Medidas de Trump: Adiós a los $15 la hora y…


MIAMI. Quince dólares la hora: Un salario decente para muchos estadounidenses. El presidente electo Donald Trump acaba de asegurarse de que eso no suceda.

El jueves, los medios noticiosos reportaron que Trump había designado  a Andrew Puzder como su Secretario de Trabajo. Así que todos los trabajadores y trabajadoras que cobran por horas y que votaron por Trump creyendo que él haría grande a Estados Unidos otra vez, puede que esto todavía sea posible, pero sobre sus espaldas y definitivamente (en el caso de ustedes) por mucho menos de los 15 por hora que ustedes esperaban.

Entiendan… gente como Donald Trump y Andrew Puzder necesitan tener a otros que explotar para poder construir los edificios dorados de Trump, y en el caso de Puzder, servir en sus restaurantes de comida rápida. Y mientras menos les paguen… bueno, más van a ganar ellos. De hecho, como ha sido el caso a lo largo de los años, Donald Trump preferiría no tener que pagar en lo absoluto. Solo pregunten a los centenares de trabajadores que Trump ha jodido por todo Nueva York y Nueva Jersey.

Puzder, el presunto Secretario de Trabajo, es “el ejecutivo principal de la compañía que opera los puntos de venta Hardee’s y Carl’s Jr. de comida rápida y un feroz crítico de la protección al trabajador promulgada por la administración Obama,” según reportó The New York Times.

El Times añade que él “ha dedicado su carrera al sector privado y se ha opuesto a esfuerzos para ampliar la elegibilidad para el pago de horas extras, mientras argumenta que los grandes aumentos del salario mínimo hacen daño a las pequeñas empresas y provocan la pérdida de empleos entre trabajadores poco calificados”.

Otros candidatos de Trump

Se ha establecido un patrón desde que Trump comenzó a nombrar a sus candidatos para los diversos cargos del gabinete. En mi opinión, son preocupantes.

Echemos una ojeada rápida a algunos de ellos:

Para empezar, está Jeff Sessions, a quien Trump espera designar como su fiscal general. Este individuo no estaría fuera de lugar llevando un traje blanco y un sombrero puntiagudo blanco. En 1986, Ronald Reagan nominó a Sessions como juez del Tribunal Distrital Federal del Distrito Sur de Alabama. No fue confirmado. En un testimonio durante su audiencia de confirmación, un abogado que le conocía atestiguó que Sessions le había dicho que “él pensó que el KKK era ‘aceptable hasta que supe que fumaban mariguana’”. A menudo he pensado  que a este republicano de Alabama le encantaría regresar a la década de 1950, cuando a los negros se les hacía muy difícil votar.

Y está Betsy DeVos para Secretaria de Educación. DeVos es conocida como enemiga de las escuelas públicas y ha abogado por la privatización del sistema. Ella es “uno de los arquitectos del sistema de escuelas charter de Detroit, [y] responsable en parte por lo que hasta defensores del sistema charter reconocen que es el mayor desastre entre las reformas escolares en el país”, escribió Douglas N. Harris en un artículo de opinión para The New York Times.

Como Secretario de Sanidad y Servicios Humanos está un crítico del Obamacare en el Congreso de E.E.U.U., el representante Tom Price, un cirujano ortopédico y presidente del Comité Presupuestario de la Cámara de Representantes. Trump se refirió a él como “excepcionalmente calificado para conducir nuestro compromiso de revocar y reemplazar ‘Obamacare’ y brindar atención médica asequible y accesible a cada estadounidense”. A más de 20 millones de estadounidenses que por primera vez en su vida tienen atención médica barata, les digo que se despidan de la atención médica que tienen ahora.

Trump eligió a Steven Mnuchin como Secretario del Tesoro. ¿Ustedes han oído hablar del zorro cuidando el gallinero? Mnuchin trabajó durante 17 años en Goldman Sachs, el gigante de Wall Street. Y pensábamos que Trump había prometido sacar a Wall Street  de los salones del poder…

El multimillonario Wilbur Ross dirigirá el Ministerio de Comercio como su secretario. Ha sido descrito como el “Rey de la Bancarrota”. Creo que lo dejaré ahí.

Los militares parecen invadir también el poder ejecutivo. Trump pudiera tener un enamoramiento masculino de los generales. Primero está el general retirado James Mattis como Secretario de Defensa. Está el general John Kelly como Secretario del Departamento de Seguridad Nacional y el teniente general Michael Flynn como Asesor de Seguridad Nacional (que no es un cargo de nivel ministerial, pero sí influyente).

Como director de la CIA, Trump ha sondeado al representante Mike Pompeo, otro miembro de la Cámara de Representantes. Pompeo apoyó a Marco Rubio durante las primarias republicanas. Él se opone al cierre de la prisión de Guantánamo.

También habrá problemas para el medio ambiente si Trump se sale con la suya. Para administrador de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) está Scott Pruitt, quien actualmente es el fiscal general del estado de Oklahoma y crítico de la agencia. Pruitt ha calificado a la EPA de “agencia demasiado poderosa que quiere imponer una agenda ideológica basándose en lo que él considera ciencia dudosa”.

Para Embajadora a las Naciones Unidas está una persona con cero experiencia en el mundo de la política internacional, la gobernadora de Carolina del Sur Nikki Haley. Bueno, ella es de ascendencia india…

Otra candidatura extraña es la del doctor Ben Carson, un cirujano retirado que compitió con Trump por la nominación del Partido Republicano, para dirigir el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano. ¿Cómo?

Como Secretaria de Transporte, Trump ha nombrado a Elaine Chao, quien sirvió como secretaria de Trabajo bajo George W. Bush. Chao está casada con el líder de la mayoría del Senado Mitch McConnell. El mismo McConnell que lideró el obstruccionismo de los republicanos durante los ocho años de Obama.

Un último nombre. Stephen Bannon. Él no es  miembro del gabinete, pero probablemente sea más influyente, ya que tendrá una oficina al lado de la del presidente. Como asesor principal del presidente y principal estratega, Bannon estará cerca de Trump, aconsejando y guiando. El hombre dirigió en una oportunidad Breitbart News, que bajo su guía acusó al presidente Obama de “importar a más musulmanes llenos de odio”; comparó el trabajo de Planned Parenthood con el Holocausto; y llamó al comentarista conservador Bill Kristoll un “judío renegado”.

Hay otros, pero estas personas deben dar a ustedes una idea de adónde quiere llevarnos Trump a partir de 2017. No parece ser un lugar feliz, ¿no creen?

Y esperen a que les cuente acerca de los cubanoamericanos de Trump en su equipo de transición. Eso será para otra columna. Solo agregaré que pienso que yo estaba totalmente equivocado en mi columna titulada “Claver-Carone: ¿Un falso movimiento simplemente para apaciguar?

Traducción de Germán Piniella para Progreso Semanal.

Foto de portada: El vicepresidente electo Mike Pence estrechando la mano con Andrew Puzder. Al fondo está Trump.

Progreso Semanal/ Weekly autoriza la reproducción total o parcial de los artículos de nuestros periodistas siempre y cuando se identifique la fuente y el autor.

Sorry, comments are closed for this post.

Encuesta: ¿Cómo describiría al Presidente Donald Trump?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

Progreso Semanal, fundado por Francisco G. Aruca, es una publicación independiente con carácter progresista.
Editor: Álvaro Fernández
1602 Alton Road, Suite 28 Miami Beach, FL 33139.
Copyright © 2016 Progreso Weekly, Inc. Todos los derechos reservados