de Trump. Los SOÑADORES ya están en la mira de Trump. La clasificación racial masiva y las separaciones familiares en nuestros vecindarios, escuelas y lugares de trabajo usando la “fuerza de deportación” de Trump probablemente vendrán ahora. Es el momento de hacer oír nuestras poderosas voces. ¡Sí se puede!

(*) Jim González fue supervisor de San Francisco y autor de la primera ordenanza de ciudad-santuario en toda la nación en 1989; es presidente de la Coalición de Políticas Latinas con sede en Sacramento, California. Por medio de su firma, JG & Associates, es asesor de política pública y estratega político para políticos elegidos y designados, líderes del sector privado, compañías internacionales y organizaciones sin fines de lucro. Se le puede contactar en jim@jimgonzalez.com

(Esta columna fue tomada del NILP Report. El Instituto Nacional de Políticas Latinas es un centro no partidista establecido en 1982 en la Ciudad de Nueva York, originalmente como  Instituto para la Política Puertorriqueña (IPR, por sus siglas en inglés). NILP proporciona un enfoque y voz singulares para el análisis de políticas y las necesidades de apoyo de la comunidad latina en Estados Unidos.)

Traducción de Germán Piniella para Progreso Semanal.

Deja un comentario

Encuesta: ¿Cómo describiría al Presidente Donald Trump?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

Progreso Semanal, fundado por Francisco G. Aruca, es una publicación independiente con carácter progresista.
Editor: Álvaro Fernández
1602 Alton Road, Suite 28 Miami Beach, FL 33139.
Copyright © 2016 Progreso Weekly, Inc. Todos los derechos reservados