Otros 47 000 sin trabajo en Miami, gracias a Ileana y Marco

eeuu-cierre-gobiernoWMIAMI (2 de octubre) – Hay otras 47 000 personas sin trabajo hoy en las áreas de Miami-Fort Lauderdale debido al cierre del gobierno de EE.UU. Todos son empleados del gobierno federal. Y aunque solo representan un poquito más de dos por ciento de la fuerza de trabajo del Sur de la Florida, el gran número de personas reales les da a ustedes una idea de las posibilidades que hay si continúa esta irresponsable acción creada por miembros del Congreso de EE.UU..

Y comienzo a propósito con nuestro impacto local. Demasiados de  nosotros tendemos a creer que esto es solo una cosa de Washington. No es así. También, los 47 000 que menciono son en realidad empleados del gobierno. ¿Y qué de los ancianos que dependen de que sus cheques lleguen a tiempo –digamos, medicina?)

“El cierre  del gobierno federal ha enviado a casa hasta 770 000 empleados, ha retrasado el pago a 1,3 millones de trabajadores ‘esenciales’ adicionales y ha finiquitado varias funciones gubernamentales”, dice Brad Plumer, bloguero de The Washington Post.

Sin embargo, esos mismos miembros del Congreso que juegan a la politiquería no parecen estar muy preocupados por ellos mismos. Aunque el gobierno federal les paga, esos miembros del Congreso recibirán su cheque –a tiempo. NO están afectados por el cierre.

John Lyly, escritor inglés, dijo una vez que todo vale en la guerra y el amor. EE.UU. aún estaba por descubrir cuando él hizo esa declaración, si no pudiera haber agregado “y el capricho de los miembros del Congreso”.

“¿Cuán grande s el impacto que esto tendrá? En una nota de investigación del martes, los analistas de J.P. Morgan estimaron que las licencias federales reducirán el ingreso nacional en un total de $1,3 mil millones a la semana. Como resultado, el cierre podría rebajar 0,12 por ciento semanal del PIB del cuarto trimestre. Ese pronóstico no incluye las repercusiones en el sector privado o la mella en la confianza económica, que son más difíciles de cuantificar”, dijo Plumer.

Todo esto tiene lugar porque hay un grupo, en su mayoría republicanos, que quieren eliminar Obamacare, cuyo verdadero nombre es Ley de Cuidados Asequibles (ACA). Menciono a ACA por una buena razón. Y si ustedes pinchan en el vínculo al final, verán un breve fragmento del programa de TV de Jimmy Kimmel donde él hace unas entrevistas y pregunta si prefieren Obamacare o la Ley de Cuidados Asequibles (que son la misma cosa). Por cierto, una vez que lo hayan visto, comprenderán por qué da la razón a Winston Churchill, quien dijo: “El  mejor argumento en contra de la democracia es una conversación de cinco minutos con el elector promedio”.

Así que la mayoría de los miembros republicanos del Congreso, incluyendo a nuestros propios Ileana Ros-Lehtinen y Marco Rubio, no quieren a Obamacare. Por eso están dispuestos a permitir que los norteamericanos sufran por medio de un cierre del gobierno y todas sus consecuencias. Fíjense que no menciono a Mario Díaz-Balart. The Miami Herald reportó que “Díaz-Balart fue uno de los 12 republicanos que se opusieron al tercer intento de la Cámara de Representantes por socavar a Obamacare… Nueve demócratas se pasaron de bando y votaron por el plan de la Cámara.

Pienso que lo  más interesante fue que aunque los Ros-Lehtinen y los Rubio del Congreso de EE.UU. nos guían a través de este camino desconocido, peligroso y egoísta, un gran número de personas en este país están mostrando un interés en Obamacare. Lean cómo lo describen Ezra Klein y Evan Soltas, columnistas de The Washington Post: “Así que por una parte, Washington fue cerrado porque los republicanos no quieren Obamacare. Por otra, Obamacare casi fue cerrado porque tantos norteamericanos quieren Obamacare”.

Puedo atestiguar  el hecho de que he estado tratando de conectarme infructuosamente desde ayer con el intercambio de proveedores de atención médica creado por ACA. Reuters estima que tan solo el primer día recibió más de 10 millones de visitas. Estoy seguro que a medida que pasen los días será más fácil conectarse.

Lo que debe notarse es lo contrario de lo que nos dicen los miembros del Congreso, mayoritariamente republicanos. Sí hay un gran interés en ACA. ¿O es en Obamacare? Cualquiera que sea el nombre, también nos demuestra la desesperación que siente la mayoría de los norteamericanos cuando se trata de la atención médica y el seguro que necesitamos para cubrirnos –porque tarde o temprano llega, cuando nos toca enfrentarnos al tema de la salud.

Por supuesto, a la señora Ros-Lehtinen y al señor Rubio no les importa en lo absoluto. Ellos están cubiertos por el programa que se ofrece a miembros del Congreso, que es muy diferente al nuestro… y que no es afectado por el cierre del gobierno.

 

 

One Response to Otros 47 000 sin trabajo en Miami, gracias a Ileana y Marco

Leave a reply

Progreso Semanal, fundado por Francisco G. Aruca, es una publicación independiente con carácter progresista.
Editor: Álvaro Fernández
1602 Alton Road, Suite 28 Miami Beach, FL 33139.
Copyright © 2016 Progreso Weekly, Inc. Todos los derechos reservados