Lavrov esboza los planes de Rusia para comerciar con Latinoamérica

En un importante discurso este viernes (5 de junio), el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Viktorovich Lavrov, presentó al Concejo de Negocios del Ministerio del Exterior una plantilla de cómo Rusia planea negociar con Latinoamérica y el Caribe en términos económicos, y cómo los ejecutivos rusos de negocios deben implementar esa política. El Concejo debía reunirse después del discurso y desarrollar estrategias adecuadas, algunas de las cuales ya se redactan.

Debido a la significación del tema, Progreso Semanal ha traducido el discurso de Lavrov para publicarlo seguidamente. Las aclaraciones del traductor aparecen [entre corchetes].

Sergei Lavrov, a la derecha, se reúne con su Concejo de Negocios el viernes 5 de junio en Moscú.
Sergei Lavrov, a la derecha, se reúne con su Concejo de Negocios el viernes 5 de junio en Moscú.

Estimados colegas:

Gracias por responder a nuestra invitación de participar en esta reunión del Concejo de Negocios, el cual acordamos que estaría dedicado a las perspectivas de la cooperación de Rusia con los países de Latinoamérica y el Caribe, incluyendo las esferas de la inversión y la tecnológica.

Nuestro interés en esta región es coherente y de una naturaleza a largo plazo. Estamos a favor de una Latinoamérica políticamente coherente y económicamente estable, la cual se está estableciendo ahora como uno de los principales pilares del emergente orden mundial multipolar.

Notamos con satisfacción que los países [de Latinoamérica] buscan defender el legítimo lugar de la región en los asuntos del mundo sobre la base de la igualdad, balance de intereses y respeto mutuo. Apoyamos totalmente este rumbo.

Rusia no ve la región a través del prisma de la confrontación geopolítica con nadie –ni nosotros ni nuestros socios latinoamericanos estamos interesados en eso. El fortalecimiento de relaciones mutuamente beneficiosas con la región en todas las áreas es para nosotros, en sí mismo, valor suficiente.

Unas consideraciones antes del debate de hoy. Prácticamente. No hay duda de que en el futuro la tendencia continuará fortaleciendo y ampliando el impacto de la participación de la región latinoamericana en la política mundial y en la economía global.

Está claro que su desarrollo dinámico tendrá lugar teniendo como telón de fondo a la mayoría de los países desplazándose hacia un centrismo, su compromiso con un enfoque pragmático, sin atarse a ninguna ideología única e inclinándose solo hacia una “élite” de aliados en asuntos exteriores.

El potencial para el conflicto ha disminuido en la región; a la larga, no existen serios conflictos interestatales. Por el contrario, hay un interés en trabajar de conjunto para fortalecer el “hogar latinoamericano” en general, tanto por medio de la integración regional –Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños– como subregional.

En el último caso, las mejores perspectivas las brindan el Mercado Común Suramericano (Mercosur), la alianza del Pacífico, y el Sistema de Integración Centroamericano (SICA). Hay una búsqueda de formas para utilizar los mecanismos de integración regional a fin de estimular el desarrollo socioeconómico, incluso por medio de las relaciones ampliadas con socios de fuera de la región.

En años recientes, Rusia ha incrementado exitosamente el diálogo político con sus socios latinoamericanos. Nuestros enfoques de asuntos internacionales claves son muy similares. Estamos sólidamente a favor de la estricta observancia del derecho internacional, la solución de cualesquier problemas por medio de negociaciones multilaterales mientras se respeta la soberanía de todos los estados, sin interferencias en sus asuntos internos, presión o diktat.

Los países latinoamericanos están interesados genuinamente en expandir y diversificar su cooperación con Rusia, tanto en formatos bilaterales como multilaterales. Una vez más me convencí de eso durante un viaje por la región en marzo. En un número de países –como Argentina, Brasil, Venezuela, Cuba, Nicaragua y Ecuador– las relaciones han alcanzado o están alcanzando el nivel de una asociación estratégica.

Líderes del BRICS en una cumbre en Brasil en 2014. De izquierda a derecha: Vladimir Putin (Rusia), Narendra Modi (India), Dilma Rousseff (Brasil), Xi Jinping (China) y Jacob Zuma (Sudáfrica).
Líderes del BRICS en una cumbre en Brasil en 2014. De izquierda a derecha: Vladimir Putin (Rusia), Narendra Modi (India), Dilma Rousseff (Brasil), Xi Jinping (China) y Jacob Zuma (Sudáfrica).

Estamos trabajando estrechamente con Brasil en el bloque BRICS [Brasil, Rusia, India, China, Sudáfrica], el cual ha demostrado ser un participante influyente en el sistema de la gobernancia global. Como ustedes saben, en julio seremos anfitriones de la cumbre del BRICS en Ufa [Bashkortostán]. Rusia está fortaleciendo consistentemente el mecanismo del diálogo político y la cooperación con la CELAC. Estamos desarrollando relaciones con el Sistema de Integración Centroamericano. En marzo pedimos ser admitidos como observador extra regional en el SICA.

En años recientes, el volumen de comercio permaneció estable en unos $16 a 18 mil millones de dólares. Sin embargo, el alcance del comercio bilateral sigue siendo tradicional –dominado por materias primas y productos agrícolas. Aparentemente, la  tarea es la de dar pasos concretos para enfrentar la situación en el comercio y las relaciones económicas con los países de Latinoamérica y el Caribe. Creo que debemos dedicarnos primariamente a proyectos de cooperación a largo plazo en áreas en las que las posiciones de Rusia son fuertes tradicionalmente en términos de beneficios económicos para todos los participantes.

Es necesario hacer el uso máximo de la naturaleza complementaria de las economías de nuestras naciones, construir proyectos integrados de alta tecnología y cadenas de producción, incluyendo las áreas más populares como energía (de múltiples fuentes –petróleo y gas, hidráulica y nuclear), maquinaria, fundamentalmente ingeniería en aviones y helicópteros, infraestructura y transporte. Recientemente ha habido avances interesantes en el campo de los productos biofarmacéuticos y de tecnologías de la información.

Ejemplos exitosos de interacción incluyen la construcción de “alianzas tecnológicas” con Argentina y Brasil, la implementación  de proyectos en el área de energía nuclear pacífica con  Argentina y varios proyectos energéticos en Venezuela y Ecuador.

Por supuesto, no hay sustituto para el establecimiento de contactos directos entre nuestras comunidades de negocios. Buenas oportunidades para esto son las importantes plataformas para la discusión económica en Rusia, incluyendo el Foro Económico Internacional de St. Petersburgo. Este año, está programada la sección latinoamericana [dentro del foro]. Pienso que muchos de ustedes tendrán una participación activa en ella.

Mecanismos probados de interacción son las comisiones intergubernamentales y las comisiones de alto nivel. Yo consideraría importante hacer un mayor uso del potencial de los concejos de negocios, cámaras de comercio, el Comité Nacional para la Colaboración Económica con los países latinoamericanos. Hoy sería interesante escuchar las opiniones de los representantes de esas instituciones que están implicadas en esta reunión. También esperamos aprender más de primera mano acerca de la iniciativa de crear un foro permanente ruso-latinoamericano. Yo sé que ustedes lo han promovido activamente.

El enfoque debe ser la cooperación interregional. Su bases legal y contractual ya han sido creadas; hay ejemplos concretos de la implementación exitosa de proyectos mutuamente beneficiosos que implican a regiones rusas y latinoamericanas.

Un elemento esencial de cooperación es el contacto entre los mecanismos de integración regional y la Unión Económica Eurasiática (EAEC). Ya se ha avanzado en conversaciones acerca del borrador de un  memorando de cooperación para el comercio y asuntos económicos entre la EAEC y los países miembros del Mercado Común Suramericano (Mercosur).

Pienso que la reunión de hoy encontrará nuevas propuestas e iniciativas que contribuirán a ampliar las relaciones comerciales y económicas entre Rusia y los países de Latinoamérica y de la Cuenca del Caribe. Espero una vivaz y sustanciosa discusión.

Progreso Semanal/ Weekly autoriza la reproducción total o parcial de los artículos de nuestros periodistas siempre y cuando se identifique la fuente y el autor.

One Response to Lavrov esboza los planes de Rusia para comerciar con Latinoamérica

  1. Son muy buenos propositos, pero como sucede siempre todo lo bueno
    es malo para la democracia y los defensores de esta haran todo lo
    posible para que la gente siga en la miseria pero votando.

Progreso Semanal, fundado por Francisco G. Aruca, es una publicación independiente con carácter progresista.
Editor: Álvaro Fernández
1602 Alton Road, Suite 28 Miami Beach, FL 33139.
Copyright © 2016 Progreso Weekly, Inc. Todos los derechos reservados