Con el interés  de abordar desde diferentes puntos de vista las posibles implicaciones de la visita de algunos de los directivos de Google Ideas a Cuba en las semanas pasadas, Progreso Semanal se entrevistó con el ingeniero Karel Pérez Alejo, desarrollador web y profesor universitario. 

En estos días se ha estado comentando en algunos círculos cubanos la visita a Cuba que realizaran por segunda vez en menos de un año algunos miembros de Google. ¿Qué puedes hablarnos,  desde tu experiencia como desarrollador web, sobre las razones para este acercamiento de Google a Cuba y cuál puede ser su impacto ?

Yo creo que sería útil recapitular un poco: Google comenzó como una pequeñita empresa, en Silicon Valley, salida del mundo académico de Silicon Valley, donde dos muchachos que estaban haciendo estudios posdoctorales decidieron hacer un buscador en la época en la que ninguno de los buscadores daba una respuesta adecuada. Desarrollaron un algoritmo que hoy por hoy es uno de los algoritmos básicos de búsqueda y recuperación de información, que es el Page Rank y a partir de ahí empiezan a intentar capitalizar el negocio. Por supuesto, primero empiezan con capital de riesgo y con las donaciones de inversores de la época de la burbuja del .com, cuando todavía no tenían un producto definido. Hasta que llegan a un nivel superior en el que integran un producto de anuncios publicitarios que trabajan en dos vías: el Google Adwords, que ofrece una plataforma a los anunciantes para poner sus resultados en los buscadores; y el Google Adsense, donde proponen una plataforma de monetización a personas que tenían sitios web, para mostrar ahí anuncios. A partir de ahí comienzan a capitalizar lo que es la búsqueda. Cada búsqueda que hace cualquier usuario en Google es una búsqueda que está generándole ingresos, porque están mostrando en esos resultados anuncios publicitarios por los cuales alguien está pagando. Ellos logran entonces por primera vez, de una manera muy efectiva, valorizar o monetizar las búsquedas de información. Eso es lo básico.

Durante la etapa de desarrollo de Google, los inversores le piden designar o buscar un CEO (Chief Executive Officer) que tenga experiencia en Silicon Valley. Después de analizar varias opciones, entre las cuales por cierto estuvo Steve Jobs, se inclinan por Erick Schmidt, quien tuvo el gran logro de llevar a esta empresa, que tenía una muy fuerte competencia con Yahoo, Altavista, y otros buscadores, al nivel de una empresa de primer nivel global.

Google llega entonces a ese punto en que es una de las empresas de mayor poder y mayor alcance informático, donde ha diversificado mucho sus productos. Llega un punto también en el cual crean una cultura profesional en la que muchos de los especialistas –en Estados Unidos y en el mundo- de la rama ven a Google como uno de los mejores lugares para trabajar. Pero no ha diversificado su modo de ingreso. En este punto es relativamente frágil, porque casi el 89% de sus ingresos los obtiene solamente a partir de los anuncios publicitarios. Por lo tanto, si la mayoría de tus ingresos provienen de un solo producto, en el mundo tecnológico eres susceptible a que seas desbancado por otra tecnología – lo que se dice un killer aplication– que desbanque la forma en que se está haciendo el advertisement  en internet… por eso es que también entran en el mercado de los móviles, con Androids, haciéndole la competencia directa al Iphone. Por eso comienzan también a desarrollar otros proyectos que no solamente tienen que ver con las universidades sino con el sistema industrial, el aparato militar-industrial norteamericano. Uno de los más importantes en ese sentido es el desarrollo de vehículos que se manejen solos, que tiene una alta aplicación militar porque es la versión terrestre de un drone, así como otro muy vinculado con la robótica.

Además, Google es la empresa que mayor cantidad de información de los usuarios recopila y hay un punto donde ellos pueden estar muy interesados en que se mantenga el mercado de los buscadores porque a la vez que alguien entra en Google, y hace una pregunta, lo que está es diciendo qué le interesa, qué no conoce, cuál es su inquietud de información y en un momento determinado esa necesidad de información puede utilizarse  en sus propios productos.

Eso es, básicamente, la evolución de Google.

Hace como tres o cuatro años Erick Schmidt deja de ser el CEO, y lo asume Larry Page, uno de los muchachos fundadores de Google. Esto, por un lado, dice de la madurez que han alcanzado los dos creadores y fundadores, y por otro, deja también el espacio libre a Schmidt para hacer otras cosas. Ahora, ¿quién es Erick Schmidt?  De eso habla Julian Assange en su entrevista con Amy Goodman. Además de ser un empresario brillante, tiene estrechos y personales vínculos con el Departamento de Estado, y en particular con Hillary Clinton.

Hay otro personaje que se une a la empresa: Jared Cohen, quien había sido miembro del equipo de trabajo de la Secretaria de Estado Condoleeza Rice, y luego se mantiene con Hillary Clinton; y llegó a su punto más alto al desarrollar el 21st century statecraft, o cómo hacer la diplomacia con las tecnologías del siglo 21. De acuerdo con su perfil público, Jared Cohen es un especialista, en “antiterrorismo digital”, “promoción de la libertad de expresión”, “uso de las tecnologías por la sociedad civil”, y ha tenido experiencia en los Balcanes y el Medio Oriente en la promoción del uso de las tecnologías en el derrocamiento o el cambio de gobiernos en los países “en crisis”.

Por alguna razón, que puede ser cuando Hillary Clinton se retira del Departamento de Estado, Erick Schmidt acoge a Jared Cohen, y casi que le arma un “proyectico”, y le da un edificio en Nueva York  y le da el financiamiento para que pueda continuar haciendo las labores que venía realizando desde el Departamento de Estado. Se crea un brazo de investigación; aunque ellos dicen que va más allá, pues no se autodefinen como un tanque pensante (think tank), sino  como un think doer, es decir, que no solamente piensan sino también hacen. Esto se llamó Google Ideas.

En su sitio web oficial, Google Ideas describe sus proyectos principales. Entre ellos está proveer alojamiento gratuito a sitios web con la protección de toda la plataforma de Google, sin que sea vulnerable por parte de los gobiernos que quieran tumbar el sitio; el proyecto de dar internet a través de los aerostáticos a zonas de muy difícil acceso; o este último que tiene como propósito que la gente elabore de manera colaborativa sus propuestas de constitución, on line – dos de ellos cerrados para Cuba.

Google_Ideas_–_Google_Ideas_-_2015-03-26_08.14.36c

¿Qué tan importante es que Google haya venido a Cuba? 

A ver, mi opinión es, primero, que no vino Google; vino Google Ideas, y vino por segunda vez. Google Ideas, que está muy cercano al Departamento de Estado, y en particular a Hillary Clinton, quien es probable que se postule para la presidencia por el Partido Demócrata. ¿Por qué hago la distinción entre Google y Google Ideas? Porque en esas dos visitas al país no ha venido nadie con un enfoque tecnológico, y al parecer por lo que ha trascendido de las conversaciones que ha habido, no se ha hablado de tecnología sino de política tecnológica.

¿Qué le brinda Google a Cuba? Bueno, posiblemente hay un gesto que tuvieron, después de la primera visita, que fue abrir un navegador (Google Chrome), que es un servicio gratuito –hago la acotación, porque de todas formas  esta apertura, siendo como es un servicio gratuito,  no significa una relación comercial con el gobierno cubano, por lo que no entra dentro de las limitaciones del Departamento del Tesoro-; como mismo lo ofrece Mozilla, Apple o Microsoft. Por lo tanto era una limitación que no tenía sentido alguno.

Hay una cosa interesante con respecto al tema de las limitaciones de Google a Cuba. Hasta el año 2007… posiblemente 2009, uno de los dos paquetes de anuncios publicitarios de Google, el Google Adsense, estaba cerrado para Cuba; pero el Google Adwords –por el que tú pagabas a Google por tus anuncios- estaba abierto. Podría decirse que hasta el año 2009 cuando cierran también el acceso al Google Adwords, ellos estaban desatendiendo las prohibiciones establecidas por la OFAC con respecto a Cuba, al permitir que desde aquí pudiéramos utilizar su “servicio estrella”.  Por lo tanto, ellos han sido ambivalentes con respecto a qué abren y qué mantienen cerrado para Cuba. Otro ejemplo, el Google Analytics, también lo cerraron de un momento a otro. Ahora lo volvieron a abrir, pero uno se da cuenta que no lo hicieron completamente, o que no se han dado cuenta que tienen que abrirlo completo, porque aunque puedes acceder al servicio, no puedes descargar el reporte desde Cuba, tienes que entrar por un proxy. Es decir, que hay cierta desatención en el criterio que han estado manejando con respecto al acceso a los servicios de Google desde Cuba.

Pero eso no es Google Ideas. Sus proyectos están enfocados, en esencia, a la subversión  –a través del uso de la tecnología–  en países con problemas con la libertad de expresión, como ellos lo entienden. Desde el punto de vista de un porciento de los funcionarios del Departamento de Estado, y de algunos de los directivos de Google, Cuba podría ser el lugar ideal para aplicar los productos de Google Ideas: “publica tu sitio conmigo, para que el gobierno cubano no lo cierre”;  “navega por esta red protegida para que lo puedas hacer sin problemas”; “ponte a escribir la propuesta constitucional cubana”… Casi que lo que se está permitiendo con estas visitas es que haya un estudio sobre el terreno.

Ahora, en el caso de Google ¿hay algo nuevo que pueda ofrecer y que tenga un impacto marcado?  Bueno, el buscador, que es su producto más importante, está abierto. El servicio de correo Gmail está abierto. Las herramientas analíticas que utilizan los desarrolladores de web están abiertas en su mayoría. El comercio electrónico está cerrado, pero de todas formas nosotros no podemos hacer comercio electrónico.

En la práctica, Google no tiene casi nada que pudiera ofertar y que cambiara el entorno digital y la informatización de la sociedad cubana. Soy de la opinión que, incluso antes de acercarse a ellos, podríamos hacerlo a productos similares desarrollados por los aliados estratégicos de Cuba en el área de las telecomunicaciones, que son Rusia y China.

Por ejemplo, si se fuera a hacer un buscador cubano, y se necesitara transferencia de tecnología, no hay por qué acercarse directamente a Google, cuando todo el mundo sabe que sus intenciones no son totalmente claras. Es mejor dirigirse a alguno de esos dos países, donde hay un desarrollo tecnológico fuerte. Yo no veo nada que Google pueda brindar, que impacte drásticamente.

¿No crees que alguien pudiera considerar que estás siendo un poco paranoico con el tema de Google?

Mira, yo soy desarrollador web, e instalo Google Analytics en todos los sitios que he desarrollado. Sé que le estoy dando información a Google, pero ellos de todas maneras la tienen, a través del análisis del tráfico cubano. Sin embargo, es una herramienta gratuita que te alivia mucho en cuanto a la capacidad y estructura que tendría que generarse en Cuba para hacer ese mismo análisis, y yo soy partidario de instalarlo, justamente por eso.

Pero no podemos ser ingenuos, sobre todo en este caso de la visita de Google Ideas. Sería muy diferente si en lugar de sus directivos, hubieran venido los de Google Glass, o los de Google Map. Pero, justamente, no fue el ala técnica de Google quien vino, fue el ala política, que es una extensión del Departamento de Estado. Si fuera con Yahoo Ideas sería el mismo criterio, porque no son cuestiones técnicas lo que les interesa. Te repito, no se puede ser ingenuo.

Progreso Semanal/ Weekly autoriza la reproducción total o parcial de los artículos de nuestros periodistas siempre y cuando se identifique la fuente y el autor.

9 Responses to Google Ideas no es Google

  1. Con el mayor respeto a Karel, pero creo que el artículo está demasiado politizado y subvalorado lo que Google puede representar, no para Cuba, sino para la informatización de nuestro país. En principio concuerdo que Google no es imprescindible, primero por ser una compañía extranjera que no viene en nombre de Dios a llevarnos al paraíso, no se puede perder de vista que es una empresa comercial con sus intereses, buenos o malos, pero que responden a sus necesidades. Partiendo de ese punto, entonces hay que sentarse a analizar en que podemos colaborar, que servicio pueden ofrecernos, en que nos beneficia, etc.

    Hay algo que si concuerdo con Karel, y es que a Cuba ha venido Google Ideas, y no otras ramas más técnicas. Entonces me salta una pregunta: por qué las autoridades cubanas han aceptado dar pasos con Google Ideas y con departamentos que creo que aportarían más a la informatización de Cuba? como por ejemplo Fiber, Android, Maps, Plus? Entonces más que preocuparme el interés de Google Idea por entrar en Cuba, me preocupa por que Cuba permite que entre!!

    Ahora, con lo que no estoy de acuerdo es la subvaloración que se le da a Google. Negar la importancia de Google en el mundo actual es absurdo, más si lo está haciendo un desarrollador de software. Bueno, malo o regular, más de la mitad de los servicios, modelos de negocio, desarrollo de software, etc como existe hoy en el planeta, ha estado influenciado en mayor o menor medida por ideas, herramientas o servicios de Google. El mismo entrevista utiliza Analytics, pero además de eso, hay otros muchísimos servicios de Google que si no imprescindibles, si que ayudan en el desarrollo de la informatización del mundo moderno. De hecho, Analytics tiene alternativas, incluso de Software Libre, que si Karel no quiere tener nada que ver con Google las puede utilizar y no depender de la gran G. Por supuesto Analytics es mucho más práctica y no tiene que hostear el servicio, Google se encarga de eso.

    Pero me asombra que un desarrollador de software diga eso, cuando lo mejor que nos ofrece Google es code.google.com donde se alojan miles de proyectos de software de código abierto muy útiles para diversas ramas de la informática. Sin embargo, este servicio ha estado cerrado para Cuba y Karel no lo menciona. Discutiendo el tema con un empleado de Google me explica las razones: “Neil Fraser Mar 13, 2015+1

    +Hédel Nuñez Bolívar code.google.com has some projects that use encryption, so the US state department ordered the entire site blocked. No idea how GitHub gets around this.” (https://plus.google.com/u/0/photos/+Larrypress/albums/6120942717076236385/6120942719385926978?pid=6120942719385926978&oid=114528586908817727732) Entonces, no es que Google quiera bloquear a Cuba, es que el Dpto. de Estado los obliga porque hay código de encriptación que no quieren que Cuba obtenga.

    Android ha venido a destronar a Windows como el sistema operativo omnipresente, aunque aún en las computadoras personales sigue predominando el producto de Microsoft, ya la mayor navegación en Internet, a nivel global se realiza desde dispositivos móviles con Android. Chrome OS está tenindo un alto impacto también en las ventas de portátiles restandole aún más protagonismo a Windows. Si no queremos los sistemas de Google, perfecto, tenemos Nova, pero que pasa con Nova? por qué aún no acaba de aterrizar? (http://eltoque.com/texto/la-super-nova-cubana-que-sigue-en-el-espacio)

    No menciona Karel tampoco que hay servicios, como Gmail, que Google no bloquea, pero que entidades cubanas si. El comercio electrónico no lo podemos utilizar por limitaciones en nuestras políticas de informatización, por atrasos tecnológicos nuestros, no por Google.

    En fin, que la visita de Google Ideas no nos quite el sueño Karel, lo que tenemos que desvelarnos por nuestras políticas de informatización.

    • Hola Hedel
      Primero que todo muchas gracias por el comentario. De acuerdo contigo en casi todo. Desgraciadamente no sé dar entrevistas, hay muchas cosas que se me quedan “colgadas”.
      Confieso que entre los motivos de la entrevista están mi uso y abuso de los productos de Google y tal vez que me haya leído y rumiado alguna información sobre Google y su división Ideas. Pero no creo ser un “experto” en el tema.
      Me pareció excelente la selección del título para la entrevista: Google no es Google Ideas. Creo que resume la intención de la entrevista. Que es justo desmarcar, a mi criterio, la visita de la institución política financiada por Google de la empresa en sí. Claro, incluso la posible desmarcación podría resultar falaz desde esta orilla.
      Lo que sí deja claro Assange en la entrevista citada y ampliada en el libro “When Google met Wikileaks” (http://www.orbooks.com/catalog/when-google-met-wikileaks/) es el nexo de Schmidt con Hillary y de Cohen con el Departamento de Estado.
      Si se toma en cuenta esto, uff, habría que tener cuidado con las intenciones de Google Ideas y no tomarlas sólo por el lado tecnológico.

      Hay par de asuntos que quedan en el aire. Intento ampliarlos.
      El primero relacionado con el segundo:
      “En la práctica, Google no tiene casi nada que pudiera ofertar y que cambiara el entorno digital y la informatización de la sociedad cubana.”
      Me temo que es una afirmación primero, muy personal, segundo, a riesgo de ser absolutista. Y me tomo el tercer riesgo de ampliar la oración.
      En mi opinión muy personal, debido al retraso que hemos tenido en la adopción y desarollo de las TICs, creo que el primer paso implica la transferencia tecnológica, priorizada incluso por sobre la adopción de productos empaquetados. Nuestros desarrolladores creo que deberían entender, moler y zapatear las tecnologías en sí (cloud processing, data warehousing and management, frameworks, mobile techs, etc) para, sobre el conocimiento adquirido, emprender (negrita en emprender).
      Si nos movemos directo al salto de uso del producto empaquetado, nos autoliminamos un eslabón de la cadena.
      Ahora intento enlazar esto con Google. Salvo el buscador, que no tiene comparación y está años por delante de su competidor directo (Bing), no veo producto de Google que sea único, que no esté transferible y “molible” en el patio.
      Me permito ejemplificar:
      Google Maps – Open Street Maps
      Analytics – Piwik
      Gmail – (agregar n tecnologías acá)
      Chrome – Mozillla
      code.google – github (por cierto, ya el Google Code está cerrado: http://google-opensource.blogspot.jp/2015/03/farewell-to-google-code.html )
      incluso Adsense/Adwords: Revive AdServer

      Entonces, Google no es la vía única para desarrollar, tenemos opciones disponibles para adoptar, y sobre ellas aprender y desarrollar.
      Vuelvo a pensar, y no encuentro (por favor, ayuda con esto) una aplicación/tecnología/solución en la cual Google pudiera ser “disruptiva” en el desarollo de la sociedad de la información cubana, a nivel de país y que no implicara la posible hipotecación a futuro.
      Como emprendedor que me creo, también me gustaría participar en la creación de un producto o servicio que se convirtiera en un “killer app” y que pudiera sostenerse, sin la intención de ser comprado. Y en esto me fijo mucho en la historia de Twitter y en su justa posición con respecto a Google (ver episodio en el cual no renegociaron la data que alimentaba el Google Realtime).

      Si a nivel de país, estamos comenzando las negociaciones con USA, podríamos aplicar el mítico concepto de “mejor malo conocido” y enfocarnos, en el sentido tecnológico a los pertners que ya tenemos: Rusia y China. Ambos tienen fuertes comunidades de desarrollo, con Rusia tenemos un historial de intercambio pedagógico y de conocimiento y China tiene incluso el know how productivo (Designed by [poner marca aquí], manufactured in China).

      Hasta ahí el intento de ampliar. Repito, no soy especialista, sí alguien que emitió sus criterios en una entrevista. Aceptados, sugeridos, agradecidos los criterios diferentes, que es un tema poliédrico.

      • Jeje, que chiquito es el mundo!! yo te sigo por Twitter, pero no te conocía. Primero: mucho gusto! Segundo: gracias por tu respuesta.
        Al tema:
        Evidentemente es tú opinión tan válida y con tanto peso como la de cualquier otro. En el fondo yo estoy de acuerdo con tu discurso, sólo que me parece que a veces eres demasiado pesimista en el asunto 🙂
        El título del artículo si está bien puesto, y ese precisamente creo que es el tema central que debe tener nuestro debate. A mi (y esta es mi opinión personal) no me parece mal sentarse a negociar con Google, como tampoco estaría mal negociar con empresas rusas, chinas o incluso, otras empresas norteamericanas. Pero entonces viene el punto donde coincido contigo, pero lo veo desde otro ángulo: si Google Ideas no es Google, que hace Google Ideas en Cuba?? No culpo a Google ni a Google Ideas porque ellos están haciendo su trabajo, yo cuestiono a la parte cubana que acepta sentarse en la mesa aún sabiendo la razón de ser de Google Ideas y no le dice a Google: oye, con G. Ideas no, con Google Fiber y con Search.
        De acuerdo contigo en que los productos y servicios de Google no tienen porqué hipotecar nuestro futuro tecnológico. Pero vuelvo al mismo ángulo anterior: Google no tiene la culpa!! Google quiere vender lo suyo!! Entonces, por qué las autoridades cubanas se sientan con una empresa extranjera antes de con los emprendendores nacionales??
        Tú eres un profesional del ramo, yo también; no te gustaría que nosotros, los profesionales cubanos tuviésemos nuestras propias start-up en el país? y que nosotros pudieramos aportar al desarrollo de las IT en nuestro país? Por qué se reunen con una empresa extranjera y no con nosotros? No tenemos empresas privadas por nuestros principios, pero al final, el país se está abriendo al capital extranjero de empresas privadas foráneas… no sería más lógico incentivar el desarrollo de empresas nacionales (estatales y/o privadas)??

        Comparto tu visión del asunto, pero a mi no me preocupa Google Ideas, porque ellos hacen lo suyo, ese es su negocio. A mi lo que me preocupa es que las autoridades cubanas le dejen hacer ‘lo suyo’ dentro de nuestro país. Por eso, tú llamas la atención sobre Google Ideas, yo llamo la atención sobre nuestras autoridades y nuestras políticas de informatización.

        • Comparto mucho tu opinion al respecto Hedel entorno a las politicas del gobierno, que a mi criterio considero que son mas propaganda de aperturas(o de piernas abiertas) que acciones y negocios concretos en si. Lo cierto es que se habla mucho de aperturas, pero en pesimas condiciones de beneficio y libertad economica. Mientras que los cubanos(los que viven en Cuba), sean tratados como mano de obra barata a merced del gobierno, y sin éste tener en cuenta su espiritu y posibilidades de emprendimiento, Cuba continuara teniendo la misma crisis que ha tenido impregnada durante ya bastante tiempo. Pareciera como si el cubano emprendedor, el independiente, el osado, fuese considerado un peligro para los intereses del gobierno. Es por esto que en muchos planos somos ignorados por completo, no podemos ser duenos de nada ni comerciar de maneria directa con nadie(a gran escala). Esta concepcion se extrapola tambien a otros sectores como la sociedad civil, la politica, etcetera; y mas en estos momentos donde ya se estan teniendo varios dialogos sobre temas de Derechos Humanos con autoridades norteamericanas y hasta es posible que en la venidera Cumbre de las Americas. Esto simplemente nos hace preguntarnos, Por que no puede existir en Cuba un debate entre el gobierno y las personas que en materia de libertades y derechos humanos tienen discrepancias con el mismo? Creen que la solucion sera dialogar con extranjeros, poniendo trabas de respeto a la “soberania nacional” cuando tenemos ya en Cuba Personas con ideas que pudieran generar un debate sumamente productivo y a “Puertas Abiertas” para que toda la poblacion, incluso aquella que solo esta estancada a ver el mundo desde la perspectiva de Cubavision y TelesurTV. Yo creo que la solucion ya esta aqui… y su numbre es “11 millones de cubanos”. Saludos y gracias

          • @reyneraguero:disqus entiendo tu punto de vista, pero creo que es saludable quedarnos en el argot técnico, yo soy ingeniero no sociólogo ni político, eso se lo dejo a otros especialistas que conocen mejor del tema 😉

      • Karel, me quedé conectado 😉
        sólo una cosita:
        que Google entre a Cuba no quiere decir que estemos anclándonos a sus productos y servicios, pueden ser un condimento más de la salsa, pero pueden entrar muchos más. Pero una vez más, eso no es responsabilidad de ellos, es nuestra que tenemos que valorar hasta dónde y como asimilamos una tecnología. Sobre todo porque en Cuba tenemos una larga tradición de ‘exclusividad’, con nuestras empresas únicas centralizadas: ETECSA, Cubataxi, Transtur, etc. Google tiene muchos productos que no es que tengamos que adoptar en Cuba, pero que pueden ser una plataforma de negocios, estoy pensando, por ejemplo, en Android! Pero eso no quita que se trabaje con otras plataformas también.
        Sobre ‘moler las tecnologías’, 100% contigo … pero tenemos en Cuba soporte para eso? Las limitaciones de hardware son comprensible, pero, y nuestro capital humano? cuando se habla de informatización en Cuba todo el mundo salta a pedir Internet, y sin quitarle el valor lógico de la conectividad, yo pregunto: y los servicios? que bola con los servicios?
        Estamos de acuerdo que los desarrolladores cubanos tienen que ‘moler’ esas tecnologías, pero dónde está el ‘cloud’ cubano donde podamos hacer pruebas? Tú desarrollas webs, por cuantos webhostings has pasado? alguno cubano? con cuantos problemas, novedades y retos técnicos no has chocado a la hora de configurar un dominio o un VPS? alguna vez te pasó con un servicio en Cuba? Socio, por mi experiencia en la UCI yo pensé que sabía algo de gestión de servicios, pero cuando llegué a Europa y choqué con la realidad, uf, estaba en pañales!!
        Por eso vuelvo al punto: Google no es el problema, el problema está en Cuba!!
        Ejemplifico:
        – cuantos productos de software de la UCI se han aplicado a la sociedad cubana en los 12,5 años que tiene el campus?
        – se habla mucho de código abierto, cuantos proyectos de código abierto han aportado las universidades y las empresas cubanas? los hay, pero muy pocos, por qué?
        – por qué no tenemos los desarrolladores cubanos un ‘github’ criollo? ah, claro, es más importante clonar Wikipedia y duplicar esfuerzos… acaso nadie le explico a Iroel que inventar la rueda ya no es un buen negocio? Nadie ha pensado que esos colaboradores de Ecured pueden aportar su tiempo y conocimiento a Wikipedia y hacer llegar los temas cubanos a muchísimos más lectores de todo el planeta, porque seamos sinceros… quien fuera de Cuba conoce Ecured?
        – OpenStreetMap? perfecto! yo soy colaborador del proyecto, cuántas instituciones en Cuba lo hacen? GeoCuba sin quitarle su mérito, es una empresa de la FAR, no creo que su objetivo sea facilitar geodatos al público. Pero ya no sólo colaborar, pregunto, cuantas instituciones cubanas utilizan OSM en lugar de Google Maps? Entonces, no es que nos hipotequemos con GMaps, es que nos estamos regalando
        – hosting, dominios, cloud, data warehouse … dónde están??? hay que seguir esperando donaciones? Noooo!! que le dejen a los emprendedores cubanos armar sus empresas y verás como aparecen inversores… Negocio redondo: los profesionales no se fuesen de Cuba (o al menos no con los números actuales), renovación del parque tecnológico (permitiendo a nuevas generaciones de profesionales familiarizarse lo nuevo), se pagarían los respectivos impuestos al estado y todo el mundo contento.

        bueno, tremenda muela, pero vuelvo a repetir: google no!! las autoridades cubanas!!! 🙂

        Ah!: lo de Google Ideas lo sé por ti, no conocía la división, gracias 😉

  2. Hedel: Creo que no se
    trata de “politizar” o no “politizar” Eso es desviar la atención de lo realmente importante
    ¿por qué acusarlo de
    “politizar” el asunto si estamos ante un rama de un empresa que ha
    venido a Cuba con clarísimo fines políticos?.Decir que se está
    “politizando” el asunto es caer justamente es esa ingenuidad de la
    que alerta Karel.

    • ya le comentaba a @iroko537:disqus, si la rama de la empresa tiene clarísimo fines políticos, por qué las autoridades cubanas se sientan en la mesa con esa rama y no con una técnica?

¿Cuales piensa usted son las probabilidades que a Trump lo acusen (impeach) en 2018?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

Progreso Semanal, fundado por Francisco G. Aruca, es una publicación independiente con carácter progresista.
Editor: Álvaro Fernández
1602 Alton Road, Suite 28 Miami Beach, FL 33139.
Copyright © 2016 Progreso Weekly, Inc. Todos los derechos reservados