Conducta impropia de un diplomático

LA HABANA – Hace unos veinte años oí hablar de Lecce por primera vez a un amigo italiano, profesor de Filosofía, de aquella antigua ciudad de Otranto, en el talón mismo de la bota que forma la Península Itálica, vieja villa de cuyos encantos vivía orgulloso.

No pude evitar recordarlo cuando me llegó un mensaje el pasado 26 de agosto, que recoge una información publicada en el diario local Lecce News 24, reportando unas declaraciones de Mons. Bruno Musaró (*), nuncio apostólico de la Santa Sede en Cuba, en una misa al aire libre celebrada en el poblado de Vignacastrisi.

Ahorro palabras en detallar la carga de distorsión, la especulación sesgada y el tono despectivo utilizado hacia la realidad de la sociedad cubana y la inculpación injuriosa y ofensiva a las autoridades políticas ante las cuales se supone que el autor realiza un ejercicio diplomático. Son simplemente indicativas de una postura adversa en extremo; ese extremo que conocemos y que ni siquiera deja espacio a la discusión. Me cuento entre los que piensan que cada cual es libre de formarse opiniones, por tendenciosas y deformadas que sean, y de no callarlas. Pero no ignoro que esto podría ser incompatible con el desempeño de algunas responsabilidades oficiales.

El hecho es que han pasado ya diez días de esas declaraciones sin que se sepa de respaldo ni de desautorización desde la Secretaría de Estado del Vaticano, o de cualquier otra instancia competente, si la hubiere, ni de desmentido o de retractación por parte del aludido, ni de respuesta de la cancillería cubana ante las inauditas palabras atribuidas al nuncio Musaró.

Tampoco se han pronunciado, que se sepa, los obispos cubanos, aunque esto es más comprensible. Formalmente se trata de un asunto de relaciones entre los dos Estados y se diría que no les compete interceder, aunque seguramente tienen opiniones, e imagino que también libertad para expresarlas. El silencio por parte de las autoridades cubanas puedo interpretarlo como el gesto de dar un margen a rectificación de lo que normalmente supondría una expulsión del embajador, y me pregunto si nuestros obispos lo entenderán también así.

Lo cierto es que el nuncio no ha regresado a la Isla, donde tiene tres años en el cargo, al cual fue designado por Benedicto XVI, y donde dijo, según la nota aludida, que «espera estar cuando el régimen socialista haya terminado». Me parece lamentable para los católicos cubanos que sea alguien tan negativamente parcializado, en cuanto a la realidad y los destinos de Cuba, quien tenga la misión de asesorar al pontífice para decidir la sucesión del arzobispo de La Habana, próximo a la jubilación.

separador

(*) Mons. Bruno Musaró, nuncio apostólico en Cuba, ha dicho que «sólo la libertad puede darle esperanza al pueblo cubano». Después de celebrar Misa en el parque San Pío de Pietrelcina, de la localidad italiana de Vignacastrisi, el nuncio se refirió, según un diario local, a «las condiciones de absoluta pobreza y degradación humana y derechos civiles en la que vive el pueblo cubano, víctima de una dictadura socialista que lo mantiene subyugado desde hace 56 años». «Para esta gente, la única esperanza de una vida mejor es escapar de la isla», afirmó el nuncio, citado por Lecce News24. (Fragmento tomado de Agencias/InfoCatólica)

Foto de portada: La Virgen de la Caridad del Cobre fue colocada en los Jardines Vaticanos en la zona cercana a la Campana del Jubileo. Asistieron a la ceremonia 10 obispos cubanos. Durante el acto se rezó una oración y el cardenal Tarcisio Bertone, ex secretario del Estado Vaticano, se dirigió a los presentes.

Progreso Semanal/ Weekly autoriza la reproducción total o parcial de los artículos de nuestros periodistas siempre y cuando se identifique la fuente y el autor.

8 Responses to Conducta impropia de un diplomático

  1. La religion cristiana siempre se ha caracterizado por su intolerancia.
    Esa intolerancia hundio al imperio romano a solo un siglo de aceptar
    esa religion como la religion del imperio, despues de hundir el imperio
    dedicaron todo un milenio a las mayores barbaridades conocidas por
    la humanidad, da espanto solo mencionar la Santa Inquisicion o el
    Santo Oficio con millones de víctimas en los llamados Actos de Fe.

    La historia de la cristiandad en la epoca moderna ha tenido cambios
    de forma pero no de objetivos haciendo alianzas con las peores
    causas contra los pueblos del mundo, basta mencionar Hitler o las
    guerras coloniales incluyendo Vietnan como gran ejemplo, ademas
    su apoyo a la aventura de conquista del Medio Oriente, donde el
    Vaticano se quita la careta y pide el bombardeo de Iraq.

    No es necesario tocar el aspecto moral de la conducta de sus mas
    destacados miembros que ejercen el sacerdocio, sencillamente la
    situacion se acepta en occidente solo por el papel de la religion en
    el esquema de dominacion de la sociedad.

    No seria raro Musaro convenciera al Papa Don Francisco apoyar
    los bombardeos cristianaos democraticos sobre Cuba sobre las
    bases de que no tienen ninguna familia allí.

    Y seria capaz de hacerlo a no dudar porque se le sale el desprecio
    que siente por el pueblo cubano, algo muy bien pagado en el
    mundo occidental.

  2. Quien crea que la Iglesia Católica va a cambiar por Bergoglio, o Francisco, (lo conocí un poco en Argentina trabajando en una villa, ni idea de quien era, hasta que lo vi por tv, que era obispo,no se nada de esos cargos). Bergoglio hizo su “carrera” en Argentina, inteligente por cierto. Es un homre inteligente, muy culto, no se le puede quitar. También muy político, no hay que olvidar.Y simpático el cura.
    La Iglesia como institución necesitaba cambios rápidos, iba perdiendo “adiencia”, digamos, Bergoglio era el candidato mejor.
    Justamente acaba de terminar la conferencia de los “tercermundistas” y le enviaron a Francisco una carta muy buena, tampoco ellos creen que Francisco sea la solución, pero es tan difícil cambiar casi 2000 años de “basura” dentro del Vaticano, como creer que vamos a cambiar el mundo capitalista con panfletos.
    Ahora, este monseñor debe vivir en un palacete, no como Francisco y desconoce la situación de la mayoría de los italianos, la pobreza, la desesperación, y todo lo que trae esta sociedad que vivimos.
    Cuba no es un paraíso, no lo es por estar en este planeta y no en el cielo.
    Yo defenderé la revolución cubana, esa que vi nacer cuando era niña, la que de jovencita me llevó a
    querer transformar el mundo.
    Lo que veo hoy, es que en Cuba la Iglesia católica está trepando rápidamente, está arraigandose, y eso es peligroso para Cuba o cualquier otro país. Cuba debe ser laica, no perder algo tan importante.
    Por lo demás creo que se deben respetar todos los credos, en casa, en la iglesia, NO en el Estado.
    Yo no confío en Francisco. Una de las causas es que Él tiene en su poder, en el Vaticano, documentos realcionados con la iglesia y la dictadura. Si Él abre esos archivos, quizás, se encuentren hijos de los desaparecidos durante la dictadura y la colaboración de la iglesia.
    Hasta el momento se hace el tonto, no dice nada. Esta información la sabemos todos y el la sabía también ahora está confirmado, que nos ayude a encontrar nuestros hijos, el tiempo pasa y no somos eternos.
    Por supuesto que sabe lo que este monseñor ha dicho, pero calla. El que calla otorga.
    Por último Jesús predicaba por las calles, no tenía iglesias, mujeres y hombres por igual. Repartiendo lo que tenía con los mas necesitados, siempre al lado del pobre, del pueblo.
    Primer comunista sin manifesto de Marx.(al menos conocido). Jesús hombre era un peligro para la sociedad de esos tiempos, una amenaza para el imperio romano y la jerarquía escleciastica del judaísmo, termió en la cruz.
    Cuidado con los religiosos, son lobos vestidos de ovejas.

Encuesta de Progreso Semanal

¿Cree usted que el Gobierno Cubano debería extender la vigencia del pasaporte cubano a 10 años sin necesidad de prorrogarlo cada dos años?

Cargando ... Cargando ...

Progreso Semanal, fundado por Francisco G. Aruca, es una publicación independiente con carácter progresista.
Editor: Álvaro Fernández
1602 Alton Road, Suite 28 Miami Beach, FL 33139.
Copyright © 2016 Progreso Weekly, Inc. Todos los derechos reservados