“Sería una vergüenza que el presidente Trump diera marcha atrás a la política hacia Cuba”

WASHINGTON, DC – El presidente de Engage Cuba, James Williams, publicó la siguiente declaración con respecto al anuncio de que el presidente Trump revelará la política de Estados Unidos hacia Cuba en Miami el próximo viernes:

“Si el presidente Trump quiere un ‘mejor trato’ para el pueblo cubano, sería una vergüenza que él diera marcha atrás a nuestra política antes de que él mismo llegue a la mesa. Si el presidente está dispuesto a negociar con Arabia Saudí, Egipto, Filipinas, ¿por qué no con Cuba?

“Nuestra nueva política hacia Cuba ha impulsado la economía, ha creado empleos en Estados Unidos, ha fortalecido la seguridad nacional de Estados Unidos y ha empoderado al pueblo cubano. Endurecer estas restricciones dañaría al pueblo cubano y agregaría nuevas regulaciones eliminadoras de empleos a compañías estadounidenses, lo contrario al plan ‘Estados Unidos Primero’ del presidente Trump.

“Esperamos que un evento de estilo dramático de campaña en Miami sea más un gesto simbólico para apaciguar a dos miembros cubanoamericanos del Congreso, en lugar de una presentación de cambios sustanciales en las políticas que son apoyadas por una mayoría bipartidista del Congreso y el pueblo estadounidense .

“Imponer nuevas regulaciones a los viajes y al comercio con Cuba sería una mala estrategia, una mala política y dañino para los negocios de Estados Unidos”.

A este anuncio le precedieron informes de que la revisión de la política de Estados Unidos hacia Cuba ha sido influida en gran medida por un toma y daca legislativo no vinculado a la política hacia Cuba entre dos miembros del Congreso, en comparación con los méritos de la revisión, durante la cual casi todas las agencias expresaron su apoyo al acercamiento.

Hoy, siete congresistas republicanos enviaron una carta urgiendo al presidente Trump a continuar acercándose a Cuba por el bien de la seguridad nacional de Estados Unidos. Los miembros republicanos señalaron que los vínculos entre Rusia y La Habana han aumentado a un ritmo alarmante, y el cambio de rumbo con Cuba permitiría que Rusia entrara a nuestro patio trasero. Además, tres senadores republicanos enviaron una carta a la administración Trump diciendo que las reformas recientes a la política hacia Cuba han ayudado a la economía de Estados Unidos y al pueblo cubano.

El 1 de junio, Engage Cuba publicó un informe estimando que una marcha atrás de las políticas hacia Cuba costaría a la economía de Estados Unidos $6,6 mil millones de dólares y afectaría a 12 295 empleos estadounidenses durante el primer trimestre de la administración Trump. Las políticas de la administración Obama para aflojar las regulaciones para las compañías estadounidenses interesadas en hacer negocios en Cuba han contribuido a un crecimiento económico significativo y a la creación de empleo en todo el país.

El 25 de mayo, los senadores estadounidenses Jeff Flake (republicano por Arizona) y Patrick Leahy (demócrata por Vermont) encabezaron un grupo bipartidista de 55 senadores en la reintroducción de la Ley Libertad a los Estadounidenses para viajar a Cuba, una legislación que eliminaría las actuales restricciones a los viajes a Cuba con fines turísticos.

En septiembre, la Universidad Internacional de Florida publicó una encuesta que muestra que el 63% de los cubanoamericanos en el condado de Miami Dade apoyan la eliminación total del embargo. Más información (en inglés) acerca del escrutinio de políticas de Estados Unidos hacia Cuba está disponible aquí.

Foto de portada: Carlos Ernesto Escalona Martí, Kako.

(Tomado de Engage Cuba. Traducción de Germán Piniella para Progreso Semanal.)

2 Responses to “Sería una vergüenza que el presidente Trump diera marcha atrás a la política hacia Cuba”

  1. Lo verdaderamente vergonzoso, son las medidas tomadas por el Presidente Obama que le ofreció a la Dictadura todo tipo de consecuciones si exigir nada a cambio. Por medio de la cual mando un mensaje de tolerancia y convivencia con regímenes tiránicos, legitimando al dictador, y de abandono y rechazo al pueblo de Cuba, cansado de vivir en una situación de servidumbre.
    Sin tener a mano las herramientas para coger en sus manos su propio destino. vergüenza es dar un espaldarazo a la dinastía comunista de Cuba y darle la espalda a cubano común que por casi 60 años se ha mantenido oprimido y pisoteado por este régimen a tal punto que hoy sigue decidiendo hasta que va a comer el cubano y que cantidad.
    Como podemos esperar que ese régimen cambie si es reconocido y aceptado por los organismos intencionales y el Gobierno de Estados Unidos. Porque si el régimen se ve obligado a buscar nuevas fuentes de ingresos y comercio por el colapso de Venezuela Estados Unidos no le va a pedir a Raúl Castro como mínimo la libertad de todos los presos políticos, la estrega de todos los fugitivos de la justicia norteamericana, porque no exigirle que cese su apoyo a organizaciones terroristas como ETA, Hamas, la FAR, como no exigirles que permitan que el pueblo cubano tenga el derecho de elegir sus representantes a todos los niveles incluyendo la presidencia.
    Los únicos que están defendiendo el levantamiento del embargo son las compañías que quieren lucrar con el sufrimiento del cubano, los que desean aumentar sus ingresos explotando mano de obra barata, pagando a la tiranía el noventa % del salario del cubano que no tendrá otra alternativa que someterse.
    Lo primero que debe exigirle Trump a el tirano es que deje en paz al pueblo de Cuba para que este pueda ejercer libre y soberanamente su soberanía, que pueda tener libre acceso a la información, que saque sus fuerzas de ocupación de Venezuela enmascaradas bajo el manto de solidaridad y colaboración de pueblo a pueblo, que detenga su estrategia junto al traidor de su Pueblo Juan Manuel Santos de entregar a Colombia a una narco guerrilla que no hará otra cosa que la cubanización y destrucción de todas las infraestructuras sociales políticas y económicas del país al estilo de Cuba y Venezuela.
    Los cubanos que puedan estar a favor de la normalización de las relaciones de los dos gobiernos y que estados Unidos le dé acceso a créditos a la Dictadura no aman a ese pueblo que ha estado marginado y discriminado por 60 años, son los que están de acuerdo a que la dinastía de la familia Castro continúen por décadas más llevando sus vidas llenas de lujos y prebendas. Mientras los cubanos tendrán que seguir recurriendo al robo, la prostitución, o la mantención de sus familiares en el exterior para poder solventar sus necesidades más elementales o simplemente abandonar la tierra que los vio nacer.

  2. Totalmente de acuerdocon lo dicho en el comentario anterior. Además, es tonto pensar que por acercare a Cuba, Estados Unidos estará reforzando su seguridad nacional. La penetrción rusa en USA a través de Cub a es un proyecto largamente acariciado y puesto en práctica desde hace decenios por los servicios de inteligencia rusos y Putin no es ajeno a ello.

¿Cuales piensa usted son las probabilidades que a Trump lo acusen (impeach) en 2018?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

Progreso Semanal, fundado por Francisco G. Aruca, es una publicación independiente con carácter progresista.
Editor: Álvaro Fernández
1602 Alton Road, Suite 28 Miami Beach, FL 33139.
Copyright © 2016 Progreso Weekly, Inc. Todos los derechos reservados