LA HABANA. Por agencias de noticias y las siempre no muy transparentes tuberías de la internet, alguien ha propuesto a las autoridades canadienses que asuma parte de nuestros paisanos varados desde México hasta la Patagonia.

La respuesta ha sido que muchas gracias por informarnos de tal percance. Le daremos seria atención al problema y otras cosas por el estilo. Ojalá, y lo escribo de corazón, se les abra esa puerta y puedan organizar sus vidas. Pero hasta el momento todo indica que los vientos que soplan no parecer favorecer a los compatriotas.

Lo sorprendente de esta historia es que casi al mismo tiempo de conocerse tal petición, la embajada en esta capital le ha informado a una quinceañera, cuya madre tiene visa por cinco años a Canadá, que se le ha denegado el salvoconducto para visitar a su tía. Terror pánico a que la muchachita se busque un buen abrigo, pida otro para la madre que iría con ella, y ambas decidan quedarse allí a sabiendas del rigor de las leyes migratorias y meter en serio problema a su familia. Nada más irracional.

Pero este mundo que vivimos está repleto de tales acontecimientos. Diplomacia absurda e incomprensible. En inglés, francés o castellano. También en mandarín que, primero Dios, están en todas partes.

Unos han decidido regresar a la patria, otros, desde Panamá y México, han sido repatriados; otros más permanecen varados en el sur y el centro de Latinoamérica, en un limbo más concreto que el religioso. Pero la realidad es cruda y dura, pues al margen de la decisión que tomen los gobiernos de esa zona, CEPAL (Comisión Económica para América Latina) pronostica que el desempleo seguirá subiendo —actualmente es de 8,6 %—. Salvo casos excepcionales, generalmente asociados a la calificación del migrante, las puertas serán difíciles de abrir. Ojalá aparezca un buen cerrajero.

Hasta el momento Canadá, sin importar que aumente la cuota de migrantes, mantendrá su política migratoria que pasa por recibir el visado correspondiente en sus embajadas.

Progreso Semanal/ Weekly autoriza la reproducción total o parcial de los artículos de nuestros periodistas siempre y cuando se identifique la fuente y el autor.

2 Responses to Diplomacia absurda e incomprensible

  1. Aunque no se hable mucho de eso, Canada es bastante estricta para otorgar visados a los cubanos. Antes y despues del 12 de enero del 2017.Desafortunadamente, los portadores del pasaporte cubano tienen pintado en la frente in “Posible emigrante” que asusta a muchos paises, sobre todo los mas cercanos a nuestra area geografica.

  2. no entendí nada… en canadá no hay ley de ajuste cubano, o sea, el que pretenda quedarse ilegal tiene que ajustarse a las consecuencias legales de su acto en territorio canadiense… o sea, que si la niña quería quedarse ilegal con su madre, hay leyes en canadá al respecto… o no?… por otra parte, cada estado tiene derecho a controlar su frontera como le venga en gana, le guste o no al resto del mundo…

Encuesta: ¿Cómo describiría al Presidente Donald Trump?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

Progreso Semanal, fundado por Francisco G. Aruca, es una publicación independiente con carácter progresista.
Editor: Álvaro Fernández
1602 Alton Road, Suite 28 Miami Beach, FL 33139.
Copyright © 2016 Progreso Weekly, Inc. Todos los derechos reservados