LA HABANA. Cuando Usher terminó de cantar, media sala de la Fábrica de Arte Cubano (FAC) se quedó vacía. Pero la otra mitad del auditorio, sabía que faltaba aún otra sorpresa.

Subió Carlos Varela primero, y tras él un tipo grandote con cara de buena gente. Algo conserva aún de aquella timidez con que admiraba el barman del Miller´s a los músicos que allí tocaban; hasta que una noche Tim Reynolds lograra hacerle vencer su miedo escénico para treparse juntos al escenario. Luego, la banda, las giras, los álbumes, el Grammy. Este hombre tan modesto que hubiera preferido que otros cantaran sus canciones, acabó con más discos grabados en vivo que en estudio.

David John Matthews no nació en Estados Unidos sino en Sudáfrica. Dice haber admirado siempre a Cuba por no haberlos dejado solos frente al apartheid. Y a Cuba vino, como parte del Comité Presidencial para las Artes y las Humanidades de EE.UU. que visitó la Isla durante cuatro días para acordar futuros intercambios culturales.

Desde que existe el mundo hay una cosa cierta: unos hacen los muros y otros hacen las puertas… There can be freedom only when nobody owns it //…que la libertad solo existe cuando no es de nadie .

De nadie.

Dave esta vez no subió al escenario de la Fábrica de Arte Cubano junto a Tim Reynolds, o con su banda, sino con el Gnomo (Varela). Dice estrofas enteras en inglés, sin salirse en lo más mínimo del sentido de “Muros y puertas”. Y a uno, al verlos juntos, se le ocurre por un instante si un Charles Varela norteamericano no hubiera formado un grupo como DMB, o un si un eventual David Mateos o hubiera sido otro de Los Topos.

Imagen de portada: Dave Matthews.

Progreso Semanal/ Weekly autoriza la reproducción total o parcial de los artículos de nuestros periodistas siempre y cuando se identifique la fuente y el autor.

Sorry, comments are closed for this post.

Progreso Semanal, fundado por Francisco G. Aruca, es una publicación independiente con carácter progresista.
Editor: Álvaro Fernández
1602 Alton Road, Suite 28 Miami Beach, FL 33139.
Copyright © 2016 Progreso Weekly, Inc. Todos los derechos reservados