Cubs: ¡108 años después!

LA HABANA. Porque el béisbol tiene poesía ganaron los Cubs. Por eso y porque el talento de los de Chicago se impuso en una remontada inolvidable, cuando parecía que la Maldición de la Cabra los seguiría acosando. Pero estos Cubs no creyeron en cábalas y ganaron el séptimo partido de la Serie Mundial en la madrugada de este 3 de noviembre, 108 años después de haber conseguido su anterior título en la MLB.

Siendo francos, los Cubs no tienen el glamour de los Yankees, o la cercanía de los Marlins, tampoco la historia de los Red Sox o la tradición cubana de los White Sox. Pero este 3 de noviembre, al ganar en el Progressive Park de los Indios de Cleveland, los Cubs se inscriben también dentro de la historia cubana en la Gran Carpa.

Y es que, cuando terminó el duelo, Aroldis Chapman y Jorge Soler se unieron al grupo de 15 cubanos que han ganado anillos de Serie Mundial alguna vez en su carrera. En esto hay un dato curioso, solo dos hermanos cubanos, Orlando y Liván Hernández, han conseguido ganar anillos de la MLB. No fue con el mismo equipo.

Además, Chapman y Soler se convirtieron en la cuarta dupla cubana que lo consigue al mismo tiempo.

En 1970 lo habían logrado Miguel Cuellar —único cubano ganador del Cy Young— y Marcelino López con los Orioles de Baltimore. En 2000, vestidos a rayas con los Yankees, Orlando “El Duque” Hernández y José Canseco alzaron el trofeo. Cinco años más tarde El Duque volvería a integrar un dúo victorioso en el Clásico de Octubre, esta vez con el también lanzador José Ariel Contreras, pero luciendo el uniforme de los Chicago White Sox.

Chapman, por añadidura, se apunta el honor de haber sido el lanzador ganador en este séptimo partido de la Serie Mundial. Soler, las palmas por haber brillado en este equipo de los Cubs con apenas 24 años de edad y dos de trabajo en las Grandes Ligas.

Chapman, en esta Serie Mundial, vio acción en cinco duelos en los cuales lanzó siete entradas y dos tercios; ganó uno, salvó otro, repartió 11 ponches y regaló dos bases por bola y su promedio de carreras limpias se elevó a 3.52 por el vuelacercas que permitió en el séptimo partido.

Soler, por su parte, incursionó en dos choques en los que tuvo seis comparecencias al bate, conectó un sencillo y un triple, se ponchó una vez y recibió un boleto. Su average de bateo fue de 400. Además, Soler se convierte en segundo jugador cubano más joven en ganar una Serie Mundial con 24 años, ocho meses y 8 días, antecedido por Liván Hernández, quien se coronó con los Marlins de Florida el 26 de octubre de 1997, cuando tenía 22 años, ocho meses y 4 días de nacido.

Más allá de las estadísticas para la historia cubana en la MLB, este triunfo de los Cubs tiene matices de leyenda.

Para entender la importancia del triunfo de los Cubs sepamos que después de haber ganados sus dos primeros títulos en 1907 y 1908, ambos frente a los Tigres de Detroit, la franquicia nunca más consiguió coronarse hasta hoy. Eso sí, llegaron a las Series Mundiales de 19010, 1918, 1929, 1932, 1935, 1938 y 1945.

O sea, que los Cubs no discutían una Serie Mundial desde hace 71 años. Toda una vida, literalmente. Lo más probable es que muy pocos de los que asistieron el miércoles 2 de octubre al Progressive Park hubiesen nacido por entonces. Quizás, ninguno.

Pero los Cubs fueron persistentes. Los Cubs, cuando muchos ya los daban por derrotados, remontaron una serie 3-1 para conseguir la corona, algo que solo han conseguido siete elencos en toda la historia de la MLB y que no sucedía desde que en 1985, cuando los Reales de Kansas City ganaron su primera Serie Mundial.

Por demás, los de Chicago dejaron en el camino a verdaderos monstruos de la MLB. Solo los campeones hubiesen podido derrotar en línea los Dodgers de Los Ángeles, los Gigantes de San Francisco y los Indios de Cleveland. Contrario a lo que podría pensarse, el tránsito por la postemporada no fue para los Cubs un lecho de rosas. Siete partidos en la Serie Mundial así lo confirman.

Desde el inicio de las Series Mundiales, ha sido necesario jugar en 38 ocasiones el séptimo y definitivo juego; los Cubs son el vigésimo equipo visitante que los gana.

Para completar una noche histórica, el jardinero izquierdo de los Cubs, Ben Zobrist, fue galardonado como el Más Valioso de la Serie Mundial. Es la primera vez que un integrante de los Cubs recibe tal honor. Para Zobrist, en lo personal, es su segundo anillo consecutivo, tras haber ganado en 2015 con los Reales de Kansas City, equipo en el que militaba el también cubano Kendry Morales

Este es, sin duda, un triunfo merecido. In extremis, pero merecido. Además de una complicada postemporada los Cubs fueron el mejor elenco de 2016 en la MLB: su balance de 103 victorias y 58 derrotas los convirtieron en líderes indiscutibles de ambas Ligas, la Americana y la Nacional.

Fueron necesarios 108 años, pero finalmente los Cubs hicieron su magia nuevamente en una Serie Mundial. La Cabra, aquella maldición que los persiguiera por más de un siglo, ya no está más. Después de este 3 de noviembre, para este equipo —joven y talentoso—, la MLB es borrón y cuenta nueva.

Jugadores cubanos que han ganado alguna vez la Serie Mundial

Jugador Equipo y Año
Adolfo Luque Rojos de Cincinnati (1919) y Gigantes de New York (1933)
Sandy Amorós Dodgers de Brooklyn (1955)
Marcelino López Orioles de Baltimore (1970)
Miguel Cuellar Orioles de Baltimore (1970)
Jackie Hernández Piratas de Pittsburgh (1971)
Bert Campaneris Atléticos de Oakland (1972, 1973 y 1974)
Tany Pérez Rojos de Cincinnati (1975 y 1976)
Bárbaro Garbey Tigres de Detroit (1984)
José Canseco Atléticos de Oakland (1989) y New Yor Yankees (2000)
Orlando Hernández New York Yankees (1998, 1999 y 2000) y Medias Blancas de Chicago (2005)
Liván Hernández Marlis de la Florida (1997)
José Ariel Contreras Medias Blancas de Chicago (2005)
Kendry Morales Reales de Kansas City (2015)
Aroldis Chapman Cachorros de Chicago (2016)
Jorge Soler Cachorros de Chicago (2016)

Progreso Semanal/ Weekly autoriza la reproducción total o parcial de los artículos de nuestros periodistas siempre y cuando se identifique la fuente y el autor.

Sorry, comments are closed for this post.

Progreso Semanal, fundado por Francisco G. Aruca, es una publicación independiente con carácter progresista.
Editor: Álvaro Fernández
1602 Alton Road, Suite 28 Miami Beach, FL 33139.
Copyright © 2016 Progreso Weekly, Inc. Todos los derechos reservados