Progreso Semanal

Los cubanos adoptan la era digital

El fotógrafo Giorgio Palmera visitó Cuba por primera vez hace 20 años y se enamoró del país isleño y su gente.

Así que en los últimos tiempos ha observado con interés la medida en que el gobierno comunista ha dado la bienvenida gradualmente a la tecnología que conecta más al país con el mundo.

“En 2014, cuando regresé a Cuba después de 20 años, Internet sólo existía en grandes hoteles de turismo, donde a los cubanos se les prohibía comprar tarjetas de Internet”, dijo el fotógrafo en una entrevista por correo electrónico. “Ahora que las plazas están cubiertas por Wi-Fi y el costo de la conexión de una hora se redujo a 2 euros, los cubanos tienen la opción de obtener la información del mundo en tiempo real”.

Una joven en La Habana utiliza su teléfono en un viejo Chevrolet. Foto: Giorgio Palmera

En junio la compañía estatal de comunicaciones instaló 35 puntos de acceso a Wi-Fi en parques de las principales ciudades del país. De repente, el país hizo su entrada total a la era digital.

Algunas de las fotos de Palmera pudieron haber sido tomadas en casi cualquier ciudad moderna. En una, dos adolescentes están inclinados sobre dispositivos en la oscuridad, mientras la luz de la pantalla se refleja en sus rostros. En otra, una mujer se queda mirando su teléfono, los cables de los auriculares colgando. Adolescentes en ropa de colores pasan el tiempo en una plaza de la ciudad, conversando y escribiendo.

Foto: Giorgio Palmera

Pero hay señales inequívocas de la vieja y familiar Cuba, señales más asociadas con grandes automóviles de la década de 1950 y la arquitectura del siglo 19 que con teléfonos inteligentes y la Internet.

En la segunda foto, tres adultos jóvenes se sientan en un Chevrolet de fines de la década de 1950. Dos de ellos charlan informalmente, como pasando el tiempo un sábado por la noche; el otro, una mujer en el asiento delantero del pasajero, se concentra intensamente en su teléfono.

Una joven en La Habana charla con un amigo usando Wi-Fi. Foto: Giorgio Palmera

Por ahora, dice Palmera, los cubanos están usando Wi-Fi para hablar con sus familiares en Estados Unidos o en otras partes. Pero también han empezado a utilizar las redes sociales como Facebook y a crear sus propios blogs, como La joven Cuba, que cuenta con la colaboración de estudiantes universitarios.

Casi un año después de que apareciera Wi-Fi, Palmera todavía nota que existe un sentimiento de asombro.

Muchachas utilizan teléfonos inteligentes en La Habana. Foto: Giorgio Palmera

“Mis sentimientos volaron a la primera vez que yo y mis amigos estábamos descubriendo la Internet y los teléfonos inteligentes”, dijo el fotógrafo italiano Giorgio Palmera. “Los cubanos están actuando de la misma manera, con la gran diferencia de que nosotros tuvimos la oportunidad de expresar todas las emociones en lugares privados. Sin embargo, para los cubanos, todo esto se lleva a cabo en la plaza, la creación de un interesante y colorido teatro en vivo”.

Un joven cubano utiliza una computadora tablet en una barbería privada. Foto: Giorgio Palmera

La reciente mejoría en las relaciones entre Cuba y Estados Unidos ha provocado la conversación acerca de cómo el dinero norteamericano podría cambiar la política y la infraestructura de Cuba. ¿Estará teniendo la Wi-Fi el mismo efecto?

Palmera todavía está a la espera.

“La nueva capacidad de acceder a Internet podría ser un factor importante para la creación de una nueva generación cubana, capaz de hacer frente a los cambios, tomando lo mejor del capitalismo y del socialismo con el fin de crear su propio nuevo modelo económico”, dijo. “Tengamos esperanza”.

Foto: Giorgio Palmera
Foto: Giorgio Palmera

La gente explora la Internet en un nuevo centro cultural de La Habana. Foto: Giorgio Palmera

(Tomado de CNN)

*Giorgio Palmera es un fotógrafo con sede en Roma.

Traducción de Germán Piniella para Progreso Semanal