LA HABANA. “¡Musiquita, musiquita!”, anuncia Dj Neurys en cuanto sube a la tarima y toma el mando tras las máquinas. Desde Minneapolis llega Manny Bhefto pidiendo palmas: “¡Qué pasa Havana!”. Noche de viernes, Fábrica de Arte Cubano, Festival Les Voix Humaines.

Después del 17 de diciembre, es la primera vez que raperos estadounidenses y cubanos comparten escena. Como tantas otras cosas en los últimos tiempos, puede decirse que este es un momento histórico. “¡Siéntelooo!”, anima el Dj.

Atrás quedaron los duros ‘90, cuando empezaba a formarse el movimiento de hip hop en la Isla, y hasta Harry Belafonte intercedió por “los muchachos”, enseguida satanizados por sus letras contestatarias, lanzadas a la cara.

Todavía hay quien recuerda cómo hubo que “fajarse” para demostrar que el rap cubano era cubano, cómo los perseguidores de la “penetración cultural” del Norte les apuntaban con el dedo. Ahora queda claro, se notan las respectivas identidades, se cierra el círculo. “I’m so excited to be here tonight”, confiesa Tufawon, de Minnesota.

Por los altavoces pasa la música de Danay Suárez, Fifty Cent, Ruta 11, Bob Marley, Pesadilla, Michael Jackson… y la gente canta, baila, “le descarga”, según dicen por aquí. Los de Guámpara Music hacen un rap más caribeño, porque son santiagueros. “Afrocuban rap”, precisa Golpe Seko, dos que se multiplican en una familia, pues su bebé los espera en Santiago.

“Con todo mi negror”, entra Etián Brebaje Man, y aboga por la causa, sin ninguna modestia. “El hip hop cubano está bueno, caballeros; está sabroso, es positivo, uno libera tensión… El ambiente del rap cubano está bendecido, piensoyo, por las virtudes y los defectos de esta isla”.

US-Cuba Artist Exchange facilitó el camino hasta este concierto, de la mano de Yrak Sáenz (Doble Filo), devenido embajador cultural; y la antropóloga Melisa Rivière, quien ha estudiado el hip hop nacional durante años. Y fue una suerte, porque de un tiempo acá no había nada en cartelera.

“¿Quién dijo que el rap cubano estaba muerto?”, arengan los de Mano Armada. El tema Señales de humo lo envían a los compañeros allá lejos, en Estados Unidos: Aldo, Las Krudas, Silvito el Libre…

“¡Se formó el freestyle!”, grita alguien, y todos se lanzan a improvisar, disparando versos a una velocidad apenas inteligible. Es difícil captar algunas rimas en inglés, pero el flow funciona como una pulsión universal. “Run it, run it!”, “¡Mano arriba si sirvió!”.

Fotos: Carlos Ernesto Escalona (Kako)

Progreso Semanal/ Weekly autoriza la reproducción total o parcial de los artículos de nuestros periodistas siempre y cuando se identifique la fuente y el autor.

Leave a reply

Progreso Semanal, fundado por Francisco G. Aruca, es una publicación independiente con carácter progresista.
Editor: Álvaro Fernández
1602 Alton Road, Suite 28 Miami Beach, FL 33139.
Copyright © 2016 Progreso Weekly, Inc. Todos los derechos reservados