Obama en Miami: Presencia ambivalente

Los batistianos ultraconservadores de Miami (valga la redundancia) están insatisfechos con Obama.

En las recepciones que le dieron el viernes pasado no oyeron el “¡Viva Cuba libre!” que otros presidentes estadounidenses han gritado durante visitas al sur de la Florida, ni una promesa de enviar la Infantería de Marina a invadir Cuba.

Entre líneas, el mensaje de Obama era que "el problema cubano debe ser solucionado por los cubanos, no por otros".
Entre líneas, el mensaje de Obama era que “el problema cubano debe ser solucionado por los cubanos, no por otros”.

Tampoco dijo Obama que apretaría más las tuercas hasta que la economía cubana “chillara,” como amenazó Nixon en 1970 con relación a la economía chilena.

En su lugar, Obama reconoció que han ocurrido cambios en Cuba y que Estados Unidos debe seguir actualizando sus políticas hacia La Habana. Además, expresó que esas políticas –implantadas hace medio siglo– ya no tienen sentido en el contexto del mundo actual.

Las palabras que el presidente pronunciara mientras recaudaba dinero para el Partido Demócrata fueron tibias. Y eso es lo que defraudó y molestó a sus anfitriones del “exilio histórico”, muchos de quienes ya están rezongando.

Entre líneas, el mensaje de Obama era que “el problema cubano debe ser solucionado por los cubanos, no por otros”.

Ciertos aspectos de la visita de Obama a Miami me han llamado la atención y me explican por qué los “ultras” han quedado preocupados.

1. Los reportajes noticiosos no contienen citas directas de Obama. Quizás a solicitud de la Casa Blanca, las declaraciones del presidente han sido parafraseadas por las agencias de noticias pero no publicadas como citas directas. Las paráfrasis más circuladas fueron expresadas por los anfitriones de Obama y por los oposicionistas presentes.

Eso le permite a Obama en el futuro negar o cuestionar la exactitud de sus propias palabras, lo que la CIA en la década del ’60 designara como “negación plausible”.

2. La Casa Blanca no ha dado mayor publicidad a las declaraciones del presidente en Miami. Yo escribo esto el domingo 10, después de verificar que el sitio electrónico de la casa presidencial no contiene una transcripción de sus palabras allá, aunque sí publica transcripciones de otras declaraciones en otras ciudades durante el fin de semana. Es como si Obama no quisiera ser citado literalmente en esta oportunidad.

3. La Casa Blanca tampoco ha diseminado fotografías de su reunión con líderes de la comunidad batistiana o de la oposición en Cuba. Por lo general, horas después de un evento presidencial, la oficina de Relaciones Públicas de la Casa Blanca reparte una montaña de fotos y videos a diarios, agencias de noticias y medios audiovisuales. Las únicas fotos que yo he visto hasta ahora fueron distribuidas por Radio-TV Martí e individuos invitados a la recepción.

4. Hablando de fotos, tampoco he visto fotos de Obama en el Versailles, bebiendo un cafecito o comiendo un pastelito, debajo de un sombrero de guajiro. Tal vez no quiera ser identificado demasiado con sus anfitriones. Y eso es lo que a ellos los tiene molestos.

Es cierto que la Casa Blanca podría diseminar las transcripciones y fotos en el futuro, pero ya no tendrían un impacto inmediato. Serían lo que los periodistas llaman “fiambre”.

Lo que los batistianos temen ahora es que Obama –habiendo cumplido su mandato presidencial– tome pasos temerarios para mejorar las relaciones Washington-La Habana y les dé la espalda, para beneficio del pueblo de Cuba.

A veces, las apariencias engañan.

Emilio Paz es un periodista que, aunque no cubano, es un asiduo observador de la situación en Cuba.

Temas:

Artículos relacionados

2 Responses to Obama en Miami: Presencia ambivalente

  1. POR FAVOR PORQUE DICES BATISTIANOS Y NO HABLAS DE LA NUEVA DICTADURA COMUNISTA ,NI MENCONAS A ESOS DICIDENTES POR SU NOMBRE ,NI PONES ESA DIMINUTA FOTO CON EL PRESIDENTE , YA SE ,ESO SE LLAMA CENSURA MODERNA Y TERGIBERSAR

  2. con todo respeto puedes llamar por su nombre las personas presentes y decir lo que le solicitaron al presidente . eso seria bueno ,le daria a este articulo mayor seriedad

¿Cuales piensa usted son las probabilidades que a Trump lo acusen (impeach) en 2018?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

Progreso Semanal, fundado por Francisco G. Aruca, es una publicación independiente con carácter progresista.
Editor: Álvaro Fernández
1602 Alton Road, Suite 28 Miami Beach, FL 33139.
Copyright © 2018 Progreso Weekly, Inc. Todos los derechos reservados