LA HABANA. Ahora que tengo una naranja puedo exprimir y sacar algo de jugo. Aclaro que no es de China, vino de Francia: Chanel y su desfile de modas que ocupó dos enclaves de la capital: el Paseo del Prado y la Plaza de la Catedral. ¿Cuál es mi jugo? Pues sencillo. Les cuento.

Los que han seguido con atención todo lo que se ha publicado, tanto en la prensa impresa (oficial, que no pasó de los 4 o 5 párrafos) como en los sitios webs —estos últimos cada vez han cobrado mayor importancia— podrán apreciar que el colorido desfile ha brindado elementos para ir apreciando las distintas líneas editoriales de los medios que trataron el tema. Y esto es importante por:

  1. Demuestra una vez más que en la Isla hay variedad de opiniones y enfoques, lo cual es necesario, bueno y positivo. La uniformidad, entre otras cosillas, aburre y cansa como el cuento de la buena pipa.
  2. Que debajo del ropaje de las bellas modelos, los medios, cada uno, supo encontrar su posición ante el evento. Si bien unos aplaudieron el desfile y hasta le sirvieron de ventilador, otros, a la vez que no negaron la validez de la movida Chanel, cuestionaron a las instituciones oficiales negociadoras por los lugares escogidos y la falta de información pública.

Prosigo apretando la naranja y el conteo del jugo.

  1. Fue significativo que el Centro de Prensa Internacional (CPI), dependencia del MINREX, no cursara nota sobre el evento a los corresponsales acreditados, ni el cómo obtener el permiso para realizar la cobertura. Tal ausencia pudiera entenderse como una política de distanciamiento oficial del evento.
  2. Ese permiso y las facilidades, aquí en Cuba, corrían a cargo de Mme. Sophie, hospedada en el hotel Saratoga. Ella, según informaron al corresponsal de Progreso Semanal, era la persona autorizada. Lo cual juega con el punto anterior y me hace pensar que los negociadores nuestros no solo facilitaron el terreno, también el bate, el guante y la pelota.

Más jugo y quizás amargo.

  1. Los habitantes de esa zona del Prado, para llegar a sus viviendas, debían demostrar a la policía mediante carné de identidad que vivían allí. En algunas de las fotos publicadas en los medios alternativos se ven los rostros de ellos, lo mismo en las aceras que en los balcones, observando. Pero la curiosidad por lo que ocurría, actitud muy natural, no lograba cubrir la pregunta de “qué carajo es esto” seguido de otra muy importante: “¿en qué me beneficia que limpien el Paseo (del Prado) si el techo mío se está cayendo?”
  2. Sobre esa pregunta, se erige una más importante: ¿en qué beneficia exactamente el desfile de Chanel a Cuba? Nadie ha explicado aun.
  3. Mi jugo me está diciendo que el desfile de Chanel, así como el despelote creado por la producción de Rápido y Furioso, están sacando a la superficie insatisfacciones, contradicciones, disgustos y heridas guardadas durante tiempo. Hoy por aquí, ayer por allá y mañana pues también. Curita a curita no resolvemos, máxime si están vencidas.
  4. Inevitablemente el proceso de cambios (Actualización), imprescindible, por muy lento y gradual que se haga, va marcando diferencias. Todo proceso lleva un precio a pagar. Pero si no se lleva adelante y con un poco más de prisa, el techo y los cimientos del país se desplomarán. Por lo tanto hay que explicar con claridad y facilitar la diversidad de opiniones que Chanel llenó de colores y de diferentes enfoques en la gran tela de los medios.

Foto de portada: AP.

Progreso Semanal/ Weekly autoriza la reproducción total o parcial de los artículos de nuestros periodistas siempre y cuando se identifique la fuente y el autor.

One Response to El desfile de los medios

  1. Lo que se expresa en este articulo explica resumidamente la validez y transcendencia del restablecimiento de relaciones. Es como una bola de nieve indetenible que a mediano plazo traera los cambios esperados. Dijo el papa Juan Pablo Segundo que “Cuba deberia abrirse al mundo”,los gobernantes no lo hicieron….,el mundo se les ha abierto y ahora no lo pueden cerrar! Menudo problema ante el pueblo, es un remake de mas larga duracion que la apertura a la Comunidad en 1978. Veremos que pasa!

Leave a reply

Progreso Semanal, fundado por Francisco G. Aruca, es una publicación independiente con carácter progresista.
Editor: Álvaro Fernández
1602 Alton Road, Suite 28 Miami Beach, FL 33139.
Copyright © 2016 Progreso Weekly, Inc. Todos los derechos reservados