LA HABANA. En la esquina de Ayestarán y 20 de Mayo los tres muchachos que terminan de pintar un muro discuten sobre cuál es el celular que más volumen tiene. Los vecinos del Estadio Latinoamericano van a ser los anfitriones más entusiastas de los Tampa Bay. Donde hubo ayer aceras agrietadas hoy fragua el hormigón fresco, en tanto los edificios que tienen fachadas a la avenida reciben —cortesía del estado— una nueva mano de pintura. La Casa Grande del Cerro es, en síntesis un hormiguero: los electricistas reemplazan instalaciones eléctricas; los pintores tornan de un nuevo azul lo que ayer estaba opaco; humea el asfalto nuevo bajo las botas de la brigada de bacheo que convierte calles deterioradas en una pista de Fórmula 1.

—Ésto tiene que estar listo antes del 22 de Marzo, comenta Yunior, el muchacho a cargo del acceso a la puerta grande del right field— ¿Cómo? No sé. Aquí llevan más de un mes trabajando a full con la supervisión de los americanos, que están para que no metan forro.

Detrás de Yunior pasan vehículos cargados de arena nueva para el diamante y la hierba fresca que va a sustituir la de los jardines. Junto a él, Roberto, un viejo del barrio de Carraguao que se ha acercado también a fisgonear afirma que los Industriales no le ganan a los Tampa Bay. Tanto menos sin los Gourriel. Dice Yunior que lo importante no es quién gane o pierda, sino lo que pase después de juego.

IMG_20160302_151840

separador

IMG_20160302_152144

separador

IMG_20160302_152320

separador

IMG_20160302_152854

separador

Fotos: Carlos Ernesto Escalona Martí

Progreso Semanal/ Weekly autoriza la reproducción total o parcial de los artículos de nuestros periodistas siempre y cuando se identifique la fuente y el autor.

Sorry, comments are closed for this post.

Progreso Semanal, fundado por Francisco G. Aruca, es una publicación independiente con carácter progresista.
Editor: Álvaro Fernández
1602 Alton Road, Suite 28 Miami Beach, FL 33139.
Copyright © 2016 Progreso Weekly, Inc. Todos los derechos reservados