Habana y triatlón… ¡la combinación funciona!

La capital cubana volvió a ser la sede continental del triatlón este último fin de semana, cuando la ciudad acogió el tercer evento de Triatlón Internacional de La Habana y explotó con una cifra récord de participantes que superó las 800 inscripciones.

Entre el 25 y el 26 de febrero de 2017 se celebraron los eventos élite de la media distancia (1.9 kilómetros de nado, 90 kilómetros de ciclismo y 21 de carrera) y el sprint (750 metros de natación, 20 de ciclismo y 5 de carrera). La media distancia contó con rango de Campeonato Iberoamericano, mientras el sprint élite otorgó a los vencedores un total de 200 puntos, válidos para el ranking mundial de la especialidad.

El sábado 25 la media distancia trajo alegría sin par a los anfitriones, pues los cubanos fueron los monarcas en ambos sexos con las actuaciones de Michel González y Yadira Corona. Estas preseas son las primeras que gana la comitiva organizadora del evento en las tres ediciones celebradas.

González, un reconocido triatleta de 32 años, despedazó los tiempos locales e impuso récord para el evento al parar los cronómetros en 03:56:12, convirtiéndose así en el primer hombre que rompe la barrera de las cuatro horas en La Habana. Para hacer más interesante aún su victoria, este fue su debut oficial en competencias de media distancia, pues hasta ahora el cubano había competido en el sprint, sin conseguir resultados que lo llevaran al podio.

Sobre la competencia González aseguró que se sintió muy seguro en todo el recorrido, pues es el mismo en el que ha entrenado durante el último año, cuando se decidió que diera el salto hacia la media distancia. “Lo conozco perfectamente”, añadió, “sé dónde hidratarme, dónde comer y dónde puedo apretar el paso para obtener ventaja”.

En cuanto al certamen, confirmó que esta es una oportunidad para que los triatletas cubanos puedan topar con algunos rivales de calidad, algo especialmente valioso para un deporte que tiene —en Cuba— pocas oportunidades de competencia foránea.

Por detrás de Michel González llegó a la meta el italiano Alberto Casadei, quien también obtuvo la plata en 2016, y el costarricense John Garita.

Michel González.

En el caso del sprint élite, plato fuerte de la competencia celebrado el domingo 26 en las áreas del Club Náutico Internacional Hemingway, al oeste de la capital cubana, tomaron la largada un total de 18 féminas y 33 hombres.

Entre los varones fue el colombiano Carlos Javier Quinchara quien se alzó con el metal dorado, al completar el recorrido en 00:55:27. Con tal tiempo Quinchara retuvo su corona de 2016 en suelo habanero y se convierte en el primer triatleta que consigue dos títulos en el certamen cubano.

Quinchara se mantuvo todo el tiempo en el pelotón de avanzada, y remató a sus oponentes con un ritmo vertiginoso de carrera que terminó en un sprint imparable en los últimos metros. El cierre del colombiano fue imposible de mantener para el portugués Alexandre Nobre, quien terminó en el segundo puesto. Para el bronce quedó otro de los favoritos, el nipón Shiruba Taniguchi.

Los cubanos Conrado Alejandro Martínez y Víctor Manuel Herrera, quienes consiguieron mantener el paso del pelotón líder hasta el final del ciclismo, quedaron relegados en la prueba de atletismo y lejos de los puestos de privilegio.

Al finalizar la carrera, Quinchara aseguró que este año la calidad del evento y de sus participantes había aumentado de manera notable. Al mismo tiempo, dijo que Cuba era un excelente inicio de temporada para él y tuvo palabras de elogio para la organización del certamen.

En el apartado femenino fue el Estados Unidos de América el gran dominador del sprint élite, cuando la armada norteña tomó por asalto el podio de premiaciones por intermedio de Kaitlin Donner, Erin Storie y Sarah Alexander, en ese orden.

Desde los mismos inicios de la carrera, el pelotón de avanzada quedó integrado por las tres norteamericanas, su compatriota Megan Foley, la japonesa Hiraku Fukuoa y la cubana Leslie Amat. Ya para el cierre del ciclismo eran inatrapables para el resto y, aunque arribaron como un bloque a la zona de transición, los cinco kilómetros de carrera decantaron las medallas.

Finalmente, la cubana Amat llegaría sexta, su mejor actuación luego de culminar y oncena en 2016.

Team USA: Storie, Donner y Alexander.

Más allá del aspecto competitivo, la mayor importancia del Triatlón Internacional de La Habana reside en la posibilidad de visibilizar una disciplina deportiva que por años estuvo a la sombra en el escenario doméstico. Además, las cifras de competidores extranjeros inscritos en la categoría popular — más de 500 estadounidenses este año—, convierten a la cita habanera en un punto de referencia para el turismo deportivo, una modalidad a la cual la isla parece apuntar.

Para los cientos de hombres y mujeres que no vinieron a competir por una medalla, sino a disfrutar del ejercicio físico en las calles de La Habana, el evento cubano fue un éxito. Alejandro Puerto, Comisionado Nacional de Triatlón así lo confirma.

Para él, que ha participado en la organización de la competencia desde la primera edición hace dos años, este 2017 marca, sin lugar a dudas, un despegue notable en las aspiraciones de la lid. “Ahora el camino es seguir mejorando cada año hasta convertir al triatlón Internacional de La Habana en un evento de respeto a nivel mundial”, aseguró.

Fotos: Julio Batista.

Progreso Semanal/ Weekly autoriza la reproducción total o parcial de los artículos de nuestros periodistas siempre y cuando se identifique la fuente y el autor.

Sorry, comments are closed for this post.

Encuesta: ¿Cómo describiría al Presidente Donald Trump?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

Progreso Semanal, fundado por Francisco G. Aruca, es una publicación independiente con carácter progresista.
Editor: Álvaro Fernández
1602 Alton Road, Suite 28 Miami Beach, FL 33139.
Copyright © 2016 Progreso Weekly, Inc. Todos los derechos reservados