LA HABANA. Muchos parques y plazas recobran la vida: personas de todas las edades los han invadido; la hora no importa. En el piso, en la acera, en el césped, en los bancos, de pie con teléfonos, tablets o computadoras se conectan con el mundo. Los sentimientos, emociones y necesidades más íntimas se comparten en el espacio público. Ya nos hemos acostumbrado.

Algunos cubanos conocían Internet, sobre todo los profesionales —médicos, docentes y estudiantes universitarios, investigadores, artistas—, pero fue en junio de 2013 cuando el Ministerio de Informática y Comunicaciones aprobó la Resolución No. 197, que el gobierno permitió la comercialización del servicio de Internet —a través de Nauta ETECSA— a los ciudadanos nacionales. Por primera vez se podía acceder masivamente, ahora auto regulado por los intereses individuales y las leyes de mercado.

Entonces, se establecieron en el país 118 salas de navegación con precios muy altos en correlación con los salarios promedios —0,60 CUC para la navegación nacional, 1,50 CUC si incluía correo internacional y 4,50 CUC la navegación internacional por hora—. Dos años más tarde, en junio de 2015 se amplió el servicio con tecnología WI-FI a distintos espacios públicos en el país: 35 fueron los puntos de accesos iniciales y se rebajó el costo del servicio.

Hoy, el acceso a Internet ha aumentado —rápida y progresivamente—, cada vez se conectan más personas. Según explicaron directivos de ETECSA, única empresa de telecomunicaciones en Cuba y proveedora del servicio, en el programa televisivo Mesa Redonda el pasado 31 de enero, hasta finales del 2016 en el país existían 611 salas de navegación con 2005 puestos y 346 áreas de acceso WI-FI que en su horario pico tienen un tráfico que excede los 200 MegaBits.

Daticos

De acuerdo con la política, explicada por el primer vicepresidente Miguel Díaz-Canel en el I Taller de Informatización y Ciberseguriadad: “el Estado trabajará para que este recurso [Internet] esté disponible, accesible y costeable para todos”. Una de las preguntas que se imponen es ¿para qué?

Obviamente, el acceso a la red de redes constituye en un derecho —todavía no reconocido para los cubanos—; las posibilidades en cuanto a conocimiento e información que pone a disposición de todos son inmensas. Internet es resultado del desarrollo social de la humanidad y, por tanto, no debiera limitarse.

Sin embargo, cuando se habla de acceso a Internet se tiene en cuenta no solo la dimensión tecnológica e infraestructural —que es donde Cuba ha colocado los principales recursos— si no también en el desarrollo de habilidades y competencias en los seres humanos que les permitan hacer un uso social con sentido crítico para aprovechar todos los beneficios de la tecnología. De lo contrario sería como tener llave de la puerta de una habitación vacía.

El uso de Internet está mediado por múltiples factores, pero las brechas aumentarán en tanto la tecnología no se acompañe de procesos educativos y culturales que puedan contrarrestar el uso pasivo que se le da actualmente a la red.

La tesis de licenciatura de la Facultad de Comunicación de la Universidad “Buscando señal: Acerca de los usos sociales de la red WIFI_ETECSA que realizan los usuarios que acceden desde el Parque de 51 en el municipio habanero de La Lisa”, de la autoría de Silvia Oramas Pérez, presentada en 2015, ofrece resultados relevantes en cuanto al tema.

A partir de realizar una encuesta a 71 usuarios, analizar durante 3 meses a 10 de ellos y utilizar la observación participante como técnica de investigación social, llegó a las siguientes conclusiones:

  • La generación de capacidades de autoaprendizaje está mediada por el uso regular de las redes y este, a su vez, por el poder adquisitivo de las personas.
  • Muchos usuarios, por la limitación temporal y los costos de la conexión, llegan con un guion establecido de uso que no se suele transformar creativamente durante el tiempo de conexión.
  • Las motivaciones para conectarse a la red están esencialmente asociadas a la comunicación con familiares y amigos que se encuentran en otros países.
  • Muchos de los entrevistados, luego del uso periódico de la red, han desarrollado otras intereses, sin embargo, la comunicación sigue siendo el motivo fundamental porque el que acceden a la red, lo que significa que las otras acciones estén supeditadas a esta.
  • La mayoría reconoce las posibilidades de Internet en cuanto a repositorio de información y contenidos, por tanto acceden a este para cubrir un amplio diapasón de demandas.
  • Para algunos la zona WI-FI se ha convertido en el espacio de ocio. Algunos usuarios, sobre todos los más jóvenes, se conectan para “entretenerse” y “pasar el tiempo”.
  • Para otros su primera motivación está vinculada a la posibilidad de obtener ganancias a través de la red.

Con respecto a los espacios visitados y la generación de contenidos, la investigación reconoce que:

  • Facebook se ha posicionado como el sitio por excelencia para los usuarios cubanos. Chatear, ver fotos de amigos, dar “like”, compartir y publicar fotos son algunas de las acciones más frecuentes.
  • La plataforma IMO de servicios de video llamadas para dispositivos móviles está también entre las más utilizadas para hablar con familiares y amigos. Chatear es una de las acciones que más realizan en la red los entrevistados.
  • Para muchos se ha convertido en fuente para la búsqueda de información de tareas profesionales o estudiantiles.
  • También constituye, para otros, un espacio donde cubrir agendas informativas particulares que no tienen por qué coincidir con las agendas de los medios nacionales. Aunque para la búsqueda de información noticiosa los entrevistados no reconocen ninguna marca mediática siendo Google o Facebook los espacios por los que acceden a la información.
  • Otros usos están vinculados a la descarga de contenidos vinculados al entretenimiento, a la resolución de problemas específicos y herramientas para el desarrollo profesional y estudiantil.
  • El 75% de los usuarios encuestados acceden a la red a través de sus celulares, por tanto, la descarga de aplicaciones constituye un uso habitual. La mayoría de ellas relacionadas con juegos, editores de imágenes, diccionarios, moda y belleza, chistes, frases románticas, etc.

En resumen, las capacidades tecnológicas y comunicativas  de las personas constituyen una de las principales condicionantes en el uso que hacen de Internet. Las limitantes que le imponen sus propias habilidades acotan el uso a la satisfacción de necesidades básicas.

Casi dos años después de la apertura Internet para los cubanos, la bendita WI-FI ETECSA tiene, sin dudas, un impacto relevante en la sociedad —mayor incluso que hechos políticos, sociales y culturales—, ha cambiados hábitos y ya constituye una necesidad para muchos; pero todavía estamos muy lejos de aprovechar todas sus potencialidades.

Progreso Semanal/ Weekly autoriza la reproducción total o parcial de los artículos de nuestros periodistas siempre y cuando se identifique la fuente y el autor.

One Response to Bendita WI-FI ¿qué hago contigo?

  1. Este artículo omite el acceso y uso de internet en miles de instituciones estatales, educativas e investigativas, donde la utilización del medio de comunicación es mucho más amplia que lo observado por la encuesta y donde tiene impacto en muchos campos profesionales y sociales. No es extraño ni necesariamente negativo que muchos usen internet para el ocio o divertirse. Un estudio a profundidad, que seguramente no se ha hecho, probablemente indique que el uso de internet por los cubanos es ya más amplio y realmente difundido que en muchos países, especialmente del Tercer Mundo, donde las estadísticas indican un grado de acceso o penetración a partir de lo que está disponible en el mercado, pero no de un uso comprobado.

Encuesta de Progreso Semanal

¿Cree usted que el Gobierno Cubano debería extender la vigencia del pasaporte cubano a 10 años sin necesidad de prorrogarlo cada dos años?

Cargando ... Cargando ...

Progreso Semanal, fundado por Francisco G. Aruca, es una publicación independiente con carácter progresista.
Editor: Álvaro Fernández
1602 Alton Road, Suite 28 Miami Beach, FL 33139.
Copyright © 2016 Progreso Weekly, Inc. Todos los derechos reservados