Encuadre, la única red cubana de producción audiovisual que se anuncia en el horizonte, planea comenzar con un producto mínimo viable. Pero aun así es una empresa ambiciosa. En abril, durante la Muestra Joven del ICAIC, sus cinco fundadores dijeron que el sitio web estaría online en julio, luego anunciaron dos plazos más, uno en agosto y otro en septiembre.

Con voz tranquila Nelson González, coordinador del proyecto, explica que han tenido que revisar algunas de sus ideas originales. Sumaron funcionalidades y conceptos que antes no tenían y eso ha implicado demoras en soluciones de programación. Asegura que será una red social muy dinámica, que en una primera etapa comenzará con un prototipo y un grupo reducido de usuarios con los que pondrán a prueba sus hipótesis.

Te diste cuenta que había un vacío.

Nuestra faceta de realizadores nos ha hecho ver qué necesidades hay en este campo. Por ejemplo, en la última película que hicimos, Villa Rosa, el sonidista con que habitualmente grabábamos, estaba fuera de Cuba y necesitábamos hacer el trabajo. Comenzamos a buscar un sustituto, hicimos muchas llamadas por teléfono, tuvimos que activar toda una red de contactos, preguntando y preguntando hasta que finalmente lo encontramos. En general la gente invierte días para encontrar al profesional o servicio adecuado, entre los pasos que habitualmente sigue, está hablar con quienes ya ha trabajado, escuchar y seleccionar recomendaciones de colegas y averiguar la disponibilidad de tiempo y los costos de cada servicio… Las producciones internacionales, cada vez más interesadas en filmar la Isla y contratar a los cubanos, también tropiezan con la fragmentación y el desorden. En ese contexto, no es extraño que los profesionales y servicios nacionales busquen visibilizar su trabajo y dinamizar la gestión de sus futuros clientes. Con Encuadre podemos facilitarlo. Son cosas que se pueden hacer sin tener la banda ancha.

¿Es como una red social? ¿Tienen referentes dentro de Cuba o fuera?

Es un proyecto multiplataforma. Ya estamos en Facebook y Twitter. Ahora entrará el sitio web, que es en la fase en que estamos ahora. Pero dentro de las redes sociales que existen se asemeja a Linkedin. Aunque la diferencia con esta es que Encuadre sería una red profesional enfocada en un sector muy bien delimitado. El target nuestro son los realizadores, gente que está vinculada al audiovisual en alguno de sus momentos, desde que parece la idea hasta que se proyecta en una pantalla entiéndase, diseño gráfico, servicios informáticos, alquiler y reparación de equipamiento, organización de eventos…

Ese sería nuestro público ideal, más allá de que pueda haber un público mayor que se interese por nuestro contenido. Incluso este es un mercado que puede crecer, por ejemplo a la producción en otras manifestaciones del arte como la música o las artes visuales, pero preferimos iniciar bien enfocados. Enfocados en el audiovisual.

Referentes dentro Cuba, tenemos a Yondainer Gutiérrez y el equipo que le acompaña en Alamesa. Participamos en La Hora de los desconectados, un proyecto de microrelatos audiovisuales sobre la conectividad en la Isla y la historia que decidimos desarrollar fue la suya. Este producto marcó un antes y un después en nuestro país, en cuanto a este tipo de gestión por la calidad de la información, la manera en que aparecen los contenidos y cómo se presentan. Además, el trato con Yondainer nos permeó mucho y sirvió como demostración de que todas esas ideas que uno tiene son realizables.

encuadre Facebook¿Ya la página está hecha?

Ya tenemos el dominio. Ya tenemos la página web diseñada. Pero es un sitio complejo, que tiene muchas funcionalidades y además es muy interactivo. Realmente lo que se ha hecho en Cuba es crear productos promocionales, que los gestionan los mismos administradores de los sitios. En nuestro caso cada realizador, cada productor, cada negocio, va a tener la oportunidad de gestionar su propio perfil, y eso lleva otras complejidades desde el punto de vista de programación. Estamos, además, acopiando contenido. La idea es que el sitio tenga ya una cantidad de contenido que le permita ser funcional cuando salga online.

¿Han recibido alguna ayuda, o la participación de algún inversor de riesgo?

Hasta una etapa importante de su desarrollo el proyecto fue totalmente sustentado por el equipo. La mayor inversión ha sido de tiempo de trabajo y de las capacidades de cada miembro. O sea, de dejar de hacer otras cosas para dedicarnos a Encuadre. Desde mayo estamos trabajando con la Fundación Ludwig de Cuba. Pero igualmente estamos cercanos a instituciones como la Asociación Hermanos Saíz (cuatro miembros del equipo son asociados); y a La Muestra Joven ICAIC, quien nos abrió las puertas para presentar el proyecto.

¿Cómo podrían ser sustentables ustedes? 

Esa también es una preocupación para nosotros. En primer lugar vamos a tener tres planes. Uno gratuito y otros dos que son pagos. Los pagos son una alternativa para profesionales y proyectos que tienen una posición que le permite invertir en más visibilidad. Va a ser muy beneficioso para ellos estar en una plataforma con un público más específico, esencialmente posibles clientes de sus servicios.

Cuáles son los obstáculos principales que han tenido en esta historia.

Uno de los principales obstáculos es el acceso a internet. Todavía el precio es limitante. Muy caro para las microempresas o para cualquier proyecto cultural que pretenda levantarse sobre las posibilidades de la red.

También hay muchas dudas, por ejemplo, en el ámbito legal. Cuba está en un proceso en el cual hay mucha permisibilidad pero a la vez el respaldo legal para los emprendimientos tecnológicos es casi nulo.

El reto mayor está emparentado con el de otros emprendimientos, necesitamos que nuestros clientes apuesten por esquemas de producción no tradicionales, que aprovechen sus ventajas y las articulen con sus prácticas actuales.

Equipo de Encuadre.
Equipo de Encuadre.

Pero como hay gente que no tiene un gran acceso a internet, y ustedes sí, podrían aprovecharse de ese hándicap, ser los gestores de ellos.

Claro, eso lo estamos haciendo ya. Lo único que necesitas para estar en la red es un correo electrónico. Por correo electrónico te enviamos la planilla por pdf, tú editas y escribes los datos necesarios para tu perfil. Realmente un correo y su contraseña es la manera más sencilla y práctica de autenticarte. Es lo único que necesitas. Después las notificaciones te pueden llegar a tu correo. O sea, definitivamente no necesitas internet para estar en Encuadre. Una vez que tienes tu perfil hecho —que el mismo equipo te ayuda a crearlo—, no tienes por qué actualizarlo todos los días. Ya está tu información de contacto ahí y la gente te puede escribir y acceder a ti aunque tú no estés conectado a internet.

Como dije, lo que está funcionando ahora es nuestra página en Facebook. Con el sitio web comienza el boletín. E inmediatamente después comenzamos a desarrollar la etapa offline. La idea es hacer primero una aplicación de Androide, y luego una revista en pdf como las que circulan en el Paquete Semanal. Pero el desarrollo de todo esto depende de cómo reaccionen los usuarios con nuestro producto mínimo viable, necesitamos probar cada hipótesis antes de lanzarnos en grande. Son ideas inmediatas, pero no definitivas porque en la medida de que siga llegando la internet a Cuba veremos si es imprescindible el concepto offline.

Progreso Semanal/ Weekly autoriza la reproducción total o parcial de los artículos de nuestros periodistas siempre y cuando se identifique la fuente y el autor.

Sorry, comments are closed for this post.

¿Cuales piensa usted son las probabilidades que a Trump lo acusen (impeach) en 2018?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

Progreso Semanal, fundado por Francisco G. Aruca, es una publicación independiente con carácter progresista.
Editor: Álvaro Fernández
1602 Alton Road, Suite 28 Miami Beach, FL 33139.
Copyright © 2016 Progreso Weekly, Inc. Todos los derechos reservados