Escribe Fidel en primera persona, con habilidad para deslizar el futuro, con indicios más que con afirmaciones. Su más reciente artículo disfraza, en el estilo de una crónica, un plan de futuro y una narrativa lógica y coherente con los procesos que no ha protagonizado.

Mucho se ha especulado sobre la demora suya en recibir a los cinco agentes cubanos recientemente excarcelados. Incluso se le mató, se le desahució, se le declaró en estado vegetativo. Una vez más la prensa de Miami y sus acólitos pagados tuvieron que vivir con el sabor amargo de un deseo no cumplido. Al mismo tiempo hubo periodistas, cubanos, que dijeron que cuando estuvo Maradona, el pasado enero, fue recibido por el Comandante junto a los Cinco. Incluso sé de redacciones que esperaron las fotos hasta último minuto.

Tanto el encuentro como el artículo que lo narra forman parte de una estrategia de posicionamiento público de los Cinco para “tareas futuras”. No es casualidad que participara del encuentro Alejandro Castro Espín, quien en sus recientes apariciones públicas ha devenido en portavoz de los procesos de transición que vive la Isla desde un compromiso con la continuidad del proyecto social iniciado en 1959.

Tampoco es casualidad que Fidel escribiera “Ninguno de los Cinco Héroes realizó sus tareas en busca de aplausos, premio o gloria. Recibieron sus honrosos títulos porque no lo buscaron”, frase que recuerda, en su antítesis, aquella de “La miel del poder por el cual no conocieron sacrificio alguno, despertó en ellos ambiciones que los condujeron a un papel indigno. El enemigo externo se llenó de ilusiones con ellos” al referirse a la destitución de Carlos Lage y Felipe Pérez Roque en 2009.

Los dos párrafos, en su diferencia, hablan de méritos y lealtades. Si para los segundos el “poder” llegó sin sacrificio alguno, los Cinco no necesitan demostrar su compromiso con el proyecto socialista. Su ascenso a cargos no admitiría cuestionamiento alguno, el aval de lealtad los precede, de ahí que lo que hace Fidel al decir que no buscaban “aplauso, premio o gloria” es señalar que el espacio futuro que ocupen lo detentarán por mérito propio.

De lo que se habla en este artículo es de capital político. Es innegable que los Cinco cuentan con un aval de prestigio y lealtad indiscutibles. Fernando González y Gerardo Hernández son graduados del Instituto Superior de Relaciones Internacionales; Ramón es economista y Antonio, ingeniero. René es instructor de vuelos.  Cuentan con preparación y conocimientos, una segunda lengua -el inglés-  y visibilidad internacional.

Esto es importante para Cuba. Después de Fidel y Raúl, el aparato gubernamental no cuenta con rostros de visibilidad suficiente, Los Cinco combinan el simbolismo del proceso cubano, su fidelidad al modelo social con suficiente reconocimiento internacional, además de pertenecer a una generación nacida con la Revolución. El proceso legal al que fueron sometidos, injusto y amañado, llegó a conocerse a nivel global y su liberación fue trendingtopic. La imagen romántica de los barbudos simbolizando la rebeldía puede tener su continuidad en el rostro afable de estos luchadores, que además se conecta con el espíritu conciliador y de resistencia que encarnó Nelson Mandela. Cuyo simbolismo no es menor en la hora actual de Cuba.

Otro dato a tener en cuenta es que el pasado 24 de febrero les fue impuesto el título de Héroe de la República de Cuba, de manos del Presidente cubano, Raúl Castro; cuatro días después se reúnen oficialmente con Fidel, como parte de una bien pensada estrategia de proyección simbólica de sus figuras. No podemos olvidar tampoco que el X Pleno del Comité anunció, el día anterior, una nueva Ley Electoral.

El más críptico párrafo del texto es el más esclarecedor: “Ayer, en lo inmediato, quería intercambiar con los Cinco Héroes. Durante cinco horas ese fue el tema. Dispongo desde ayer, afortunadamente, del tiempo suficiente para solicitarles que inviertan una parte de su inmenso prestigio en algo que será sumamente útil a nuestro pueblo”.

“Algo sumamente útil” es una manera de sugerir la proyección pública de los Cinco hacia cargos de responsabilidad en el aparato gubernamental de la Isla. Los próximos cambios anunciados en la Ley Electoral, de los cuales solo puede darse por seguro la limitación de mandatos, constituyen un marco apropiado para que los agentes liberados ocupen puestos en la Asamblea Nacional y en instituciones de representación internacional. De hecho, Fernando es ya vicepresidente el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, antesala de posibles responsabilidades diplomáticas en un futuro.

Ante el proceso de conciliación que vivirá la Isla en los próximos años y los cambios vertiginosos que se avecinan, los Cinco pudieran convertirse en elemento de cohesión nacionalista. Lejos de esquemas restrictivos, al ascender a cargos públicos contarían con el respeto internacional y la simpatía de la aplastante mayoría del pueblo cubano.

Cinco horas y 73 días después los Cinco, junto a Fidel, hablan en futuro.

Progreso Semanal/ Weekly autoriza la reproducción total o parcial de los artículos de nuestros periodistas siempre y cuando se identifique la fuente y el autor.

3 Responses to Cinco horas y 73 días después

  1. Pobre artículo y pronóstico. Cuenta 18 meses a partir del 17D. A ver si a mediados del año 2016, alguien en Cuba (o en el mundo) se va a acordar de los 5.

  2. Ufff, qué asco! Cómo se puede escribir de esta forma tan repugnante desde la libertad? Esto no forma parte del Granma? Uff, asquito, náuseas…

  3. Cuando paso lo de Alan Gross, yo comente con algunos socios sobre esa misma posibilidad. En ese entonces me decian que los 5 no eran presidenciables, a lo que conteste “todavia no, ya lo seran”. El tiempo demostro que el gobierno cubano no invirtio ese enorme capital politico y simbolico en la liberacion de los 5, unicamente para hacer valer el principio patriota de nunca abandonar al companero de lucha, no solo porque el rescate es un deber, siempre existio el convencimiwbto de que el sacrificio de ellos se debia premiar con la confiaza. En lo personal, nadie mejor qur ellos para protagonizar la transicion a un socialismo diferente y mas cubano que nunca. Capital cultural tienen para ello. Basta con releer sus alegatos de defensa, especialmente el de Rene y Gerardo. Hay otros en Cuba que estan muy bien preparados para ese momento, pero lis 5 regresaron para eso. Y que bien.

¿Cuales piensa usted son las probabilidades que a Trump lo acusen (impeach) en 2018?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

Progreso Semanal, fundado por Francisco G. Aruca, es una publicación independiente con carácter progresista.
Editor: Álvaro Fernández
1602 Alton Road, Suite 28 Miami Beach, FL 33139.
Copyright © 2016 Progreso Weekly, Inc. Todos los derechos reservados