A la espera de la decisión del presidente Obama

NUEVA YORK – Podría suceder en cualquier instante, quizás esta misma semana, pero hasta el momento de escribir esta columna eran solo especulaciones, ya que la Casa Blanca no había hecho ningún anuncio oficial. Me refiero, por supuesto, a la aparente decisión del presidente Obama de, al fin, actuar por su cuenta con respecto a inmigración ante la inacción del Congreso.

Tal parece que, después de todo, Obama pudiera haber encontrado el coraje para hacer lo que debió haber hecho hace mucho tiempo: ofrecer un alivio a la situación legal de millones de indocumentados. No está claro cuántos serían los beneficiados, aunque se habla de cinco millones.

No deja de tener gracia que desde que comenzaron a circular los rumores de la decisión de Obama, los republicanos, rabiosos en su impotencia, hayan estado teniendo, para decirlo en buen cubano, una gran perreta colectiva.

El presidente, si ejerce una acción ejecutiva, “está jugando con fuego, y cuando uno juega con fuego, uno se quema”, declaró con cara de circunstancias el líder de la mayoría republicana en la Cámara de Representantes, John Boehner. No es que nadie se lo tome muy en serio porque, aparte de que su inacción es lo que ha forzado a Obama a actuar, no importa lo que digan él y sus congéneres, el presidente estaría ejerciendo un poder legítimo utilizado 39 veces en los últimos 60 años por 11 de sus predecesores, incluyendo nada menos que a George W. Bush y a esa eternamente sonriente deidad del olimpo conservador, Ronald Reagan.

De acuerdo a lo que se ha reportado hasta hoy, el plan de Obama consta de 10 acciones ejecutivas, aunque las principales son las que están encaminadas a evitar la separación de familias. Dicho plan permitiría que los padres de ciudadanos estadounidenses y residentes legales permanezcan en el país, así como los padres de los inmigrantes indocumentados que hayan llegado a EE.UU. cuando eran niños.

Estas medidas protegerían contra la deportación a más de 4.5 millones de personas.
Asimismo, se eliminaría el mal llamado programa Comunidades Seguras, responsable de la deportación de cientos de miles de inmigrantes.

“No olvidemos que todo esto son solo rumores hasta ahora y que no hay nada claro”, advirtió el escritor y miembro de la facultad del Center for Latino Policy Research en la Universidad de California en Berkeley, Roberto Lovato. “Podría tratarse de un balón de ensayo de la Casa Blanca. Los grupos de derechos de los inmigrantes tienen que mantener la guardia y el radar en alto”.

No obstante Lovato piensa que “algo” va a suceder antes de que termine el año aunque advierte que una acción tímida y poco generosa por parte del presidente “no dejaría satisfechos a los latinos y a la comunidad inmigrante”.

Lovato no cree que Obama vaya a actuar –si es que al fin lo hace— movido por una bondad hasta ahora desconocida, sino por la necesidad desesperada de los demócratas de reparar sus relaciones con la comunidad hispana antes de los comicios presidenciales de 2016. Sin el voto latino, los demócratas pueden despedirse de cualquier aspiración de ocupar nuevamente la Casa Blanca.

“Los latinos se han distanciado del Partido Demócrata por la política de deportaciones de Obama y sus promesas incumplidas”, afirmó Lovato. “Obama está intentando decirles que los quiere para ganárselos nuevamente”.

Obras son amores, señor presidente, y no buenas razones.

albor.ruiz@aol.com

Progreso Semanal/ Weekly autoriza la reproducción total o parcial de los artículos de nuestros periodistas siempre y cuando se identifique la fuente y el autor.

One Response to A la espera de la decisión del presidente Obama

  1. AL FIN OCURRIO….OBAMA SE PUSO LOS PANTALONES. YA QUE EMPEZO, DEBIA DE INMEDIATO CONTINUAR, CAMBIANDO A GROSS POR LOS 3 CUBANOS PRESOS, SIN PARAR BORRAR A CUBA DE LA LISTA NEGRA Y LIBERAR LOS VIAJES DE NORTEAMERICANOS A CUBA….. PODRIA SUCEDER….????? VEREMOS, EN DOS ANOS PUEDEN PASAR MUCHAS COSAS…..

Encuesta: ¿Cómo describiría al Presidente Donald Trump?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

Progreso Semanal, fundado por Francisco G. Aruca, es una publicación independiente con carácter progresista.
Editor: Álvaro Fernández
1602 Alton Road, Suite 28 Miami Beach, FL 33139.
Copyright © 2016 Progreso Weekly, Inc. Todos los derechos reservados